Continúa la “rebelión” y los taxistas van al paro

Choferes y permisionarios siguen reclamando a los concejales medidas para evitar que las empresas hagan descuentos a los usuarios del servicio de taxis. Se abrió una mesa de diálogo resistida por los manifestantes, quienes anoche lanzaron un paro

P4 f1
Alejandro Gómez denunció que desde el gremio lo amenazaron. Cuestionó al sindicato por no estar en el reclamo

Se vivió ayer por segundo día consecutivo una jornada de tensión en el Concejo Deliberante a raíz del reclamo de un grupo de permisionarios de taxis y trabajadores del sector, quienes piden un urgente cambio de la ordenanza a los efectos de que la tarifa fijada sea “única” y no “máxima”, para evitar que las empresas hagan promociones rebajando el precio de los viajes.

Desde la media mañana, aguardaban ser recibidos por los ediles unas 50 personas que ocuparon con sus taxis una calzada de la calle Mitre, frente al Legislativo local.

Finalmente la reunión se hizo con ediles de todos los bloques y un representante por empresa de taxis. Al término de ese encuentro, el concejal José Escamilla dijo que habían resuelto que desde ese momento y hasta hoy, realizarían reuniones con cada uno de los actores del sistema “para escuchar todas las voces” y luego harían un encuentro general para encontrar una solución.

La noticia no fue bien recibida por los manifestantes que querían un sí de manera urgente. A empujones, vencieron la resistencia de un guardia de seguridad e ingresaron al Concejo Deliberante. “Son ustedes los responsables de que la gente salga a romper los vidrios de los comercios”, dijo, enojado, el permisionario Julio Conti dirigiéndose a los concejales.

La tensión no pasó a mayores y después de gritos e insultos, los manifestantes volvieron a la calle para cortar ambas manos de la calle Mitre, esperando que se realizara la primera reunión, prevista para las 17 (ver página 6).

Mientras, seguían los cánticos contra el gremio que nuclea a los choferes y contra Co-Taxi, la cooperativa en formación que lanzó la promoción del 20% de descuento para todos los viajes.

 

Los manifestantes ingresaron a empujones al recinto del Concejo Deliberante
Los manifestantes ingresaron a empujones al recinto del Concejo Deliberante

Cuestionan al gremio

Alejandro Gómez, chofer que fue la voz cantante del reclamo, cuestionó duramente la ausencia del sindicato y denunció amenazas. “Daniel Vidal (secretario general del Sindicato de Peones de Taxis), que es mi amigo, me llamó a mi casa para amenazarme, decirme cosas contra mi madre y tratándonos de negros de m…”, dijo.

“Creo que ha demostrado que no representa a nadie, porque acá debería estar acompañándonos”, agregó.

Asegura que el pedido lo encabezan los choferes “porque somos los más perjudicados si perdemos viajes”, argumentó.

A su turno, Oscar Di Pierro, permisionario, dijo que la aparición de Co-Taxi “nos afectó a todos, pero especialmente a los choferes, que ahora ganan menos”, dijo. “Yo no puedo solventar con la tarifa el 35% que se lleva el chofer, más el 20% de descuento y todos los gastos. Prefiero fundirme sin trabajar y no con los autos en la calle”, agregó.

Entiende que ellos avalaron el marco normativo que hace que los descuentos estén dentro de la legalidad. “Pero nosotros no somos abogados, los concejales sí tienen abogados que se pueden dar cuenta”, planteó.

A su turno, otra permisionaria, Adriana Calvi, dijo que “es mentira” que con la tarifa anual se redujeron los viajes a la mitad. “Bajaron los viajes un poco, como bajó todo. La gente compra menos”, concluyó.

 

En la reunión con un representante por empresa y los ediles, acordaron un cronograma de reuniones a cumplir entre ayer y hoy
En la reunión con un representante por empresa y los ediles, acordaron un cronograma de reuniones a cumplir entre ayer y hoy

Concejales coinciden en que deben velar también por el interés de los usuarios

Al término de la reunión mantenida entre permisionarios, trabajadores y concejales, el presidente del cuerpo deliberativo, José Escamilla, anunció la decisión de abrir una mesa de diálogo comenzando con una agenda de seis reuniones con cada empresa y los trabajadores, para luego hacer un planteo conjunto. “También tenemos que escuchar la opinión de los usuarios, que son los que sostienen el sistema. Vamos a buscar la forma, con imaginación, para que puedan estar representados y puedan dar su voz”.

“Ya nos ha pasado que es distinta la opinión que tienen por separado que en conjunto. Por eso vamos a hacer un acta al término de cada encuentro”, dijo.

Por su parte Mónica Lazos, concejala del mismo bloque, aseveró que “la ordenanza que ahora cuestionan fue aprobada después de escucharlos. Ellos le dieron el aval”.

Nora Landart, edil del radicalismo recordó que en 2012 presentaron un proyecto para que la tarifa se hiciera en base a una fórmula polinómica que estableciera los valores de los insumos y costos. “Es para partir de datos objetivos”, planteó. Entiende que esa norma, que nunca se trató, evitaría este tipo de conflictos. Remarcó que el Concejo debe velar por el interés de los usuarios.

Por otra parte, señaló en relación a los descuentos de Co-Taxi, cooperativa en formación, que es parte de la función de las organizaciones de la economía solidaria “regular el mercado. Interpreto que no podemos coartar ese derecho de asociación y de beneficios a los usuarios, siempre y cuando cumplan con los requisitos exigidos”. Finalmente, habló de los vicios del sistema que hace que se hayan formado verdaderas empresas con propietarios de varias chapas de taxis. “Vemos que llegan a debatir gerentes de esas empresas. Es decir, es un sistema en el que conviven permisionarios que cuentan con un auto y un chofer y otros que tienen una estructura empresaria con gerentes. En esto, hay una responsabilidad política del actual Gobierno”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email