Desembarco chino

Gwang Fu, Falvo y Verzotti ya descubrieron el cartel que muestra el proyecto tan celebrado

Quedó inaugurado el predio donde en 60 días comenzará a instalarse una empresa china líder en plástico biodegradable

Gwang Fu, Falvo y Verzotti ya descubrieron el cartel que muestra el proyecto tan celebrado
Gwang Fu, Falvo y Verzotti ya descubrieron el cartel que muestra el proyecto tan celebrado

«El éxito de esta empresa será el éxito de nuestro pueblo», resumió el intendente Víctor Falvo a la hora de dar la bienvenida a los representantes de la empresa de capitales chinos y cordobeses que instalarán una planta de plásticos biodegradables en base a resinas obtenidas del almidón de maíz.

La jornada de ayer, catalogada de histórica, comenzó con el arribo de Zhu Gwang Fu, presidente de la empresa Guangdong Shanjiu Plastic Corporation de la República Popular China. En el recinto del Concejo Deliberante se cumplieron los actos de protocolo y se lo declaró “Huésped de Honor”. Junto a él estuvo, además de una traductora, Manuel Verzotti, integrante y vocero de la sociedad empresaria surgida a principios de año, ARBIO, la que realizará la millonaria inversión en Las Perdices.

Falvo fue acompañado por su equipo de trabajo y demás autoridades locales. En un breve mensaje expresó que «se trata de un momento histórico para Las Perdices, la llegada de una industria de importantes dimensiones, ya que ocupará un amplio predio y generaría hasta 200 puestos de trabajo”, según adelantaron.

El intendente celebró «la amistad con China y el futuro de nuestros países». «Es la primera vez que nos toca tal personalidad del mundo de los negocios», agregó. «Nuestro pueblo no es industrial, sí tenemos pequeñas empresas y el día que se concrete la puesta en marcha provocará un cambio, una reactivación económica en la localidad y la región, con una industria que es única en la Argentina», sostuvo.

Agradeció además a la familia Basélica, ya que Nicolás Basélica (de la firma local Basélica Hermanos) se asoció al 49% de los capitales argentinos con el aporte inicial de las cinco hectáreas necesarias para instalar la planta de biotecnología.

 

Falvo habla en el centro, mientras escuchan a la izquierda de la imagen el empresario chino y del otro lado miembros de la familia Basélica, propietarios del terreno que les permitió asociarse a este megaproyecto
Falvo habla en el centro, mientras escuchan a la izquierda de la imagen el empresario chino y del otro lado miembros de la familia Basélica, propietarios del terreno que les permitió asociarse a este megaproyecto

Industrializar

Gwang Fu dio un mensaje cargado de agradecimientos, «primero a todos los presentes y también a Manuel por traernos». «Con nuestra biotecnología queremos aprovechar todos los recursos de la Argentina», dijo el destacado empresario. También marcó que la fábrica «no tiene polución, a tal punto que entre los principales objetivos está eliminar la polución industrial y el crecimiento de la economía».

«Hace 30 años China era un país agrícola, pero actualmente llevamos avances de 30 años de industrialización. Hoy China tiene políticas de asistencia de negociación», dijo al referirse a facilitación de convenios internacionales bilaterales.

Agradeció la ayuda del Gobierno local y apuntó que quieren «iniciar pronto la construcción y desarrollo» de la planta.

 

Un largo camino

Verzotti explicó el nacimiento de ARBIO, la que se remite a Grupo Patagón. La empresa cordobesa dedicada a la comercialización de plásticos convencionales (sobre todo vajillas descartables) tomó contacto con la firma china de plásticos biodegradables y definidos a incursionar en esa tendencia, comenzaron tratativas para conocer la viabilidad de un proyecto que más tarde resultaría en la planta que se instalará en Las Perdices. «La fusión comenzó en 2011 con un convenio de colaboración para el desarrollo industrial de plásticos biodegradables, como bolsas y demás, en remplazo de los derivados del petróleo», aseveró Verzotti.

Manifestó que se trata de elementos 100% biodegradables, «que en compost está en los 90 días» (en un enterramiento de residuos estandarizado correcto).

Indicó además que «ya están los contactos con empresas que se podrían sumar a un parque biotecnológico» en Las Perdices, aunque advirtió que «el primer paso es esta instalación y luego la obtención de la materia prima», en alusión a procesar el maíz para tomar el almidón.

 

Los plazos

«Antes de fin de año toda la maquinaria productiva estará en el país y quizás instalada ya», dijo en cuanto a los plazos y arriesgó que «en unos 60 días estaremos levantando estructuras» en el predio de cinco hectáreas ubicados en el acceso norte de la localidad, por ruta nacional 158.

«La primera etapa de la inversión está en los 32,5 millones de dólares, en cinco años, sólo para la biorresina, y lo que hace a la planta de extracción de almidón ronda los seis millones de dólares», precisó el empresario.

Respecto a la ubicación, expresó que «los campos de la zona concentran buena cantidad de maíz» y deslizó que «hubo ofrecimientos para instalarse en otras localidades, pero esto era un sueño para muchos. Se ve que no era el momento o no creían en poder concretarlo».

«Es una empresa verde, no tiene polución ni efecto en el ambiente, lo que vamos a certificar», coincidió.

Anticipó que hoy el grupo de empresarios argentinos y chinos estarán reuniéndose con el ministro de Industria de la provincia y que a nivel nacional hubo asistencia para la importación de la maquinaria.

«La producción para el mercado interno estaría acordada con una distribuidora con llegada a 2.500 clientes que fabrican básicamente bolsas de supermercados, lo que nos garantiza más llegada inmediata a todo el país», esbozó sobre la cadena.

 

Corte de cintas

En el predio continuaron lo actos, como para hacer de la jornada un hito en la historia del desarrollo de la localidad. Las intendentas de Tanchacha, Silvia Cagnotti, y de General Cabrera, Carolina Eusebio, dijeron presente para acompañar al equipo de Falvo en este momento. Un centenar de perdiceños también dio marco. El secretario de Cultura del municipio, Javier Olives, ofició de conductor del evento (al igual que en el recinto legislativo). El intendente insistió con el «día especial de los que tuvimos el sueño y deseo de desarrollo para nuestro pueblo».

«Este emprendimiento, seguro va a cambiar la estructura social de nuestra localidad», subrayó el mandatario municipal.

El sacerdote Víctor Paredes procedió a la bendición e invocación religiosa sobre las tierras en que se levantará la planta, luego se realizó el izamiento de las banderas de ambas repúblicas y por último las autoridades estatales y empresariales descubrieron el gran cartel que describe con un render el emprendimiento que se construirá en ese lugar. Varios habitantes se fotografiaron con el empresario chino, la traductora y el cordobés Verzotti.

 

Intercambio

Minutos después, el intendente y los empresarios brindaron una conferencia de prensa en la sede del Club San Lorenzo y firmaron un acuerdo de intercambio y apoyo mutuo, el que fue descripto por Falvo «como un hermanamiento para trabajar juntos».

En ese marco, aportaron más detalles. Gwang Fu dijo a EL DIARIO que el predio «parece un buen sitio para la construcción de la fábrica» y marcó que «tiene un recurso de tierras enorme, bueno para inversión». Sostuvo respecto a proyecciones que «el plan actual es muy grande».

Verzotti precisó que en primera instancia producirán «10 mil toneladas por año, en un año, y alcanzar las 30 mil en cinco años».

«Mientras tanto, en los próximos meses ya estarán llegando unas 900 toneladas importadas» desde otras plantas para comercializar e ir mostrando el producto en el mercado, porque «la idea es concientizar a la gente». En ese aspecto, adelantaron que «está por comenzar una campaña a través de Ecoplast y con el Grupo Simpa».

«La diferencia de costo de este material importado es muy grande por todo lo que se debe pagar, respecto a la que se elaborará en Las Perdices. Por eso montamos la planta», argumentó.

La producción no aparece significativa «al lado del 1.100.000 que se elabora en la Argentina (por año)». «No es nada», afirmó Verzotti, pero señaló que se dedicarán «en principio a fabricar film en principio, lo que hace al 70% del mercado (el resto explicó que se divide en termoformado, inyectable, soplado y espuma)».

De todas maneras, puntualizó que exportarán a otros países, entre los que ya tienen contacto con Perú, y viajan a Estados Unidos por estos días desde Argentina “buscando crecer, además con un objetivo claro que es ser parte del proyecto de los Juegos Olímpicos de Río 2016, que tiene previsto utilizar material biodegradable en las villas deportivas”.

«El montaje de las estructuras comenzaría en 60 días, porque son 2.500 metros cuadrados cubiertos, mientras van llegando las máquinas», agregó el vocero.

Universidades

El empresario Gwang Fu acotó que tienen convenio con más de 10 universidades chinas en investigaciones de desarrollo y la empresa, fundada en 1999, es la número uno en China e integrante de la Cámara del Plástico de Europa, ya que cuenta con una planta similar en su país, en España y próximamente en Turquía». Cuenta además con una fábrica en Nebraska, Estados Unidos, pero no es de este tipo.

 

LAS CIFRAS

32,5 millones dedólares es la inversión en cinco años para la primera etapa

200 puestos de trabajo directo son los que se generarían

10 mil toneladas de plástico biodegradable producirán por año y aspiran a triplicarlo en el corto plazo 680 kilos de almidón se obtienen por cada tonelada de maíz

Print Friendly, PDF & Email