Creen que el departamento encabeza la tasa de VIH porque hay más testeos

“A mí me preocupan más los departamentos que no notifican casos. Hay un departamento que tiene muy poca incidencia porque quizás no está instalado el testeo, ni están notificados los casos”, dijo Bouchet

Es lo que se desprende de las declaraciones del coordinador del programa SIDA Córdoba. Dijo que toda persona que tuvo una relación sexual sin protección debe hacerse el análisis

“A mí me preocupan más los departamentos que no notifican casos. Hay un departamento que tiene muy poca incidencia porque quizás no está instalado el testeo, ni están notificados los casos”, dijo Bouchet

Como se conoce, el Departamento General San Martín, cuya cabecera es Villa María, encabeza los índices de VIH en la provincia. Ayer, Diosnel Bouchet, el médico coordinador del Programa SIDA Córdoba, dio una vuelta de tuerca a este dato al señalar que esta circunstancia pone en mejor situación al departamento ante la posibilidad de actuar.

El profesional estuvo en la ciudad para exponer, junto a otros especialistas, en la jornada de sensibilización y capacitación sobre VIH/SIDA e infecciones de transmisión sexual para el equipo interdisciplinario de salud, que se llevó adelante en la Medioteca.

En diálogo con EL DIARIO, Bouchet confirmó que “los tres departamentos que más notifican casos de infección de transmisión sexual y VIH son el San Martín, luego Río Cuarto y Punilla”, por eso la idea es acercarse, descentralizar y fortalecer los equipos sanitarios.

“El agente local que trabaja es muy serio, muy responsable y admirable”, aseguró y advirtió que “la notificación (de casos) ha generado datos que alarman”.

En este marco, se ha hecho un diagnóstico de situación de “tres puntos críticos”. Uno, basado en las infecciones de transmisión en general, persiguiendo “capacitar a agentes en el abordaje sindrómico para que las personas se traten, lo que redunda en una mejor salud para la misma y en cortar la cadena de transmisión a sus contactos sexuales”.

Segundo, enfocado en el hecho de que a medida que más tiempo pasa el ciudadano bajo tratamiento “se vuelven no adherentes, muchos se cansan, presentan toxicidades o se dan situaciones personales que ocasionan el abandono del tratamiento, lo que conlleva un mayor riesgo para su salud, la carga viral en sangre se eleva, por lo tanto se eleva la carga del virus en sus secreciones genitales y aumenta la transmisión en la comunidad”.

En este sentido, se apunta a “diagnosticar temprano, tratar y contener a los no adherentes para que vuelvan”.

El último punto citado por el médico es el de la “expansión diagnóstica” y en ese marco se busca “aumentar la accesibilidad al diagnóstico y para eso una herramienta muy buena es el test rápido, que no invalida las otras modalidades, pero acerca el testeo a la comunidad”.

¿El mayor índice que se da en el departamento da cuenta de que hay más casos en esta zona o de que aquí hay mayor diagnóstico por mayor cantidad de testeos?

-Conociendo la capacidad profesional de quienes actúan aquí creemos que hay una mayor expansión de diagnóstico, una mayor cantidad de personas que clínicamente están sanas accedieron a su diagnóstico.

Hay mejor calidad del dato epidemiológico. A mí me preocupan más los departamentos que no notifican casos. Hay un departamento que tiene muy poca incidencia porque quizás no está instalado el testeo, ni están notificados los casos.

Estamos mejor en Villa María, esperábamos que explote la epidemia y explotó y entonces tenemos el foco puesto aquí.

¿En rasgos generales, en qué etapa de la infección se encuentran las personas cuando se da la detección?

-A mayor cantidad de diagnósticos, mayor es la posibilidad de diagnosticar a las personas en etapas tempranas.

Si esperamos que se presente un síntoma, va a ir al hospital en una etapa tardía. Las cifras de diagnóstico tardío a nivel nacional son de un 33% en varones y de un 23% o 24% en mujeres, en Córdoba es similar, es un mal pronóstico para la persona y la comunidad.

El diagnóstico tardío se define como el diagnóstico cuando ya presenta una infección oportunista, y habla de un aparato inmunológico muy deteriorado o que ello ocurre dentro de los seis meses de diagnóstico.

¿Qué recomienda entonces, teniendo en cuenta que ya es tarde cuando se da la aparición de un síntoma?

-Todas las personas que admiten tener relaciones sin protección se tienen que acercar al primer centro de salud y hacerse el test.

Si se tiene algún síntoma local como verruga o molestia, debe consultar inmediatamente porque las infecciones de transmisión sexual amplifican la transmisión de VIH y este modifica el curso de las infecciones.

Cualquiera de nosotros que hayamos tenido un contacto desprotegido amerita un análisis.

Le digo a la gente que se anime, hay tres códigos: el de confidencialidad, la voluntariedad, (no es compulsivo, pero tenemos que salir a decir que se lo hagan) y la gratuidad, nadie puede cobrar este testeo.

Esto es todo el año, atraviesa todas las edades, niveles culturales y económicos y todas las etapas de la vida.

 

Print Friendly, PDF & Email