Canjearán juguetes violentos por libros

Es una campaña de concientización contra la violencia que se implementará en septiembre y que también busca fomentar la lectura en los niños

Mauro Beltrami explicó los alcances del proyecto que hoy tomará estado parlamentario
Mauro Beltrami explicó los alcances del proyecto que hoy tomará estado parlamentario

El bloque de Villa María para la Victoria presentará hoy un proyecto que propone cambiar un juguete de carácter violento por un libro.

“Es un proyecto que genera un programa que se llama ‘Un juguete violento por un libro’. La idea es que en el mes de septiembre, en consonancia con el aniversario de la ciudad, se implemente este programa para que los chicos puedan llevar a la Tecnoteca, a los lugares a donde vaya el Bibliomóvil o a la Feria del Libro, un juguete bélico o violento, como un arma, un cuchillo, un tanque de guerra, cualquier juguete relacionado con la violencia, y a cambio se lleve un libro”, explicó el concejal Mauro Beltrami.

“Esto tiene dos objetivos, por un lado concientizar a los niños en contra de la violencia, que hay que convivir sin ella y que no jueguen con la violencia, y por otro lado fomentar la lectura y, a través de ella, la imaginación y creatividad de los chicos”, agregó.

“Junto con eso, el proyecto estipula la prohibición a las jugueterías de exhibir ese tipo de juguetes en vidrieras o lugares al alcance de los niños. No se prohíbe la venta, sino la exhibición a simple vista”, precisó el edil, quien aclaró que para terminar de definir este aspecto con los jugueteros, tienen pensado reunirse con AERCA y Acovim y tratar el tema.

“La idea no es generarles un perjuicio, sino concientizar contra la violencia, es una campaña de concientización para evitar la violencia en los niños. Creemos que los jugueteros pueden exhibir otro tipo de juguetes, pero los escucharemos y trataremos de hacer algo que sirva para todos”, remarcó.

“En principio la campaña está pensada para realizarse todos los meses de septiembre, para el cumpleaños de la ciudad. Podría llegar a adelantarse o extenderse, el proyecto está abierto a ampliarse o mejorarlo, pero por ahora está pensada para ese mes”, afirmó.

Beltrami dijo que esta campaña se realiza en Neuquén, donde también se prohíbe la exhibición de ese tipo de juguetes en los negocios, y en Rosario, donde la prohibición es total porque incluye la venta.

Con los juguetes que se recolecten, el municipio los utilizará como elementos reciclables a través de las cooperativas de trabajo o bien destruirlos, para que no vuelvan a cumplir el objetivo con el que fueron creados.

La iniciativa ingresará en la sesión de hoy para tratamiento legislativo.

Print Friendly, PDF & Email