Con su nuevo formato de Big House ofrece mayor comodidad

En el flamante local los potenciales clientes encontrarán mayor comodidad, excelente atención y la indumentaria para toda la familia

En su flamante local concentra ahora la indumentaria para hombres, mujeres y niños, y como novedad agrega pilchas para niñas. La franquicia villamariense de Kevingston es la primera Big House del interior del país

 

En el flamante local los potenciales clientes encontrarán mayor comodidad, excelente atención y la indumentaria para toda la familia
En el flamante local los potenciales clientes encontrarán mayor comodidad, excelente atención y la indumentaria para toda la familia

“Buscamos sorprender al cliente y brindarle la mayor comodidad”, dijo Sebastián Rosso, quien junto a sus hermanos Mauricio y Jimena son los propietarios de Kevingston, el reconocido comercio dedicado a la venta de indumentaria, una empresa familiar iniciada por su padre Gerardo.

“La idea es ofrecer una opción distinta para nuestros clientes”, agregó Rosso, quien recibió a este matutino en una de las oficinas de su nuevo y amplio salón de ventas donde concentran desde su reapertura las prendas para toda la familia.

Este renovado Big House, ubicado en 9 de Julio 125, reúne ropa para hombres, mujeres y niños. Recientemente también incorporó prendas para niñas, abarcando así una propuesta completamente familiar.

Este amplio local, de 300 metros cuadrados, 200 destinados a salón de ventas y 100 a oficinas y depósitos, propone un diseño de interior cómodo y bien iluminado, para que “los clientes tengan un contacto más directo con la ropa y no tengan que esperar a ser atendidos. Todos los que nos visitaron se han sorprendido gratamente con las dimensiones del local y nos manifestaron que se sintieron muy a gusto”, expresó el comerciante.

La reconocida marca, que nació ligada al rugby, busca seguir consolidando su línea de moda urbana, renovándose en las 180 sucursales que tiene en distintos puntos del país, no sólo en lo que a pilchas se refiere, sino también en cuanto a esta nueva propuesta de Big House.

Sebastián Rosso, uno de los hermanos dueños de la franquicia local
Sebastián Rosso, uno de los hermanos dueños de la franquicia local

Cabe consignar que ésta es la tercera renovación de la conocida pilchería. Sus dueños no ocultan el orgullo al señalar que “somos el primer local Kevingston del interior con nueva imagen”, afirmó Sebastián.

Como parte de su política de brindarse a la clientela, Kevingston abre sus puertas al público incluso los domingos, donde el potencial comprador es atendido por alguna de sus cinco empleadas, todas mujeres: “Elegimos siempre contratar personal femenino porque creemos que tratan al consumidor con mayor calidez, responsabilidad, y saben asesorar, tanto a hombres como a mujeres, en su elección”, explicó Rosso.

Los propietarios observaron que en este nuevo espacio están recibiendo una mayor cantidad de clientes, y esperan incrementar aún la afluencia de público.

Es oportuno destacar además que Kevingston ofrece más de 10 promociones con diferentes tarjetas de crédito, en 12 cuotas, de jueves a domingo.

Print Friendly, PDF & Email