A cuidarlos de los estruendos

Los vendajes son utilizados en la práctica “Tellington Ttouch”, que suele ser muy utilizada en otros países durante las fiestas

Llegan las fiestas y en Villa María recién el año que viene estarán prohibidos los fuegos artificiales, así que vale hacer el último esfuerzo para que no sufran las mascotas. Aquí algunos consejos para tener en cuenta

Los vendajes son utilizados en la práctica “Tellington Ttouch”, que suele ser muy utilizada en otros países durante las fiestas

Desde el 1 de abril del año próximo, en Villa María la utilización y comercialización de la pirotecnia estarán prohibidas.

Sin embargo, esta Navidad y Año Nuevo aún se podrá utilizar normalmente.

Por esta razón es importante tener en cuenta cómo proteger a tu perro de los estruendos.

Según especialistas, a diferencia de las tormentas eléctricas, donde el can puede prever lo que pasará gracias al cambio en la presión atmosférica y los fuertes vientos; el sonido de un fuego artificial es sorpresivo, acompañado del intenso olor de la pólvora y las fuertes vibraciones, además de ser un evento menos común en la vida cotidiana de nuestro amigo peludo.

Los síntomas que puede presentar nuestros perros son temblores, incremento del ritmo cardíaco y estimulación de hormonas que generan estrés, así como golpes de adrenalina.

 

Algunos tips

Prepara un refugio: al igual que en el caso del temor a las tormentas, preparar un refugio para tu can en estas situaciones puede ser muy positivo. Puedes usar cobijas, almohadas o algún juguete que sea de su elección para acondicionar el lugar lo más cómodo posible, dándole seguridad a tu perro.

Mantén la calma durante los fuegos artificiales: si nuestro perro está nervioso, es seguro que buscará una respuesta en nosotros. Es importante recordar que los perros pueden sentir nuestra energía, por lo que la clase de reacción que tengamos ante los fuegos artificiales será percibida por ellos. Mantener la calma es la mejor forma de comunicarles a los miembros de nuestra manada que estarán bien, expresando una actitud de normalidad ante lo que sucede fuera de la casa.

No acerques a tu perro a los fuegos artificiales: no todos los perros temen a la pirotecnia e incluso hay algunos que se acercan a ella por curiosidad. Alejar a tu can de la zona puede evitar accidentes, previniendo que tu amigo peludo intente perseguir o jugar muy cerca de la zona del estallido.

Si pasarás Navidad o Año Nuevo fuera de casa: si el perro se va a quedar solo hay que dejarlo en un ambiente donde esté lo más tranquilo posible, donde tenga su comida, agua, su juguete o colcha. Además, se aconseja dejar una radio, un televisor o música prendida para que el animal no escuche los ruidos de afuera.

Otra opción muy utilizada es la sedación por gotas para calmarlos. Lo recomendable es que los propietarios no las suministren justo antes de irse. Tienen que tratar de quedarse con ellos un rato para que se relajen de forma tranquila porque el animal no se seda en el momento y también sufre al ver que se van, por eso es aconsejable hacerlos dos horas antes.

Por otro lado, la sedación no dura tanto, como mucho dos horas, y cada dosis es diferente según el animal. Depende el tamaño del perro, generalmente en los más chicos dura menos porque el metabolismo es más rápido, a diferencia de los perros grandes en los que a veces puede durar toda la noche, dependiendo de la edad.

 

Un truco sencillo para evitar el susto

Los masajes son fundamentales para calmar al animal

Ante la situación de estrés que generan los estruendos en perros existe un tratamiento de entrenamiento de animales conocido como “Tellington Ttouch”, desarrollado por Linda Tellington y basado principalmente en vendajes, masajes y en ciertos casos un abrigo llamado “Thunder Shirt”.

Este entrenamiento inició su práctica con caballos, pero hoy en día es usado para sanar traumas y fobias en todo tipo de animales del mundo.

Según esta técnica, los animales sufren con los fuegos artificiales debido a la especial sensibilidad que tienen en zonas posteriores de su cuerpo, en las patas y en las orejas.

Por lo tanto, si atamos un paño o tela alrededor de su cuerpo podemos aliviar la tensión y la irritabilidad, ya que estimula la circulación sanguínea en zonas extremas.

La tela debe cubrir la espalda y el pecho de tu mascota formando un 8, finalizando con un nudo en la espalda. Debes asegurarte de que el nudo no quede sobre la columna.

Tu mascota se sentirá en mayor armonía y seguridad con este método, ya que su sistema nervioso tendrá una mejor circulación y eso lo ayudará a calmarse.

Los expertos también recomiendan que si tu perro es muy nervioso lo mantengas en un lugar pequeño durante la pirotecnia; esto logrará que se sienta más apretado y seguro.

Print Friendly, PDF & Email