Del Vö archivó la denuncia contra autoridades policiales

Alarcos volverá a presentarse en la Fiscalía junto a sus representantes para oponerse a la decisión del fiscal

El fiscal no hizo lugar a la presentación en contra de las autoridades que participaron en las detenciones hace ya más de un año. En Córdoba un afectado volvió a acusar a Rantica

Alarcos volverá a presentarse en la Fiscalía junto a sus representantes para oponerse a la decisión del fiscal
Alarcos volverá a presentarse en la Fiscalía junto a sus representantes para oponerse a la decisión del fiscal

La extensa novela de los policías que continúan cesanteados luego de participar en una reunión informativa convocada por el Sindicato Policial y Penitenciario de la Provincia de Córdoba, que se realizó en junio del año pasado en un bar céntrico de nuestra ciudad, acaba de sumar un nuevo capítulo.

Es que el fiscal Daniel Del Vö archivó la denuncia que el mes pasado un grupo de los afectados había presentado en contra de quienes habían participado de las detenciones, que eran el comisario mayor Luis Gerbino, el comisario inspector Hernán Yúdica, el comisario inspector Mauricio Rantica y el subcomisario Claudio Quiroga.

“Archivaron la denuncia y tenemos tiempo hasta el martes próximo a las 10 para oponernos; lo estamos evaluando, pero seguramente lo vamos a hacer”, sintetizó Antonio Alarcos, uno de los representantes de los efectivos.

“Que la archiven quiere decir que la analizaron y que no le dan la razón a los chicos. Es una locura, ellos aducen que los denunciados actuaron dentro de la Ley Antimotín y que, por ende, está bien el actuar de la cabecera de la Policía”, explicó el letrado.

Alarcos adelantó que “estamos esperando los fundamentos, que me los iban a pasar el viernes y ahora me dijeron que me los pasan el lunes, para oponernos a esta decisión de Del Vö”.

 

Desde Córdoba, otra denuncia

El abogado cordobés Claudio Juárez Centeno, que representa a otro grupo de los policías que hace más de un año fueron apartados de la fuerza, advirtió al enterarse de la decisión del fiscal Del Vö que “hay otra denuncia que presenté con Martín Durani en la Fiscalía de Gustavo Atienza y esa a mí no me la han archivado”.

“No sé qué habrá puesto en la otra denuncia el otro abogado, pero entiendo que la que yo hice con Durani en contra de las autoridades que participaron de las detenciones no se ha unificado con esa, así que está vigente”, consideró.            

Por otra parte, como novedad, Juárez Centeno expresó: “Hemos hecho una denuncia con uno de los chicos, que es Adrián Mina, acá en Córdoba, en contra de Mauricio Rantica y todos los que hayan posibilitado su cesantía. En su momento denunciaron que Mina estuvo en la reunión en el bar Mar Gut, cuando en realidad él ni siquiera pasó por ahí; ni estuvo ni participó tácitamente”.

“Sin embargo, esas declaraciones que hizo Rantica le sirvieron al gobernador (José Manuel de la Sota) para dejarlo cesante a Mina, cuando él no tenía nada que ver”, añadió.

El abogado agregó que “lo que queremos es que se lo impute a Rantica porque posibilitó fraguar una cesantía con elementos ilícitos dentro del contenido del acta administrativa en contra de Mina diciendo que él participó, cuando en realidad no fue así, entonces pedimos que se lo condene por estafa procesal acá en Córdoba porque esto se tramitó en el Tribunal de Conducta y derivó en el decreto de cesantía”

Además, el letrado indicó que están “esperando la resolución de la Justicia sobre una cautelar que se está tramitando para que puedan volver a trabajar como policías”.

 

Historia

 

El sonado caso se desató el 28 de junio de 2014, cuando un grupo de policías (11 en actividad y 17 pasivos) participaba en una reunión gremial en el bar de la calle San Juan.

Todos fueron trasladados a la Comisaría de la calle General Paz, quedaron detenidos y con el correr de los días y las semanas fueron recuperando la libertad (el titular del gremio, René Zabala, fue el que más tiempo pasó entre rejas).

A la luz del informe labrado por los oficiales actuantes, los policías en actividad fueron cesanteados mediante un decreto del gobernador.

 

Print Friendly, PDF & Email