Comerciantes dicen que no a la radicación de un súper chino

Dueños de pequeños negocios que se erigen en los barrios Mariano Moreno, Las Acacias, Palermo y Vista Verde, hicieron conocer su preocupación al municipio y solicitaron una audiencia con el intendente. Temen por el futuro de sus emprendimientos

p7 f1
En el centro vecinal del barrio Mariano Moreno se reunieron ayer los comerciantes que temen por su futuro

Más de medio centenar de comerciantes expresaron ayer su repudio por la inminente inauguración de un supermercado chino que ya tiene su estructura edilicia lista en el barrio Mariano Moreno.

Los propietarios de almacenes, verdulerías, quioscos y otros pequeños negocios que se ubican en cercanías de la futura locación de la superficie comercial (barrios Vista Verde, Palermo y Las Acacias) vienen realizando una serie de movidas para dar a conocer su disconformidad con esta situación.

Vale destacar que en el marco de esta inédita iniciativa, los comerciantes ya remitieron una nota al Ejecutivo Municipal y solicitaron una audiencia con el intendente Martín Gill (los recibiría durante la mañana del miércoles próximo) y el sábado venidero invitarán a concejales del oficialismo y la oposición para compartir con ellos la preocupación que tienen respecto a la llegada del supermercado regenteado por ciudadanos de la República Popular de China que se radican en nuestro país.

La creciente presión fiscal, la abrupta caída en el nivel de ventas, la suba en las facturas de los servicios y la “competencia desleal” que tendrán con los comerciantes orientales calan hondo en el ánimo de los que ayer se reunieron en el MuniCerca Nº 5.

“Hemos estado sondeando lo ocurrido en otros sectores de la ciudad y viendo lo que ha ocasionado en el ámbito comercial la llegada de los supermercados chinos. Antes de que nos ocurra lo que les pasó a los comerciantes de esos barrios, decidimos juntarnos para decirle que no a la instalación de este negocio en nuestra zona”, coincidieron en señalar los consultados.

“Vivimos de lo que trabajamos, en su mayoría los comercios están manejados por familias. Si ponen el supermercado, será una sola familia la que se beneficiará, destrozándonos a todos los demás”, añadieron.

“Esto es todo una cadena, si nos afecta a nosotros también, terminará resintiendo, por ejemplo, al municipio y otras entidades que recauden, ya que se desaparecerán muchas pequeñas organizaciones comerciales que estaban contribuyendo al sistema”, reflexionaron.

 

Con ventajas ilegales

La diferencia de precios, apelando a conductas ilegales, y los impuestos que no abonarían los empresarios extranjeros, también molestan y mucho a los que ayer se manifestaron.

“Ellos no pagan impuestos y encima no reintegran el Impuesto al Valor Agregado (IVA), es decir, ofrecen productos al costo y ganan, mientras que nosotros para funcionar tenemos que cumplir con un montón de obligaciones. Compiten deslealmente por donde se lo mire”, subrayaron los integrantes del grupo.

“Directamente, no queremos que el supermercado se instale acá porque ya sabemos lo que va a pasar y el impacto negativo que genera”, acotaron.

“Tenemos entendido que en otras ciudades el municipio apoyó y no pudieron instalarse. Nos preguntamos por qué acá no es igual”, dijeron.

“Queremos tener un amparo, que la Municipalidad nos proteja. Dijéramos que se instalan en una zona donde no hay comercios, se podría analizar y evaluar, pero radicarse acá, donde nosotros sólo trabajamos con los vecinos, resultará seguro en algo malo”, redondearon para cerrar.

Para concluir, los referentes del grupo de comerciantes invitaron a todos aquellos que estén interesados en sumarse a las reuniones que se realizan los sábados a las 15, en el centro vecinal del barrio Mariano Moreno (Puelo y Los Glaciares).

Print Friendly, PDF & Email