“Causa de instancia privada, sin nombres ni ADN”

El momento en que el individuo sospechado de abusar de una menor es detenido por la Policía (foto, Unidad Departamental)

Señor director:

Privada, cerrada, grupo cerrado, hacen referencia a la palabra privada. Días pasados pudimos ver notas de este mismo diario y otros medios gráficos, que corrompen la privacidad haciendo publicidad de datos personales e información que entorpece la investigación, denigra a presuntos autores, cómplices, partícipes y permite un amplio abanico de insultos, improperios y amenazas a ciudadanos que aún gozan de su derecho a la defensa, pero más aún, aun gozan de su carácter de inocencia.

Parece que resulta gratificante de algún modo colocarnos en la posición de víctima y poder ajusticiar por insulto propio a otra persona, hacer valer nuestro derecho a ser escuchado y ejercer la “justicia”. Pero muchos no saben o no cuentan con la suerte de conocer el proceso de declarar culpable a alguien.

Dicho proceso existe para que se encuentre al verdadero culpable; no consiste en dejar en libertad o no a alguien, consiste en esclarecer la verdad; ese es el valor supremo de nuestra Justicia, que la verdad salga a la luz y, de ese modo, la gente conviva de una manera más justa y sana.

Por consiguiente, si nosotros, con el rol de ciudadanos, interrumpimos el correcto accionar de la Justicia, anticipando nombres y haciendo público el proceso, la verdad se verá embarrada, con tropiezos, y viviremos indudablemente en un mundo más injusto.

Porque, señoras y señores, la justicia es un valor social, no es un edificio; es un valor social que cada ciudadano ayuda a conformar.

La gestación de este escrito proviene por el delito de “abuso sexual” que últimamente los medios informativos están mencionando en reiteradas ocasiones, por lo cual, aprovechando este espacio, solicito se respete la identidad de los acusados y se los mantenga en privado.

Franco Amadeo Pussetto

Abogado. MP 4-747 (0353) 154-258544

 

Nota de la Redacción: el caso al que alude el Dr. Pussetto está siendo investigado por el fiscal René Bosio e involucra -en principio- a Nicolás Molinero (21). Este joven fue detenido en Villa Nueva el miércoles de la semana pasada y su identidad trascendió luego de que el instructor judicial lo imputara formalmente como presunto autor de “abuso sexual con acceso carnal”. Asimismo, EL DIARIO aclara a sus lectores que la difusión de esta noticia, surgida a partir de un procedimiento policial ordenado por la autoridad judicial interviniente, no entorpece la investigación ni denigra a la persona implicada en el hecho. Y aunque esté detenido y bajo sospecha, Molinero sigue gozando del “principio de inocencia” consagrado por la Constitución Nacional… al menos hasta que una sentencia firme determine lo contrario.

Print Friendly, PDF & Email