Dieron de alta a Lázaro y sus abuelos piden ayuda para terminar la casa

Por Lázaro había existido una gran movida solidaria para colaborar con los gastos que demandaba la internación en Río Cuarto. En aquella ciudad mucha gente ayudó a la familia del pequeño

El pequeño, hijo de Micaela, quien murió a pocos días de que él naciera, sorteó una meningitis y ya está en su casa de barrio Florida. Piden ayuda para terminar la vivienda

 

Por Lázaro había existido una gran movida solidaria para colaborar  con los gastos que demandaba la internación en Río Cuarto. En aquella ciudad mucha gente ayudó a la familia del pequeño
Por Lázaro había existido una gran movida solidaria para colaborar con los gastos que demandaba la internación en Río Cuarto. En aquella ciudad mucha gente ayudó a la familia del pequeño

El bebé Lázaro, hijo de Micaela del Valle Giménez, fue dado de alta luego de permanecer internado en Río Cuarto a causa de una meningitis, según confirmaron ayer sus abuelos Mónica y Ramón Giménez a EL DIARIO.

Micaela es la joven de 23 años que falleció el 25 de agosto pasado aparentemente por una infección y cuyas causas son investigadas por la Justicia. Días antes de su muerte había recibido el primer kit Qunita entregado por el Estado nacional en Villa Nueva. Con su partida, quedó sin mamá el bebito Lázaro, que había nacido dos semanas antes.

Luego del doloroso suceso el niño enfermó y fue internado en Río Cuarto, lo que motivó una amplia campaña solidaria tanto en aquella ciudad como en su localidad natal.

Afortunadamente, el pequeño superó el difícil trance luego de un mes y 6 días de internación y ya está con sus abuelos maternos en su casa de calle Almirante Brown 722 de barrio Florida.

“Está bien y en casa, le dieron el alta el lunes a las 11 de la mañana”, confirmó Mónica a este diario.

La señora pidió ayuda a la población para poder terminar la vivienda que habían empezado a construir en la parte de adelante del terreno en que residen. “Necesitamos materiales y gente que revoque o que coloque las aberturas”, pidió, detallando que falta también la colocación de pisos.

El espacio ya está techado y la familia adquirió los sanitarios, pero falta, entre otras cosas, la conexión del servicio de agua. Cuenta con dos habitaciones, un baño y un comedor grande que contempla la cocina.

“Acá vamos a vivir con mi señora y mi nietito”, dijo por su parte Ramón Giménez, el abuelo que se dedica a la construcción.

Si bien la criatura, que tiene dos meses, está bien, “su estado no deja de ser delicado porque tiene que vivir en una habitación seca y cerrada”, por lo que consideraron que es de urgencia culminar la casa. Lázaro “tuvo una meningitis aguda y le estamos haciendo los controles, no puede estar afuera, tiene que ser muy bien cuidado”.

Ante preguntas de este cronista, Ramón señaló que el nene es tratado en la Clínica San Martín de Villa María y por otro lado reveló que hizo la denuncia judicial ante la Fiscalía de Instrucción del Tercer Turno, a cargo de Daniel Del Vö, para que se investigue la muerte de su hija en el Hospital Regional Pasteur, donde él cree que fue víctima “de una mala praxis”.

Print Friendly, PDF & Email