Con el clásico y la clasificación

Bianchi trató de cuidar la pelota, más allá de la presión de Arce. Atlético Ticino se ilusiona para la instancia final

Atlético Ticino tuvo la contundencia que le faltó a 9 de Julio y le ganó 1-0 con gol de Gabriel Bolatti, quien saltó desde el banco. Con la victoria, el puntero de la zona se aseguró esa posición con el pasaje a cuartos de final. El “Patriota”, ya eliminado, terminó con tres expulsados

Bianchi trató de cuidar la pelota, más allá de la presión de Arce. Atlético Ticino se ilusiona para la instancia final
Bianchi trató de cuidar la pelota, más allá de la presión de Arce. Atlético Ticino se ilusiona para la instancia final

Escribe: Beto Arce

En la previa era uno de los partidos de la fecha, no solamente por la disputa de un clásico, sino también porque uno de los dos se jugaba en este choque nada más ni nada menos que la clasificación a la siguiente instancia.

Ticino obtuvo el pasaporte por saber aprovechar una de las jugadas más claras que dispuso en el segundo tiempo a través de un especialista en remates desde afuera como Gabriel Bollati. Pero durante el desarrollo del juego sufrió más de la cuenta para arribar al triunfo, ya que 9 de Julio generó peligro en varias ocasiones, aunque entre Fantino y la mala resolución ante los tres postes le pusieron un freno a la ilusión.

El encuentro comenzó entretenido, con ambos equipos buscando el arco de enfrente aunque no con mucha claridad. Las defensas quedaron expuestas en pelotazos frontales, pero en líneas generales ninguno tuvo demasiados problemas, salvo el “9”, que al término de la primera parte se iría al descanso con 10 hombres.

De arranque, Ismael Rodríguez (uno de los más enchufados) tuvo la primera a los 50 segundos, pero su envío se fue por encima del travesaño. A los 6’ Tomás Martínez respondió con un remate de cara interna que estuvo cerca tras una buena habilitación de Páez por derecha. A los 9’ Ismael Rodríguez intentó sorprender con un remate largo desde fuera del área, también desviado. Sobre los 23’, un centro preciso y con mucha categoría de Yamil Elhall encontró la cabeza una vez más del movedizo Ismael Rodríguez, pero su conexión con la pelota no tuvo la red como destino: muy cerca. A los 34’ un cabezazo de Tomás Lorca casi adelanta a Ticino con un frentazo desviado tras un buen córner ejecutado por Páez, y a los 36’ Barbero se vistió de héroe para taparle un mano a mano impecable a Salazar cuando se aprestaba a definir al vacío. Luego el propio “1” le cerraría el arco a Salazar otra vez ante una oportunidad inmejorable.

Antes de que finalizara el período inicial, en una jugada fuera de contexto, 9 de Julio se iría al descanso con 10, porque al mediocampista Maximiliano Passero se le “salió la cadena” tirando una trompada al rostro a Gonzalo Bértola. Aunque el golpe no llegó a impactar de lleno, lo tocó, y como si fuera poco luego le pegó un bombazo con la pelota: una acción increíble que derivó en una roja segura. El “Patriota” no jugaba mal, incluso había generado las mejores, pero este acto de calentura lo “partió” en sus posibilidades.

Aunque la diferencia numérica pesara, el segundo tiempo mostró a 9 de Julio con mucha decisión para buscar el gol y tuvo tres en el comienzo: mano a mano la tuvo Arce con Fantino (1’), luego Giovanini también cara a cara con el arquero (2’) y un taco de Ismael Rodríguez que iba al arco pero que Fantino controló sin problemas tras un tiro de esquina de Yamil Elhall (4’).

Pasco era más, incluso con 10. Pero en otra jugada desafortunada se quedaría con nueve. Wester tenía amarilla y pegó un planchazo sobre Ayrton Páez, jugada que le valió la segunda amonestación y la roja. Increíble, pero real. Nueve de Julio fue tan protagonista del partido que quizá lo perdió por exceso de esto mismo. Generó más peligro, estuvo siempre cerca, perdió tres jugadores… y la clasificación.

A los 21’ Claudio Crespo metió en cancha al “Poroto” Bollati y en ese mismo minuto facturó. Recibió la pelota de Salazar, acomodó su cuerpo y disparó desde fuera del área, clavándola en el palo derecho de Barbero, que voló y no lo pudo evitar: golazo y 1-0. Así es el fútbol… Ticino tenía todo para ganar por la diferencia numérica a su favor, pero el gol no llegaba; Pasco tenía desventaja pero el tanto tampoco aparecía… un instante de lucidez acabó con todo.

El juez Oscar Palacios le mostraría la roja a Fernando Rodríguez después de un cruce con Lorca (35’). El marcador central también se lo llevó puesto al árbitro mientras que sus compañeros no comprendían este episodio: Pasco con ocho perdiendo 1-0. Estaba para bajar la persiana.

Pese a todas las adversidades pudo empatarlo: un zurdazo de Arce por arriba (43’) y un tiro libre por arriba de Cabalía (47’). Salazar pudo liquidar la historia cara a cara con Barbero, pero el “1” volvió a mostrar su buena tarde pese a la derrota.

Ticino no mostró su mejor versión y lo sabe. Logró la clasificación y piensa en lo que viene tras imponerse en un clásico siempre difícil.

La figura:

Néstor Barbero: Tapó tres mano a mano y fue decisivo para que Ticino no marcara más goles. Ganó en algunos centros peligrosos y mantuvo el orden desde el fondo. En Ticino, Juan Bianchi siempre es una garantía para la tenencia del balón. Bollati fue determinante mostrando toda su categoría: ingresó y en menos de un minuto quebró el partido.

 

El árbitro:

Oscar Palacios: No tuvo problemas y algunos jugadores de 9 de Julio (los expulsados) se encargaron de facilitarle la tarea. Estuvo atento y dirigió siempre de cerca, pese a algunos cuestionamientos hacia sus jueces de línea. 9 de Julio no perdió por su culpa, sino por las propias imprudencias de quienes jugaron con las revoluciones a mil.

Print Friendly, PDF & Email