Así no podrá sumar afuera

El arquero Villalba se apresta a tapar el penal de Godoy. Una jugada clave en la noche de Morteros

Alumni terminó jugando con dos hombres más en Morteros, pero ni siquiera pudo llegar a un empate que se le negó ante un penal errado por Godoy. Perdió 3-1 frente a Tiro Federal y sumó así su segunda derrota como visitante

El arquero Villalba se apresta a tapar el penal de Godoy. Una jugada clave en la noche de Morteros
El arquero Villalba se apresta a tapar el penal de Godoy. Una jugada clave en la noche de Morteros

Escribe: Federico Gazzoli

Ni siquiera la incidencia de terminar jugando con dos hombres más fue motivo suficiente para que Alumni se trajera al menos un punto de su visita a Tiro Federal de Morteros.

Tras un segundo tiempo en el que fue claro dominador, producto de las dos expulsiones que sufrió el local, el elenco villamariense tuvo la chance de llegar al empate en un penal, pero su goleador, Marcos Godoy, no estuvo fino para rematar y dejó en las manos del arquero rival la posibilidad de llegar a la igualdad.

Godoy se preparó para disparar el penal con confianza y parecía que todo iba a cambiar desde allí, pero esta vez, el delantero pasó de “héroe a  villano”
Godoy se preparó para disparar el penal con confianza y parecía que todo iba a cambiar desde allí, pero esta vez, el delantero pasó de “héroe a villano”

El resultado adverso de 3-1 para los dirigidos por Lautaro Trullet estuvo marcado por un comienzo y un final del partido en el que sus dirigidos fallaron, dejando así escapar la posibilidad de volverse con algo a casa.

Rápidamente el dueño de casa se mostró protagonista en su estreno como local y a los 3’ obligó a la reacción de Ronco, quien tapó abajo y contra el palo izquierdo un cabezazo de Hesar.

Ese sufrimiento inicial fue producto del cúmulo de imprecisiones que fue Alumni durante los primeros minutos, perdiendo constantemente el balón ante la agobiante presión que implementaban los mediocampistas de Tiro.

Sumado a eso, Rey era doblegado constantemente por el lateral izquierdo de la defensa villamariense y por ese sector, gracias mayormente a Maximiliano López, los dirigidos por Gerardo Acuña generaban las acciones más interesantes.

Mientras tanto, lo mejor de un Alumni -que sufría en defensa- se veía cada vez que Bolatti se soltaba de la línea de volantes y se juntaba para jugar con Acosta, quien a los 14’ metió un zurdazo que fue tapado por Villalba.

Parecía que el “Fortinero” tendría las armas necesarias para intentar sorprender y ponerse en ventaja, pero a los 25’ recibió el primer cachetazo de la noche. En un córner de Morales desde la derecha, la defensa rechazó corto, el balón quedó boyando cerca del punto penal y allí Nahuel Cainelli metió un violento zurdazo que dejó a Ronco sin respuestas y sirvió para poner al local en ventaja.

 

La reacción

El gol local fue el golpe que necesitó Alumni para meterse definitivamente en el juego y poco después de pasar a perder el encuentro, tuvo su momento de recuperación. Se jugaba 31’ cuando, tras una asistencia de Quiroga desde el centro a la derecha, Herrera ingresó al área por derecha con balón dominado, metió centro rasante que superó a Villalba y encontró al “Pistolero” Godoy, quien con todo el arco a su merced sólo tuvo que empujar el esférico para anotar el 1-1.

La cosa estaba igualada y todo hacía suponer que con el empate el “Fortinero” tomaría las riendas del juego, pero poco antes del final de la parte inicial volvió a sufrir un nuevo revés. Bolatti perdió cerca de la mitad de la cancha y le cedió la pelota a Ceresole, quien luego de tirarle un caño a Yocca se metió al área por la izquierda y ante un estático Ronco definió de zurda entre las piernas del uno para poner el encuentro 2-1.

Se fue el primer tiempo y, con toda la segunda parte por delante, Alumni debería recuperar la calma para salir nuevamente a revertir la historia que hasta ese momento lo tenía como perdedor ante un equipo que con poco se las arregló para lastimarlo mucho.

En el inicio del segundo tiempo los de Trullet volvieron a estar imprecisos y, si no fuera porque López tardó una eternidad en definir y Ronco despejó sobre la línea, rápidamente Tiro Federal habría ampliado la diferencia a su favor.

Pero el dueño de casa sufrió a los 19’ la expulsión de su zaguero Luis Meyer por doble amarilla y desde ese instante la brújula del cotejo volvió a cambiar. Es que, con un hombre de más, el entrenador alumnista sacó a Rey, para pasar a defender con tres hombres y puso a Joel Vargas con la clara intención de ir a buscar, al menos, el empate.

La superioridad numérica hizo que Alumni se adelantara en el terreno de juego y comenzara a hacer los méritos para llegar a la anhelada igualdad, pero su falta de precisión a la hora de definir las jugadas que generó lo privó de alcanzar esa premisa.

Sobre la media hora el portero Villalba tapó mano a mano con Godoy y a los 34’ se produjo una jugada clave que el elenco villamariense no supo aprovechar. Aloi se metió al área con pelota dominada, Morales lo derribó y el árbitro pitó penal para encender la llama de la esperanza “Albirroja”, más teniendo en cuenta que el autor de la infracción fue amonestado y por protestar vio la segunda cartulina de ese color, lo que generó la consecuente expulsión que dejó al local con dos hombres menos. Desde los doces pasos se paró Godoy, pero el “Pistolero” se excedió en confianza y remató suave a la derecha de un Villalba que tapó abajo y en el rebote volvió a ahogarle el grito de gol al experimentado delantero.

Lo cierto es que Alumni desperdició una inmejorable oportunidad, ya que la sensación de muchos era que si lo empataba, el equipo de Trullet terminaría ganando el duelo.

Sin embargo, el penal marrado terminó siendo la última chance clara para llegar al empate y en un descuido Tiro Federal le dio cifras definitivas al encuentro cuando se jugaba el primer minuto de descuento. En un contragolpe, Ceresole se metió al área por la izquierda y definió contra el palo derecho de Ronco para establecer el 3-1 definitivo.

Así fue como Alumni se terminó volviendo con las manos vacías de Morteros y, tras un triunfo contra Racing que generó muchas ilusiones, volvió a perder como visitante, al igual que en Río Cuarto. Ahora deberá trabajar mucho para no volver a cometer esos errores que, de reiterarse, seguramente generarán que no pueda prenderse nunca definitivamente en la lucha por clasificar.

 

La figura: Leonel Ceresole

Cuando su equipo no encontraba el rumbo y era doblegado por Alumni, el habilidoso volante por izquierda se las ingenió para doblegar a la defensa rival y anotar dos goles muy importantes. El arquero Villalba también tuvo buenas intervenciones, con penal atajado a Godoy.

 

El árbitro

Regular actuación. Fiel a su estilo polémico, el cordobés César Ceballo generó las constantes protestas del equipo local, ante algunos fallos en los que Tiro Federal fue perjudicado. Se equivocó de bando en varias ocasiones a la hora de pitar infracciones. Bien en el penal para Alumni.

 

Raymonda dijo presente rápidamente

A pesar de la mala noche, una buena noticia tuvo Alumni con el regreso tempranero de Santiago Raymonda.

El experimentado volante había pedido unos días para viajar a Rosario y se especulaba con que su ausencia podía abarcar no sólo el partido de anoche, sino también el del domingo, ante Las Palmas. Pero finalmente Raymonda se encargó rápido de sus cuestiones personales y viajó a Morteros. Estuvo en el banco y entró en el segundo tiempo.

 

Print Friendly, PDF & Email