Canto canario en el clásico

Al término del partido se armó la fiesta en la cancha de Silvio Pellico

Gentileza Juan Carlos Allocco

 

Al término del partido se armó la fiesta en la cancha de Silvio Pellico
Al término del partido se armó la fiesta en la cancha de Silvio Pellico

Silvio Pellico desató una fiesta en su cancha. Y no es para menos. El “Canario” se sacó la mufa de no poder ganar y lo hizo en el clásico ante Unión Social, a quien derrotó 3 a 1 con una actuación convincente, de lo mejor que mostró en el certamen.

El “Canario” debió esperar para celebrar y pareció, en el inicio, que la mala racha iba a continuar, ya que dentro de un trámite de ida y vuelta, donde se generaron muchas acciones de gol, el local dilapidó varias.

Ya a los 30 segundos se lo perdió Luis Demichelis, quien peinó de cabeza una pelota que salió desviada. Y minutos después, otra vez el delantero, cabeceó afuera, desde el borde del área chica.

Unión Social, con el debut de Marcelo Zabala como técnico, apeló a la búsqueda del juego aéreo y así fue que, a los 10’, un cabezazo de Moyano salió por encima del travesaño.

El local tuvo más la pelota, pero también intentó aprovechar los avances de Unión con réplicas veloces, a tal punto que el arquero Soria le tapó dos veces el gol a Conrero, a los 15’ y a los 16’, y en la segunda jugada neutralizó también lo que pudo haber sido el grito de Ibáñez.

Unión no se quedó atrás y estuvo cerca de los 22’, cuando Valdivia la tiró afuera, entrando solo y habilitado por Andrada.

De todas maneras, al fútbol desde el medio lo puso el “Canario” en los pies de Menegotto, quien a los 30’ armó una gran jugada, eliminó a tres y remató apenas desviado.

Sólo fue un anuncio del local porque, cuatro minutos más tarde llegó el gol: Demarchi envió un tiro libre y Bernardi, entrando solo, cabeceó fuerte y venció a Soria.

El clásico se emparejó rápido porque, a los 37’, Unión Social marcó el empate por intermedio de Heredia, quien aprovechó un rebote del arquero tras remate de Moyano.

Antes del final de la primera etapa, el local pudo haber aumentado, pero Conrero se perdió un gol de manera increíble cuando enfrentó al arquero.

En el segundo tiempo poco cambió, aunque Silvio Pellico dominó el juego y, a los 10’, un centro de Bernardi que tapó el arquero se transformó en gol de Conrero, quien sólo la empujó de cabeza.

Unión quiso contestar, pero el “Canario” lastimó cinco minutos más tarde, por una gran jugada de Ibáñez por izquierda, un centro atrás y el ingreso de Salas, que la empujó al gol.

Con el 3-1, el local fue inteligente, se defendió bien y terminó celebrando una gran victoria.

 

La figura

Facundo Menegotto

El volante de Silvio Pellico manejó los hilos del equipo y marcó diferencia cuando se adueñó de la pelota.

 

El árbitro

Diego Dragonetti

Aceptable arbitraje. Tal vez obvió algunas situaciones en las que debió mostrar amarilla, pero terminó el clásico sin problemas.

Print Friendly, PDF & Email