Debiaggi, el apellido del golf

El "Beto" Debiaggi, siempre ganador dentro y fuera de la cancha
El "Beto" Debiaggi, siempre ganador dentro y fuera de la cancha
El «Beto» Debiaggi, siempre ganador dentro y fuera de la cancha

Entrevista de Héctor Cavagliato

Decir golf es decir Debiaggi. O viceversa. Cualquiera que tenga memoria vinculada con la práctica de este deporte fantástico sabe que en el ámbito local son sinónimos. También si se extiende a otros lares donde todos, o casi todos, al hablar del golf villamariense, lo relacionan con el ilustre apellido enarbolado en varias generaciones.

Desde que don Augusto Debiaggi recaló con su familia en 1945 como encargado del bar y de la cancha (por entonces de 9 hoyos) del llamado «Talamuchita Golf Club» compartido con la actividad del polo importada -entre otros- por los esposos Pamela y Harley Storey, muchas son las páginas brillantes del historial.

La memoriosa recordación que nos formula nuestro entrevistado de hoy, el querido «Beto» Debiaggi, hermano menor de los cinco de la descendencia, nos encuadra a los pioneros de lo que sería el Villa María Golf Club y nos enumera a Eugenio Gardella, Oscar Crespli (al igual que Debiaggi 12 veces campeón del Club), Ramón Cisneros, Rodolfo de Malmaine Duppa, Thomas Graham, Ricardo Azcurra, León Scavarda, los hermanos Moya, el doctor Juan F. Grúa, Luis Eduardo Martínez Golletti, entre los más presentes en la evocación.

Hoy, a los 74 años de edad, sus condiciones permanecen intactas, como lo soñó a los 4 años cuando empuñó sus primeros palos. Alternó con otros deportes: fútbol (Alem), bochas, tenis, pero el golf lo atrapó para toda la vida. 

Un par de años antes había empezado la actividad su inolvidable hermano Enzo, fallecido en junio de 2011, tan talentoso y excelente persona, como él, que honró a la familia.

¿Cómo definiría al golf?
– «Nunca pensé que, a pesar de haber comenzado de tan chico, recién a los 28 lo eligiría como mi actividad preferida. Todo empezó cuando Enzo llegó a casa con un trofeo enorme que había ganado y me contagió. Considero que es un deporte completo que permite el desarrollo personal y afectivo con tanta gente. Se cultivan amistades y una sana competencia. Hasta el día de hoy mantengo el espíritu competitivo igual que al comienzo. Uno siempre trata de superarse y mantener el nivel.»

¿Algunos requisitos para ser un buen golfista?
– «Saber escuchar los consejos de los que saben, con una cuota esencial de humildad, perseverancia, dedicación cotidiana en la práctica en busca de la excelencia.»

¿Qué consejos les daría a los chicos o a quienes se inician?
– «Siempre pensé que los padres deben inculcarles, en los comienzos, que es sólo un juego y con el tiempo ir moldeándolos sin apurarlos en la técnica con la ayuda y la guía profesional. No generar tantas expectativas por la competencia.»

¿Un modelo a seguir, uno o más golfistas admirados?
– «Roberto De Vicenzo, en todo sentido. El «Gato» Romero es un símbolo. Me gustan Fabián Gómez, reciente ganador en Hawaii, Emiliano Grillo y en lo local Marcelo Raspo, el mejor. Espero que a Lucas Juncos lo apoyen y estimulen para poder proyectarse.»

El «Beto», un tipo bárbaro con el que se puede hablar todo un día -de golf o de lo que sea- que nunca pierde el buen humor.

 

Noticiero semanal

* El excaddie chaqueño Fabián Gómez ganó el Abierto de Hawaii con un birdie en el segundo hoyo de desempate con Brandt Snedeker. Acaricia ir a los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro junto al también chaqueño Emiliano Grillo.

* El villamariense Lucas Juncos se impuso con 69 golpes en el primer torneo del Gasset Tour en La Cascada, Córdoba, superando al villanovense Mariano Córdoba que sumó 72. 

Con handicap hasta 9 ganó César Juncos con 70, seguido por Pablo Juncos, 72. En 10 a 16 se impuso Jorge Scardelletti con 68, seguido de los villanovenses Sergio «Chichilo» González  69 y José «Maní» Cornejo 70.

* En La Cumbre, Aldo Blanda y Arnoldo Alberto Debiaggi fueron segundos en fourball clásico con 54 a dos golpes de los ganadores.

 

Print Friendly, PDF & Email