Causa que no camina en la Justicia

Las manifestaciones se sucedieron frente al colegio en los días posteriores al despido

El sindicato tendrá que presentar un escrito en la sede judicial para conseguir una “pronta respuesta”. En la institución las puertas permanecen cerradas

Las manifestaciones se sucedieron frente al colegio en los días posteriores al despido

La secretaria general de la Delegación Villa María del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP), Mónica Carrizo, informó que desde el gremio acudieron ayer a los Tribunales locales a consultar si se habían registrado novedades en torno al pedido presentado para que el Instituto del Rosario se atenga a la ley y proceda a la reincorporación de Matías Malfante, el profesor de Educación Física cesanteado hace ya casi un mes, luego de que se sindicalizara y cumpliera los paros dispuestos en apoyo a las demandas de recomposición salarial.

Carrizo indicó a EL DIARIO que en la sede judicial no recibieron respuesta alguna, al tiempo que anticipó que “el martes próximo se va a presentar un escrito solicitando que nos den pronta respuesta”.

Consultada acerca de si considera agotada la posibilidad de entablar negociaciones directamente con la institución educativa (Malfante es egresado de su profesorado), la secretaria general del SADOP en Villa María comentó que “ellos cortaron el diálogo unilateralmente”.

“Hemos pedido que nos entreguen el último recibo de sueldo y la planilla de servicios y todavía nos dan vueltas”, señaló la dirigente, para comentar seguidamente que “todo ello se hace desde la calle, porque tenemos prohibido el ingreso”.

Expresó además que tienen solicitada una reunión con la representante legal para abordar la cuestión de Malfante y otras pendientes de solución, “porque con la madre superiora es imposible”.

Ante una nueva pregunta acerca de si el representante legal no es el abogado Carlos Durán -dado que en imágenes de canales locales se lo vio organizando la disposición de los agentes de Policía en el frente del establecimiento durante las protestas por el despido de Malfante- respondió que “no, él es el asesor de la hermana superiora; existe además una representante legal, que es con quien pretendemos sentarnos a dialogar”.

Como se dijo, el despido del profesor de Educación Física se produjo después de uno de los paros de actividades. Concretamente, se le prohibió el ingreso sin previo aviso.

Rápidamente SADOP, con el acompañamiento de la UEPC y otros gremios entablaron un reclamo del que participaron también miembros de la comunidad educativa, entre ellos los propios alumnos. De momento, el caso está cerrado para el colegio religioso y en la Justicia tampoco parecen estar muy dispuestos a abrirlo.

S.V.

Print Friendly, PDF & Email