Cinco años de cárcel en la sexta condena a Luis Eduardo Manna

Luis Manna, más conocido como “Manita” en el ambiente policial y carcelario, recibió ayer su sexta condena y estará en prisión hasta octubre de 2019

El convicto multirreincidente y su cómplice utilizaron una botella rota para amedrentar a sus víctimas en las inmediaciones de Mendoza y Rivadavia. Luego de acosarlas, forcejearon con ellas, las tiraron al suelo y les robaron las carteras

Luis Manna, más conocido como “Manita” en el ambiente policial y carcelario, recibió ayer su sexta condena y estará en prisión hasta octubre de 2019
Luis Manna, más conocido como “Manita” en el ambiente policial y carcelario, recibió ayer su sexta condena y estará en prisión hasta octubre de 2019

El camarista Félix Martínez le impuso ayer una pena de cinco años de prisión efectiva al multirreincidente convicto villamariense Luis Eduardo Manna (35), más conocido en el ambiente policial y carcelario como “Manita”.

Dueño de un prontuario con frondosos antecedentes penales y confeso adicto a las drogas desde temprana edad, “Manita” pasó buena parte de su vida entre rejas. Y en la víspera, la Justicia local le impuso la sexta condena (quinta de cumplimiento efectivo), que lo dejará en la cárcel hasta los primeros días de octubre de 2019.

Si bien fue juzgado por varios delitos, el más grave de todos se produjo alrededor de las 4 de la madrugada del sábado 4 de octubre del año pasado, cuando junto a un cómplice asaltó a dos mujeres poco después de salir del casino.

El hecho en cuestión tuvo como víctimas a dos vecinas de General Deheza, a quienes abordaron en las inmediaciones de Mendoza y Rivadavia, donde las amenazaron con una botella rota y les sustrajeron las carteras.

 

Amenazas y asalto

En rigor de verdad, los asaltantes comenzaron su faena un par de cuadras antes de la citada esquina, ya que las acosaron verbalmente con frases tales como “¿les dieron guita las maquinitas?” y “¿querrán sexo las chicas?”.

Amparándose en la oscuridad de la noche y aprovechando de la situación de indefensión de sus víctimas, luego de algunos otros improperios los malvivientes se hicieron de una botella que había en la calle, la rompieron y con el pico acometieron contra las dos mujeres, a quienes les exigieron que les entregaran sus pertenencias. Luego de abalanzarse sobre ellas, hubo forcejeos, las mujeres cayeron al suelo y fueron despojadas de sus respectivas carteras.

 

Fuga y detención

De inmediato los ladrones se dieron a la fuga corriendo por calle Mendoza, hacia el río. Casi al mismo tiempo, un circunstancial automovilista que pasaba por el lugar auxilió a las víctimas. Sin pérdida de tiempo se dio aviso a la Policía, que en un rápido y eficaz operativo logró la detención de los sospechosos cuando caminaban por calle Reconquista al 170, en barrio General Paz.

Como consecuencia de los numerosos antecedentes penales que registraba, Manna quedó detenido, mientras que su cómplice recuperó la libertad algunos días después, sobre todo cuando el fiscal que instruyó la causa, Gustavo Atienza, calificó el hecho como “robo simple”.

“Manita” llegó a juicio acusado de ese delito, pero a poco de comenzada la audiencia de debate, el fiscal de Cámara, Francisco Márquez, solicitó un cambio de carátula por entender que el hecho encuadraba en la figura del “robo calificado por uso de arma”, en este caso una botella rota empleada como “arma impropia”.

Un dato que no es menor: si Manna era condenado como coautor de “robo simple”, le habría correspondido una pena de entre un mes y seis años. Pero al cambiarse la calificación legal por la de “robo calificado”, la sanción a imponerse oscila entre los cinco y los 15 años de prisión.

Cabe señalar que “Manita” también fue juzgado y condenado ayer por hechos de “estafa”, “amenazas”, “violación de domicilio” y “lesiones leves” que había cometido entre mayo y el día de su detención.

Además del juez Martínez y del fiscal Márquez, participaron de la audiencia de debate el abogado villanovense Jorge Bustos (ejerció la Defensa de Manna) y el secretario Guillermo Picco.

 

Todas las condenas

El 17 de noviembre de 2000, “Manita” fue juzgado por primera vez en la Cámara del Crimen de Villa María por nada menos que 17 hechos delictivos y recibió una condena de tres años de prisión en suspenso.

En aquella oportunidad fue declarado autor responsable de “amenazas” (cinco hechos), “lesiones leves” (tres), “privación ilegítima de la libertad calificada” (dos), “resistencia a la autoridad” (dos), “violación de domicilio” (dos), “encubrimiento”, “coacción” y “portación de arma de uso civil”, imponiéndosele una pena de ejecución condicional por tratarse de un convicto primario.

Apenas seis meses y medio después, más precisamente el 31 de mayo de 2001, en el Juzgado Correccional de esta ciudad se le impuso una pena de un mes de prisión por hechos de “lesiones leves” y “amenazas calificadas” por uso de arma blanca, todo a raíz de una pelea callejera, aunque debió unificarse dicha sanción con la anterior, en una única sentencia de tres años de cárcel, esta vez de cumplimiento efectivo.

Manna obtuvo la “libertad condicional” luego de cumplir las dos terceras partes de la condena impuesta.

Sin embargo, el 3 de septiembre de 2004, nuevamente la Cámara del Crimen local lo sentó en el banquillo, esta vez por un hecho de “amenazas calificadas”, y le impuso un castigo de un año y seis meses de prisión, que fue unificado en cuatro años y tres meses, y declaración de primera reincidencia, con aquella sanción aplicada en el Juzgado Correccional.

La cuarta condena aplicada por la Justicia se produjo el 22 de agosto de 2008, cuando el mismo cuerpo judicial villamariense lo sancionó con tres años de cárcel que tuvo que cumplir en su totalidad, tras declararlo autor responsable de los delitos de “amenazas” (tres hechos), “lesiones leves”, “desobediencia a la autoridad judicial” (dos hechos), “coacción”, “robo” y “encubrimiento”.

La quinta y penúltima condena data del 12 de diciembre de 2011, oportunidad en la que le impusieron un año y dos meses de prisión efectiva por hechos de “violación de domicilio” y “amenazas calificadas”.

 

Otros detalles

A todo esto se debe agregar que, siendo menor de edad, “Manita” tuvo numerosas entradas a la Policía por hechos de “robo”, “lesiones” “amenazas”, además de distintas contravenciones, tales como “merodeo” y “resistencia a la autoridad”, entre otras.

Luis Manna nació en Villa María el 11 de junio de 1980 y registra último domicilio en Jujuy y La Quiaca, en barrio Nicolás Avellaneda.

Print Friendly, PDF & Email