Caso Joel: el Comité de Etica puso el acento en el Neuropsiquiátrico

El Neuropsiquiátrico de la Provincia, uno de los centros asistenciales adonde llevaron a Joel durante las horas previas a su muerte (foto gentileza La voz del interior)

En el tramo final de la causa, el fiscal Caro le pasó el expediente a la fiscal bajo cuya jurisdicción está el neuropsiquiátrico cordobés

 

El Neuropsiquiátrico de la Provincia, uno de los centros asistenciales adonde llevaron a Joel durante las horas previas a su muerte (foto gentileza La voz del interior)
El Neuropsiquiátrico de la Provincia, uno de los centros asistenciales adonde llevaron a Joel durante las horas previas a su muerte (foto gentileza La voz del interior)

El Comité de Etica que intervino en la investigación por la muerte del adolescente villamariense Joel Solá emitió conclusiones que apuntan hacia el Hospital Neuropsiquiátrico Provincial ubicado en la capital cordobesa. Así lo confirmó una alta fuente judicial ayer a EL DIARIO.

Joel falleció en noviembre del año pasado, luego de ser trasladado por la Policía de la Provincia a diversos establecimientos en el marco de su judicialización. En Villa María, horas antes se lo había acusado de intentar cometer un robo en el interior de un automóvil estacionado en inmediaciones del casino, en la avenida Yrigoyen, es decir, en pleno centro.

El chico terminó muriendo en Córdoba y se abrió una investigación que hasta las últimas horas estuvo en manos del fiscal Rubén Caro, quien al recibir el dictamen del Comité de Etica le pasó las actuaciones a su par Liliana Sánchez, titular de la Fiscalía de Distrito 3 (Turno 4), porque bajo su jurisdicción se encuentra el aludido neuropsiquiátrico.

 

Un dictamen clave

Rubén Caro aguardaba hace semanas las conclusiones del cuerpo de profesionales que analizó la causa para evaluar el comportamiento ético de los profesionales que intervinieron en la atención del pibe y si incurrieron (o no) en mala praxis.

En la víspera, Caro sólo confirmó a EL DIARIO que había remitido el expediente a la fiscal Sánchez y no dio detalles. Sin embargo, este matutino pudo conocer que el Comité de Etica deslizó con su dictamen que la mala praxis podría haberse producido en el Neuropsiquiátrico.

Los especialistas evaluaron cómo fue tratato y atendido Joel en distintos centros asistenciales, como el Hospital Regional Pasteur de Villa María, el Complejo Esperanza de Bouwer, el Hospital de Urgencias y el Neuropsiquiátrico, estos últimos tres todos ubicados en la capital de la provincia, adonde había sido llevado el adolescente.

Los integrantes del Comité determinaron que en el Neuropsiquiátrico “podría” haberse dado un incumplimiento o cumplimiento irregular de los recaudos, exigencias y deberes que el diagnóstico requería.

De acuerdo a una fuente judicial, “la investigación está muy adelantada, lo más importante ha sido diligenciado, toda la documentación obra en el expediente y faltaría una resolución final”, la que daría la fiscal Sánchez, a la que le llegó la causa en las últimas horas.

Joel murió el 12 de noviembre de 2014 a los 16 años. La Justicia lo había derivado al Complejo Esperanza. El chico tenía terror de volver a ese lugar: en su momento, dijo que allí había sido abusado.

 

Opinión – Para el fiscal, no fue un “nadie”

En Villa María hemos asistido en numerosas ocasiones a la somnolencia de los fiscales de Instrucción a la hora de investigar algunas causas.

Como contracara, el fiscal cordobés Rubén Caro nunca se hizo el desentendido frente al caso, pese a tratarse de un chico del interior y sin recursos de ningún tipo. No hubo presión mediática ni de ninguna naturaleza, sin embargo, cumplió su deber y avanzó hasta las últimas consecuencias ordenando medidas que permitan contestar los interrogantes que envuelven a la muerte del adolescente.

Joel, quien en su vida fue un “nadie” para diversos estamentos sociales, no lo fue para quien le tocó investigar su injusto, lamentable y temprano final.

Diego Bengoa

 

Print Friendly, PDF & Email