Córdoba: realizarán el primer juicio oral por discriminación

El abogado cordobés Carlos Nayi patrocina a Paola, la denunciante

La causa fue iniciada por una joven a la que no le permitieron entrar al local bailable “Mins” por tener bastón y ser renga. Para el abogado que patrocina a la denunciante esta querella criminal “marca el comienzo de una nueva era”

El abogado cordobés Carlos Nayi patrocina a Paola, la denunciante
El abogado cordobés Carlos Nayi patrocina a Paola, la denunciante

El primer juicio oral y público a raíz de un hecho de discriminación se realizará en los próximos días en la ciudad de Córdoba, por el caso de una joven a la que le fue impedido el ingreso a un boliche bailable por tener bastón y ser renga.

Paola, la denunciante, relató que el hecho ocurrió 3 de agosto de 2013, cuando intentó ingresar al boliche “Mins”, de la residencial zona de Nueva Córdoba, donde iban a festejar el cumpleaños de su hermana.

“Me tuvieron 40 minutos en la puerta y después me dijeron que no podía entrar por ser renga y tener bastón. El bastón es parte de mí. Yo a los 12 años me quebré el fémur por primera vez y después de varias operaciones no quedé bien de mi pierna izquierda y tengo que usar sí o sí el bastón para movilizarme”, indicó la joven.

Por su parte, el abogado Carlos Nayi, patrocinante de la víctima, precisó que “se realizará por primera vez una querella criminal por ‘injurias agravadas por discriminación’, lo que marca el comienzo de una nueva era porque en días comenzará el juicio oral y público”.

 

“Acto de desprecio”

Destacó que, en esta oportunidad, va a ser juzgada una persona que “ha asumido una actitud de desprecio y peyorativa a la que ha discriminado con términos durísimos en función de un problema físico en el que puede caer cualquier tipo de persona”.

Por su parte, la Delegación Córdoba del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) informó que en lo que va del año se recibieron entre 90 y 100 denuncias por discriminación sólo en los boliches de la capital provincial.

 

Patovicas en acción

En su mayoría son por prohibir el ingreso a gente a partir de su aspecto, por una discapacidad u otras consideraciones que realizan los patovicas que cuidan la entrada de estos establecimientos.

Al respecto, la titular del INADI Córdoba, Adriana Domínguez, indicó que se reciben “dos o tres denuncias por semana en la ciudad de Córdoba”.

Según el Mapa de la Discriminación en Córdoba, presentado por el INADI en 2014, los locales bailables son el segundo ámbito de discriminación más mencionado.

Print Friendly, PDF & Email