Bautista sigue luchando por poder caminar solo

Bautista pasó un mes con yeso, tras una operación exitosa que lo acerca al sueño de poder caminar
Bautista pasó un mes con yeso, tras una operación exitosa que lo acerca al sueño de poder caminar
Bautista pasó un mes con yeso, tras una operación exitosa que lo acerca al sueño de poder caminar

Tiene 6 años y padece parálisis cerebral. Tras una operación que lo tuvo un mes con yeso en ambas piernas, ahora comenzará con una intensa rehabilitación

Bautista Peñaloza continúa construyendo y trabajando por el sueño de poder caminar por sus propios medios. El pequeño villanovense de 6 años, que padece parálisis cerebral, fue sometido a una operación a fines de junio y, tras pasar un mes con yeso en ambas piernas, ya está listo para comenzar con una importante rehabilitación.
EL DIARIO viene destacando en sus páginas los avances de este pequeño luchador, quien gracias a la solidaridad de los villamarienses, quienes colaboraron en la pollada para reunir fondos para la intervención (eran necesarios más de $10 mil), logró ser operado de los dos tendones de Aquiles, los dos aductores y los dos isquiotibiales, para que pueda mejorar su postura porque tenía los tendones muy retraídos.
Con esta cirugía se buscó que Bautista pueda cambiar la postura de los pies y las rodillas, que asiente bien, todo para que tenga mejor estabilidad.
“El se banca todo, fue bravo el mes con yeso, los últimos días ya no lo aguantaba más, le molestaba mucho, pero se lo bancó muy bien”, contó Darío, su papá.
Según detalló, cuando el pasado jueves, en Córdoba, le retiraron el yeso, los médicos se mostraron conformes con los resultados de la cirugía. “Todo salió de diez, sus piernas están mucho mejor, menos rígidas, y los médicos quieren que mantenga la elasticidad que logró a raíz de la cirugía y que no vuelva a la rigidez de antes, por eso tendrá que afrontar una rehabilitación tan intensa”, contó.
Hasta el momento, Bautista concurría a rehabilitación dos veces por semana, pero ahora asistirá cinco días a la semana y se le sumarán otros dos de trabajo en pileta. “Esto será durante el tiempo que sea necesario dependiendo de sus avances”, explicó el papá.
Los avances de Bautista en su lucha por lograr caminar solo conmueven. Hasta se dio el gusto de asistir a una escuelita de fútbol durante un tiempo, jugando con su andador a la par de los demás niños. Hoy, tiene por delante un arduo camino, pero depende de su voluntad y es algo que a este luchador le sobra.

Print Friendly, PDF & Email