Asumió Negretti y Gill dijo que «lo que viene será mejor»

También asumieron en el equipo conductor Gloria Vadori y Elizabeth Theiler, como decanas de institutos. El intendente electo sostuvo que ayer finalizó la etapa de crecimiento y se inició la de desarrollo

Tanto el rector saliente como el nuevo resultaron muy aplaudidos por los asistentes al acto. En la imagen se los ve con sus respectivos compañeros de fórmulas
Tanto el rector saliente como el nuevo resultaron muy aplaudidos por los asistentes al acto. En la imagen se los ve con sus respectivos compañeros de fórmulas
En la ceremonia desarrollada en el flamante auditorio del Campus hubo distinciones para diversos integrantes de la comunidad educativa. El acto duró tres horas
En la ceremonia desarrollada en el flamante auditorio del Campus hubo distinciones para diversos integrantes de la comunidad educativa. El acto duró tres horas

Fin de una época en la Universidad Nacional de Villa María, la que tuvo las características que le imprimió el ahora intendente electo Martín Gill: ayer, en un acto de tres horas desarrollado en el auditorio ubicado en el Campus universitario, asumió la fórmula Luis Negretti – Aldo Paredes, para conducir en los próximos cuatro años los destinos de la casa.

Cecilia Conci, la vicerrectora que terminó encabezando la institución a partir de la licencia tomada por Martín Gill para ejercer como secretario de Políticas Universitarias y diputado nacional, aseguró que todo el equipo tuvo “gran vocación de servicio” y que pusieron el bien común por encima de los objetivos particulares.

En tanto, el flamante rector Luis Negretti confesó que su “mayor anhelo es representar dignamente a todos y a cada uno” de los que integran la comunidad universitaria y remarcó que “la gestión tiene sentido como posibilidad de acción y como lugar para hacer y proponer a partir de la deliberación, la discusión pública y plural para el logro de consensos y propuestas superadoras”.

Consideró que con su equipo serán “medios e instrumentos al servicio” de los demás y evaluó que deben prepararse “para responder y hacerlo de manera creativa e innovadora”. Les dijo a los graduados que la entidad será siempre de ellos, por lo que “no deben esperar invitaciones” y a los estudiantes les pidió que no sólo transiten las aulas, sino también que formen parte de equipos de investigación, de voluntariado, de recreación y demás. A los docentes, por su lado, les sugirió que “realicemos una revisión de algunas de nuestras prácticas” y al mismo revindicó sus roles frente al aula.

Tanto Negretti como el rector saliente Martín Gill resultaron muy aplaudidos por la gran concurrencia: por momentos fueron ovacionados, lo que hace presumir que uno llega y el otro se retira con enorme consenso, más allá de estar en un ámbito que les es familiar.

Gill indicó que con Cecilia Conci y equipo estuvieron al frente de una etapa que fue de crecimiento y aseguró estar “convencido” de que la misma terminó ayer y se inició la de “desarrollo”.

En ese marco repasó la historia de su gestión de ocho años: incorporación de la sede del Rectorado (en calle Entre Ríos), “últimos retoques a una gran obra como fue la Biblioteca llevada adelante por la gestión de Carlos (Domínguez), culminación de la sede de Extensión, impulso del desafío de contar con los laboratorios, políticas en materia de infraestructura como tener un comedor, residencias universitarias, de aportar a la infraestructura del lugar en energía, saneamiento, pavimento, caminos, cordón cuneta, lo que nos vinculara definitivamente a la ciudad”. También habló del “auditorio magnífico” en que ayer se desarrollo el acto y dijo que en el contexto de todo esto se siguió siempre trabajando “para lo que viene”. “Desde esta semana se inician las tareas para las sedes de Villa del Rosario y las de más aulas e institutos de investigación en el Campus”, ejemplificó.

Luego hizo hincapié en la expansión territorial, señalando que la Universidad se llama como se llama “pero no es para Villa María”, aspirando “a que cada persona de nuestra región la sienta como propia”.

También citó los desafíos de “llegar a Córdoba con carreras que no existían en la universidad pública de Córdoba” y de “explorar Deán Funes, Villa del Rosario, San Francisco, Villa Dolores y algunas experiencias temporales como en Noetinger, llevando por primera vez una carrera universitaria pública a una pequeña localidad del Departamento Unión”.

En cuanto a lo hecho desde la Secretaría de Bienestar recordó cuando Negretti, por entonces a cargo de la misma, impulsó el comedor y le contó que se calculaba que iba a demandar 60 raciones por día, lo que despertó risas en el auditorio, al quedar lejos de la realidad: “Hoy estamos cerca de 1.000 raciones diarias en algunas jornadas”, puntualizó.

Precisó que casi 100 chicos de distintos lugares del país viven en las residencias del Campus y que las políticas de becas permiten estimular el estudio.

Además, valoró la creación del área de salud, que -aseveró- hace que se esté cerca de la persona, y reivindicó el deporte, remarcando que el viernes con el fútbol la casa se coronó campeona.

Hubo mención para Eduvim, “que lidera el mercado editorial en Argentina” y rescató que se está por abrir la quinta librería universitaria, esta vez en San Francisco.

Asimismo, habló de la Secretaría de Comunicación, apuntado a sus nuevas dimensiones: “Ahora vamos a poder disfrutar del Centro Integrado de Medios, que significará la segunda revolución de la comunicación en Villa María”, reseñando que la primera ocurrió en la década del 60 cuando nació el primer canal de cable del país; la segunda será ahora “con el primer canal técnico de alta definición que verá la luz seguramente en pocos meses”.

Subrayó, además, lo académico, dijo que se centraron en políticas para promover y ampliar el curso de admisión, intervenir en la orientación vocacional y rescatar programas de apoyo al estudiante en su trayecto “porque la universidad no puede ser una puerta giratoria, hay que acompañar en el proyecto formativo para que la persona pueda graduarse”.

“La universidad le pertenece a la comunidad”, no a quienes están adentro, concluyó.

 

La historia de Celeste

Llegó años atrás a la ciudad mediante el “Abra Pampa”, un programa de escuelas de fronteras. Gill y Negretti la fueron a buscar a la Terminal. La mujer vivía en una condición muy precaria, estudió, no sin dificultades, acompañada por el Club Argentino de Servicios y meses atrás se graduó como docente en Lengua y Literatura. Hoy ejerce en el sur del país. Es la historia que eligió contar -entre centenares y centenares- el intendente electo Martín Gill ayer en su discurso.

 

 

LAS CIFRAS

3 MIL

LOS PROFESIONALES QUE ORIGINO LA CASA

 

650 LOS DOCENTES

EN LA ACTUALIDAD. AL ASUMIR GILL HABIA 444

 

260 LOS NO DOCENTES

EN LA ACTUALIDAD. AL ASUMIR GILL HABIA 132

 

300 MILLONES DE PESOS

EL PRESUPUESTO EJECUTADO ESTE AÑO SUPERARA ESE MONTO. ERA DE 25 MILLONES EN 2007.

Print Friendly, PDF & Email