De la Rivera se subió a la moto

Alfio D’Antona diseñó el arte de tapa del nuevo material discográfico del trío villamariense

El tercer disco de la banda villamariense está disponible desde ayer en las distintas plataformas digitales. Un recorrido por A la Deriva, que tiene como invitados a Ale Sergi -de Miranda!- Willy Crook -ex-Redondos- y la uruguaya Julieta Rada

Si se pudiera hacer una analogía con el cine, sería la tercera parte de Volver al futuro. Si fuera válido compararlo con consolas de video -apelando al nombre del anterior disco, Family Game- sería la primera versión de la Play Station después de una infancia de 8 bits.

Dejando de lado este capricho motivado por la onda noventosa de la banda, A la Deriva, el tercer álbum de De la Rivera, llegó ayer a las plataformas digitales para demostrar que el trío villamariense “se subió a la moto” (en el mejor de los sentidos) para seguir viaje en un camino que, parece, va para largo.

Fue Alfio D’Antona quien plasmó las tres motocicletas de distintos colores en el arte de tapa del nuevo disco que desde ayer se puede escuchar en Spotify, YouTube, Apple Music, Tidal y demás plataformas digitales.

Son nueve temas, que abren con el futurista “Misterio” donde avisan: “Lo nuestro va en serio”, para darle paso al primer tema con Ale Sergi como invitado.

El cantante de Miranda! participa de “Carolyn” -un nostálgico recuerdo de un amor de verano en alguna playa- y “Déjalo”, donde la primera voz que se escucha es la del invitado.

Lo mismo ocurre, aunque no con la voz, sino con el saxo, con quien tuvo su paso por Los Redonditos de Ricota, Willy Crook. En “Quizá”, antes que nada, suena el típico metal del rockero para anticipar uno de los temas más bailables del disco. “Si creés que no, si sientes que no, no digas quizá”, frasea Gastón Pérez Rivera en el tema que le hace un guiño al nombre del disco.

La banda que compone junto a sus primos Lucas y Tomás Rivera también invitó a la uruguaya Julieta Rada, hija del “Negro” (Rubén), para hacer juntos “Sin señal”.

“Suerte”, “Enero en la ciudad”, “Espiral y “Canción del mundial”, completan la lista.

Este último tema, lejos de referenciar a la Copa del mundo que se disputa este año en Rusia, desanda una rara historia que se deja bailar: “Dicen que por plata baila el monótono/ Se volvió tacaño al hacer break dance/ El cuento relata que se comió un metrónomo/ Pero nunca pudo improvisar/ Todo el día y la noche bananeando para vivir sin gozar/ La vuelta al mundo le daremos si estamos juntos/ Que sea cualquier lugar el rumbo Regresar y girar después al revés”.

En su sitio web, De la Rivera lo deja claro y explicita que A la Deriva “es una forma de frenar y mirar el horizonte con cierta incertidumbre pero también con esperanzas. También es agradecer por el camino recorrido y nunca dejar de pensar que lo mejor aún no llegó”.

También cuentan que es el resultado de “escribir, componer y grabar de lunes a viernes en nuestro estudio en paralelo a salir de giras los fines de semana”.

“Agradecemos a los colaboradores: Emme Vitale (voz en ¨Misterio¨), Ale Sergi (voz en ¨Carolyn¨ y ¨Déjalo¨), Julieta Rada (voz en ¨Quizᨠy ¨Sin Señal¨), Willy Crook (saxo en ¨Quizá¨), Jean Luca Arbe (Percusión en ¨Quizá¨) y Alfio D’Antona por el arte de tapa. No queremos dejar de agradecer a nuestras familias y amigos por acompañarnos incondicionalmente y a Dios por su amor eterno”, finalizan en la reseña.

Emiliano Eandi

 

Print Friendly, PDF & Email