Bautista Rivera fue campeón en Italia

Bautista, en el centro de la foto, posa con el trofeo en sus manos

El joven polista villamariense participó de su primer torneo en aquel país, adonde emigró hace pocas semanas para competir en esta temporada. Lo singular fue que en la final enfrentó a su hermano mayor, Fernando

El polista villamariense Bautista Rivera ganó el pasado domingo su primer torneo en Europa, al participar en el “Polo degli Ulivien la región de Publia, al sur de Italia.

Lo curioso y particular de este éxito, es que en la final, se enfrentó a otro equipo donde jugaba su hermano mayor, Fernando “Twetty” Rivera. El equipo de Bautista terminó ganando 5 a 4 y fue justamente este villamariense el autor del gol de la victoria.

El torneo se jugó en el nuevo Club Amateur “Horse Club Piana degli Ulivi”, y la convocatoria tuvo como objetivo mejorar y promover el juego del Polo, en esta región de Italia, que cuenta con excelencia gastronómica y es muy receptiva al turismo.

El torneo contó con la presencia de seis clubes, y se desarrolló con reglas especiales porque se trataba de un campeonato para difundir la actividad. Si bien los equipos tuvieron jugadores de 0-4 de hándicap,  se disputó en una cancha más chica, con tres integrantes por escuadra (en lugar de cuatro) y con una bocha diferente a la habitual, ya que se usó una pelota de fútbol número 1.

El equipo campeón estuvo integrado por Marco Visconti, Joaquín Bossignon y el villamariense Bautista Rivera del equipo Alquimia, en un torneo que se disputó entre los olivos, según detalla una de las informaciones de este torneo.

Sin dudas que fue un hecho particular para ambos polistas, que si bien han compartido equipos y hasta han jugado en contra, fue la primera oportunidad que ambos lo hicieron en un torneo disputado en el viejo continente.

 

Twetty, el mánager

Al villamariense Fernando Rivera, este año le otorgaron la conducción como mánager del Club Milano Polo Club, de Milán y desde aquel país dialogó ayer con EL DIARIO y le contó que acerca de esta función que desempeña en el club del norte italiano, y lo que fue la particular final.

“Este año como Bautista terminó el colegio, me lo traje para trabajar conmigo con los caballos y hacerlo jugar lo más que se pueda, que haga experiencia y hacerlo conocer en Europa”.

“Yo en realidad estoy hace mucho en Italia, y a veces trabajo en países asiáticos. Vengo trabajando con caballos hace más de 10 años, ya soy un profesional de Polo. Ahora este año, como los equipos ya saben cómo trabajo, y en Europa no se consiguen profesionales del nivel que tenemos en Argentina, me ofrecieron ser el mánager del Milano Sport Club”, contó el villamariense.

“Ser mánager significa estar al tanto de todo el sistema de organización de torneos; la organización en el club de entrenamientos diarios; del seguimiento del trabajo con los caballos a cargo de los petiseros; el cuidado de las canchas, dando clases a los nuevos jugadores de polo. En Europa, no hay profesionales europeos que lo sepan hacer. Aparte sigo siendo profesional y continúo jugando con distintos patrones alrededor de Europa”.

En relación al torneo jugado por ambos, el mayor de los hermanos Rivera comentó “Este torneo fue en la Puglia, los caballos viajaron unos mil kilómetros, nosotros fuimos en avión. El torneo se hizo por segunda vez. Quieren promocionar el polo en esa región, porque ahí no hay. No cuentan con clubes de polo. Por eso se hace un torneo con otras reglas, que te permiten jugarlo y demostrar que se puede jugar. No hace falta tener condiciones del polo federado, es promocional y para difundirlo y mostrarlo. Se juega en una cancha chica, con un fútbol número 1, para hacer el juego más lento. Ayuda a que puedan jugar todos, es de tres jugadores por equipo, en lugar de cuatro. Se cambian reglas y formas de juego, para que se pueda hacer en un lugar que no tenga las condiciones normales de una cancha de Argentina. Hubo seis equipos, tres de Roma y tres de Milán”, contó Fernando.

“A mí me interesa la idea de apoyar y difundir el polo. Esta vez se jugó en un espacio de campo armado, muy lindo a 2 minutos del mar, con muchos esponsores, comidas, fiestas, cosas que lo hacen divertido. En un lugar espectacular y hoteles buenísimos. Yo jugué en un equipo y mi hermano jugó en otro. Los equipos tuvieron nombres de esponsores y cada uno con su equipo ganó dos partidos en la primera jornada y llegamos juntos a la final. El partido fue entretenido, y en el cierre Bautista hizo el gol del triunfo, para que su equipo ganara 5 a 4. Fue una final ajustada, nos dimos bastante durante todo el partido (se rió al comentar la situación). Ellos tuvieron más suerte. Bautista metió el último gol y ganaron el torneo”.

 

Print Friendly, PDF & Email