“Hay sólo un cambio de estilo”

Una política diferente. Desde el MST, con Nadia Brossard y Néstor Gea, sostienen el avance imperialista actual

El docente y excandidato a intendente Néstor Gea junto a Nadia Brossard son los referentes del MST local. Brindaron su análisis político actual a nivel nacional y se refirieron también al panorama con el que podría gobernar Martín Gill

Una política diferente. Desde el MST, con Nadia Brossard y Néstor Gea, sostienen el avance imperialista actual
Una política diferente. Desde el MST, con Nadia Brossard y Néstor Gea, sostienen el avance imperialista actual

-¿Cómo vio el inicio del Gobierno nacional?

-Gea: Arrancó con ajuste, devaluación, supresión a los trabajadores y beneficiando a los grandes grupos económicos. Los gobernadores del Frente para laVictoria hacen los mismo en cuanto a los despidos. Nosotros en campaña dijimos que eran lo mismo. Hoy se los ve a los se erigían como un camino opuesto apoyando al Gobierno nacional y a los organismos internacionales.

La falta de unidad de la izquierda del país no ha permitido que se forme una corriente antimperialista. La gente debió optar por lo menos peor. Desde 1989 que el MST viene haciendo unidad con otros partidos, ese es el camino. Hay una crisis abierta en 2001 y continúa porque no se abre una unidad en la izquierda, en la que entendemos tiene mucha responsabilidad. El ajuste no depende tanto del Gobierno, sino de las organizaciones sindicales y políticas que no han estado a la altura de las circunstancias para saber lo que necesitan las mayorías del país.

El kirchnerismo mostró un falso progresismo que le abrió las puertas a Macri. Si Macri echa gente hoy, es porque antes hubo precarización. En la Fábrica Militar después de 12 años siguen renovándose los contratos y rogando por continuidad. Hoy los periodistas no tienen dónde hablar, por eso decimos que la Ley de Medios no democratizó nada. Es un progresismo falso.

-Sobre las acciones del Gobierno provincial, ¿qué piensa?

-Gea: A nivel provincial creemos que Schiaretti está indudablemente alineado con Cambiemos. La ley de rebaja de las jubilaciones es el primer reflejo de esta vinculación y está claro que van por más.

-¿Qué puede suceder en Villa María?

-Gea: A nivel local sabemos que Gill no representa lo nuevo en política, como se lo quiere hacer ver. En 2006 Gill fue el firmante del estatuto que precarizó a los trabajadores en el municipio. Hoy no se sabe cuándo será, pero van a echar gente, eso es seguro.

Además, Gill asume con una deuda tremenda que le dejó Accastello a nivel social, sin hablar de lo económico porque se niegan hablar en ese sentido. Dejó un déficit de seis mil viviendas para los más pobres, no hay rampas en las esquinas, dejó una tradición horrible de fuegos artificiales que dañan el medio ambiente, dejó que se fumigue con glifosato, 20 barrios se inundan cada vez que llueve por lo que desagües pluviales, cero. Dejó a cooperativas que cobraban por un servicio que no prestaban. Y Gill sigue con eso, hay sólo un cambio de estilo.

-¿Cómo sigue la lucha del MST junto a las mujeres que pedían viviendas dignas?

-Brossard: Ya tuvimos diálogo con Martín Gill y seguimos trabajando para ver cómo vamos a hacer con esta situación que es más grande de lo que se piensa. Además, hoy el escenario parece más complicado porque no podemos alejarnos de una realidad de ajuste, inflación y falta de empleo. Hoy van a salir a la luz las cuestiones que dejó abiertas y ocultas el accastellismo.

No queremos que la gente siga en la calle. Hay mas de seis mil familias anotadas en el Instituto de Vivienda. Las inscripciones cerraron porque la situación fue desbordante, pero eso refleja la problemática que no se aborda. Hay un gran porcentaje de la ciudad con falta de vivienda y en emergencia habitacional. El municipio que gobernó anteriormente es cómplice de ello. Entonces, en los momentos de toma no saben cómo actuar. Creo que este Gobierno tiene muchas más debilidades que van a quedar más expuestas ante una crisis inminente.

El MST no es culpable de no ser alternativa, pero sí se siente responsable de no ser alternativa porque ni Macri ni Scioli tenían el cambio verdadero.

-El MST no se conforma con sólo ser un partido…

-Gea: No. Nosotros peleamos por los derechos de la mujer, por la lucha ambiental, por la lucha desigual… El verdadero progresismo. Invitamos a los partidos de izquierda para definitivamente ser gobierno alguna vez. Nosotros no queremos ser un partido testimonial, queremos ser gobierno, porque no somos una utopía. Aquí tenemos propuestas concretas para gobernar. Decimos esto porque con Scoli o con Macri nos van a seguir gobernando las corporaciones actuales.

-¿Qué cambia en la Argentina con el nuevo Gobierno?

-Gea: Representan los mismos intereses, sólo que con Macri están sentados los gerentes de las empresas, no hay doble discurso. Con el kirchnerismo estaban los delegados de las empresas. A esas empresas como Monsanto, Chevron, Barrick Gold, explotación del fracking, energía nuclear, las trajo el kirchnerismo. Algunos ministros que estaban con Cristina hoy están con Macri. Nosotros llamamos a votar en blanco en el balotaje, ya que uno, en teoría, intentaba estabilizar (kirchnerismo) y otro desestabilizar (el actual).

Pase lo que pase, no depende de los partidos políticos, depende de nosotros y de las fuerzas de resistencia.

-¿Que relación puede tener la ciudad con la Provincia?

-Gea: El bloque accastellista le pidió disculpas a Schiaretti por no votar la ley que perjudicó a los jubilados porque le alcanzaba con los votos que tenía. Es una verguenza. De a poco se sabe.

-¿Qué piensan de Martín Gill si lo tienen que comparar con la dificultad que presentaba Accastello para dialogar?

-Brossard: Creo que Gill se mantiene ubicado en un contexto en el que tiene que ceder y limpiar la cara de una gestión, que tiene cuestiones bajo la alfombra. Los fuegos artificiales “inclusivos”, el Costa Rock… Son pequeñas cosas que quieren ayudar a limpiar la imagen.

La situación lo lleva a caminar el barrio, bajarse en la calle de tierra, algo que antes no se veía, pero indudablemente es la debilidad la que hace que el Gobierno sea más debil y tenga que ceder.

También hay una debilidad en la oposición. No hay oposición en Villa María. Ni siquiera los que tienen que cuestionar las acciones incorrectas. Creemos que esta crisis se va prolongar mientras no se cuestione.

-¿Hacia donde va el MST?

-Gea: Nuestros intereses son de los que no tienen vivienda, no tienen empleo, no tienen acceso, los que asisten a comedores, de la clase media que no le gusta que la contaminen, de los que se inundan. Sabemos que es difícil el diálogo, pero esa siempre es nuestra vocación. Queremos que triunfen los reclamos. Nosotros creemos que los avances se dan sobre logros. Que todo el que reclame, logre.

Que el MST haya acordado algunos puntos con el Gobierno local no significa que seamos lo mismo, simplemente hay que acordar para que el reclamo social triunfe. Si nos metemos en un conflicto justo, es para que gane. Si triunfa, nos hace avanzar a todos. Que la masa sea crítica es fundamental. Hay una izquierda social impresionante, más afuera que adentro.

-¿Qué piensan de la elección de Del Caño?

-Gea: Desperdició una oportunidad importante. Es un proyecto cerrado en sí mismo. Sabemos que trabaja contra viento y marea, pero entendemos que con las propuestas no estuvo a la altura de las circunstancias. Debería haber llamado a la unidad. Lo votamos, pero hay diferencias entre querer cargos en el Senado y querer gobernar.

Print Friendly, PDF & Email