“Cubrimos muchas necesidades”

“El trabajo más arduo es el de concientización”, dijo Gramaglia

La funcionaria contó que otorgaron permisos de estacionamiento y que aún falta trabajar en la accesibilidad mediante rampas

“El trabajo más arduo es el de concientización”, dijo Gramaglia
“El trabajo más arduo es el de concientización”, dijo Gramaglia

El próximo mes de abril, la Dirección de Inclusión para las Personas con Discapacidad cumplirá su primer aniversario de funcionamiento y su titular, Mónica Gramaglia, aseguró que “se han cubierto muchas necesidades”. La funcionaria comentó que, entre otras cosas, se trabajó sobre el trámite de obleas nacionales para que las personas con discapacidad puedan estacionar gratuitamente. “Como es una oblea que tarda tres o cuatro meses en llegar, desde la Municipalidad hemos otorgado un permiso provisorio para que puedan usar en Villa Nueva y Villa María”.

Asimismo, Gramaglia comentó que “muchos no conocían el beneficio de pase libre para transporte urbano e interurbano”, y que uno de los reclamos frecuentes en la Dirección es “lo que tarda en otorgarse una pensión por discapacidad”. Puntualmente, la directora señaló que “si bien desde el municipio se trabaja rápido en la solicitud de pensión, lo que tarda es el pase a la Provincia y luego hacia la Nación”.

 

Avances

Gramaglia recordó que “hasta hace un año el único beneficio desde el municipio que tenían los discapacitados era el traslado gratuito hacia las instituciones educativas y hacia los centros de rehabilitación”. Pero con la creación de la Dirección de cual está a cargo “se han hecho eventos en el patio donde funcionan las oficinas de Desarrollo Social, donde además de asistir chicos con discapacidad también vinieron a participar chicos sin discapacidad. Porque de esto se trata la inclusión”.

Además, resaltó que “estamos trabajando para que el próximo verano los chicos puedan ir a la escuela de verano en el predio del SUOEM”.

Por otra parte, también contó: “Desde septiembre comenzamos a otorgar módulos alimenticios mensuales, que están destinados a chicos no sólo discapacitados, sino también en condiciones de indigencia”. En este sentido, la funcionaria explicó que “no lo otorgamos desde un escritorio, sino que vamos al domicilio y se determina quién realmente tiene una necesidad de recibirlo”.

 

Faltan rampas

En cuanto a la accesibilidad, si bien se han hecho rampas durante el pasado año, como en la sede del Concejo Deliberante o la Escuela República de Bolivia, aún faltan. Gramaglia recordó que “la rampa de la Escuela Mitre no está en condiciones tal como lo establece la ley”, como así tampoco tiene rampa la Casa de la Cultura. La funcionaria destacó que “hay que seguir hincando, insistiendo, porque el trabajo más arduo es el de concientización”.

Print Friendly, PDF & Email