Cinco días sin vender granos ni carnes

Tres de las cuatro entidades de la Mesa de Enlace Agropecuaria anunciaron un cese de comercialización de granos y todo tipo de ganado en pie desde el 24 al 28 de agosto.

La Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria convocaron a la protesta indicando en rueda de prensa que «la situación es desesperante. La agravaron las inundaciones en el norte de Buenos Aires, sur de Córdoba y Santa Fe, pero es insostenible por la sencilla razón de que los productores perdieron plata con la cosecha gruesa, no sembraron fina y no van a tener trigo a fin de año», advirtió el presidente de la Rural, Luis Etchevehere, quien dijo que el sector perdió la paciencia porque «el Gobierno se robó doce de los mejores años productivos de nuestras vidas».

El dirigente se quejó de cuestiones como «la inflación, costos, mercados intervenidos, falta de inversión, retraso cambiario y una asfixiante presión impositiva».

A su turno, el presidente de CRA, Rubén Ferrero, aclaró que la decisión de implementar el lock out en la tercera semana de agosto «no es un inicio de una acción gremial, es un eslabón dentro de lo que viene haciendo el sector».

Aclaró que del paro quedarán excluidas las zonas afectadas por las inundaciones y la producción de alimentos perecederos.

En tanto, el presidente de Coninagro, Egidio Mailland, se lamentó: «En el esquema actual, la siembra gruesa corre serio peligro. Va a caer estrepitosamente».

La medida va a estar acompañadas por movilizaciones ruralistas en las rutas del interior del país y concluirá el 28 de agosto con una gran reunión de productores del Noroeste argentino en Salta.

 

Federación Agraria

Carlos Bergia, dirigente de Federación Agraria, informó que la entidad no se suma a la protesta de la Mesa convocada a nivel nacional, pero aclaró que están “haciendo asambleas regionales”, como la de ayer en la localidad de Oncativo.

“Nosotros tenemos algunos puntos en común con el petitorio de la Mesa, como por ejemplo, la manera en que la inflación nos afecta. Nos diferenciamos en que para las otras tres organizaciones el Estado no debería intervenir, en cambio nosotros, reclamamos una intervención virtuosa que permita salir adelante a las economías regionales”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email