Cuarta condena para el «Cunín» Fernández

El juez Félix Martínez presidió el juicio que se le siguió a Fernández

Esta vez fue de un año de prisión por dos hechos delictivos perpetrados en Villa Nueva hace cinco meses. Anteriormente fue juzgado y sentenciado en 2003, 2010 y 2012

El juez Félix Martínez presidió el juicio que se le siguió a Fernández
El juez Félix Martínez presidió el juicio que se le siguió a Fernández

Un villamariense con frondosos antecedentes policiales y penales fue condenado ayer por cuarta vez en la Cámara del Crimen local por dos hechos cometidos el pasado 5 de mayo en una vivienda de Villa Nueva.

Héctor Alejandro Fernández, más conocido como “Cunín”, recibió una pena de un año de prisión de cumplimiento efectivo, con declaración de reincidencia, luego de ser hallado autor responsable de “violación de domicilio” y “robo simple”.

A poco de iniciada la audiencia de debate, Fernández, de 31 años (23 de julio de 1985), admitió haber ingresado ilegalmente al domicilio de María Valeria Echeverría, ubicado en calle Azucena 127, en barrio Residencial Las Rosas de la vecina ciudad, donde previo ejercer violencia sobre un portón de aluminio, sustrajo una garrafa y distintas herramientas de un albañil que estaba trabajando en el lugar.

La confesión del convicto reincidente posibilitó que el juicio oral y público se realizara bajo la modalidad de trámite abreviado, es decir omitiéndose la recepción de pruebas testimoniales en la sala del quinto piso de Tribunales.

El debate fue presidido por el camarista Félix Alejandro Martínez y contó con la participación del fiscal Francisco Javier Márquez y del abogado Eduardo José Rigalt, quien ejerció la Defensa de Fernández.

Al prestar declaración, “Cunín” no sólo reconoció su culpabilidad en los hechos que se le atribuían, sino que además recordó que pasó buena parte de su niñez en un patronato y que consume drogas desde temprana edad. Ya el 28 de noviembre de 2003, cuando se sentó por primera vez en el banquillo de los acusados (por entonces tenía 22 años), admitió que era adicto a los estupefacientes.

 

Las tres condenas anteriores

En aquella oportunidad, Fernández recibió una pena de dos años y nueve meses de prisión de ejecución condicional (es decir, en suspenso) por hechos de “hurto calificado”, “robo”, “hurto simple” reiterado, “violación de domicilio” y “daño”, y pudo recuperar la libertad.

Volvió a ser condenado el 2 de junio de 2010 (un año de prisión efectiva por “encubrimiento”) y el 5 de marzo de 2012 (tres años de cárcel, también de cumplimiemto efectivo), por “robo calificado”, “violación de domicilio” y “robo simple”.

 

Print Friendly, PDF & Email