Audiovisuales en escuelas rurales

Omar Barberis, de Extensión, junto a la inspectora zonal Patricia Accastello en la firma del acuerdo

Se firmó un convenio entre Extensión de la UNVM y la Inspección Zonal 3210 para plasmar actividades relacionadas con la producción audiovisual en las escuelas 20 de Junio, Fray Justo Santa María de Oro, Libertad y Constancio Vigil

Omar Barberis, de Extensión, junto a la inspectora zonal Patricia Accastello en la firma del acuerdo
Omar Barberis, de Extensión, junto a la inspectora zonal Patricia Accastello en la firma del acuerdo

Ayer por la mañana se firmó un protocolo de trabajo entre el Instituto de Extensión de la UNVM y la Inspección Zonal 3210 de nuestra ciudad para que se puedan implementar talleres audiovisuales en escuelas rurales de la región.

El acuerdo permitirá que el proyecto denominado “Mirá lo que veo”, a cargo de las licenciadas Lucrecia Rassetto y María Eugenia Fiorenza, se desarrolle en los centros educativos 20 de Junio, Fray Justo Santa María de Oro, Libertad y Constancio Vigil.

En dicha instancia participaron el director de Extensión, Omar Barberis, la directora de Desarrollo Social y Cultural del Instituto, Adriana Rochetti, y la inspectora zonal, Patricia Accastello.

Una oportunidad

cultural y ciudadana

En rueda de prensa, los funcionarios señalaron que “las propuestas de producción audiovisual son una oportunidad cultural y ciudadana para fomentar la toma de la palabra de niños y jóvenes, que mayoritariamente ocupan las pantallas y noticias cuando se trata de mostrarlos estigmatizados y violentos o victimizados y vulnerables. El trabajo de realización audiovisual les permite problematizar su realidad, analizar sus causas, idear soluciones; expresar sus opiniones, puntos de vista o inquietudes; movilizar la tarea creativa, promover el trabajo en grupo, favorecer el sentido de pertenencia y fomentar responsabilidad frente a la comunidad. Este proceso de expresión y reapropiación de su imagen necesita, por un lado, de un aprendizaje técnico y, por otro, de un trabajo de fortalecimiento de las propias capacidades creativas”.

Según comentó Rassetto, en cada establecimiento se dictarán, de manera simultánea, talleres de animación, fotografía y documental. “Serán prácticas intensivas que se extenderán aproximadamente tres meses con el objetivo de poder realizar al menos una producción de muestra”, indicó.

Consultada sobre sus trabajos anteriores con niños y adolescentes, en el proyecto de extensión universitaria “Un minuto por mis derechos”, precisó: “Es muy interesante trabajar con los chicos porque no tienen los prejuicios y las concepciones a veces mercantilistas de los grandes. Son como más puros”.

Print Friendly, PDF & Email