Dignidad, frente al escenario adverso

Puro dolor deportivo se vivió ayer en la Leonera. Alem y Colón empataron 1 a 1 y quedaron al margen de los cruces

Apertura – Ultima fecha – Zona A
Dejaron la piel, lucharon hasta el final y pueden dormir tranquilos. Alem y Colón se colmaron de dignidad en la pelea por clasificar. Empataron 1-1 y quedaron eliminados porque el resultado ajeno no acompañó
 

Da gusto pararse en el techo de la Leonera, de ahí arribita se puede ver todo más claro… Los caballos en el patio del frente; el horizonte en el patio de atrás, reclamándole presencia al sol porque cuando hace frío hay que volver a casa más temprano; el “Topo”, (el marido de la “Chuchana”) con su canasta de mimbre llena de praliné y otras golosinas; la nueva tribuna que lleva el nombre del villanovense Franco Jara; la mayoritaria cantidad de motos, otro de los tantos reflejos del esfuerzo de su población… Por estos lares tener moto, es como tener auto en otros lugares… incluso se puede ver la despedazada ruta 2, que ya es una invitación a las tragedias viales…
Da gusto también llegar a un domingo con las posibilidades de todo. De que el sol pegue bien ante el fresco, de que los dos equipos con sueños intactos nos regalen un partidazo, y de que pase lo que pase, prevalecerá la dignidad…
Colón siempre dependió de sí mismo y pese a que no estuvo lejos, quedó masticando la bronca de haber estado a un gol de cumplir el destino en el que creyó… Tuvo sus momentos de intensidad, atacó, fue profundo, pero no pudo mantener el ritmo que constantemente le propuso Alem.
El equipo de Agosto llegaba con una premisa de acción (ganar) y otra de fe (rezar). Saboreó el final feliz, lo olfateó como buen felino, y una curiosidad, un descuido… lo dejó fuera, con una vida menos. Estuvo arriba en el marcador, dominó buena parte del trámite, y se fue al vestuario en ventaja con viento en contra. Sumado a esto, presentó un once titular con varios juveniles para afrontar “su” final.
Morre probó los reflejos de Morales, que contuvo en dos tiempos a los 11m; volvió a controlar el portero un intento del capitán cabralense con un tiro libre por encima de la barrera a los 13m y se lo comió de palomita Tottis sobre los 15m cuando tras un buen pase de Verón, Pereyra elevó un preciso centro.
La historia se abrió con un claro penal que el juez Pérez marcó correctamente a los 28m. Pedernera se lo llevó puesto a Fava en un desesperado intento luego de haber recibido un magistral pase de Juárez. El volante ya había soltado su desviado remate cuando recibió el impacto y más de uno se agarraba la cabeza mientras no sólo lamentaba el penal, si no un peor desenlace. Morales ejecutó con potencia y dirección, y clavó en el ángulo superior izquierdo el fierrazo que se anunció con larga carrera. Alem vivía, porque ganaba, porque perdía Pasco y porque podía ser que se le diera, aun en la peor de las adversidades.
Fue sensacional la tapada del “1” León al “3 dedos” de Acosta desde fuera del área a los 37m y un anticipo perfecto de Berterame salió apenas desviado a los 38m tras la primera intervención de Juárez. Alem se iba al descanso sonriendo, por el arquero, en todo sentido… El complemento lo tendría también como protagonista, aunque hubiese preferido otro final.
Lo perdió Alem de arranque a los 5m con una estupenda maniobra colectiva y una fallida resolución. Juárez fue gambeta, Demichelis cedió ante Berterame y le dejó el remate que bien tapó Pedernera e inexplicablemente Fava malogró un gol seguro bajo el arco con tiempo de sobra. A punto estuvo de aumentar con un gran tiro libre de Demichelis que Pedernera volvió a impedir a los 13m y un latigazo de Berterame se fue muy cerca del poste a los 18m.
Colón veía cómo se le iba todo el sueño de las manos y tuvo un instante de lucidez que le hizo tomar noción de la realidad: estaba a tiempo. Respondió con un cabezazo de Giraudo que dio en el palo luego de una gambeta y un centro de Tottis a los 21m; y un minuto más tarde, con el gol de la igualdad, que llegó desde un córner de Verón y un error de cálculo de Morales. El disparo con rosca se le filtró al portero y la historia ya quedó muy cuesta arriba para ese entonces.
Para este drama solo quedaba la vida de Colón, y dio señales a los 23m con un mano a mano que Pereyra no pudo resolver ante Morales, y a los 46m con un tiro libre de Morre que nuevamente el arquero de Alem desactivó, esta vez sin rebote.
Podríamos estar hablando de muchas rojas, de situaciones no deseadas… Nada de eso. Los dos lucharon por estar adentro, los dos quedaron afuera y se despidieron con la dignidad y la honestidad que hoy los enaltece. Cuidar del otro, porque no hay que romper a nadie. Porque los lunes, todos tienen que trabajar con esfuerzo para llevar adelante sus vidas y las de sus familias… afortunadamente lo tomaron en cuenta.

La figura
LEONARDO MORALES
Fue el protagonista de la tarde en todo sentido. Sus intervenciones resultaron decisivas en el resultado final. Convirtió el gol de Alem con una estupenda ejecución y mantuvo el cero con mucha firmeza. Se equivocó feo en el empate de Colón y no cayó en un pozo, por el contrario creció su figura.

El árbitro
LUIS PEREZ
Llevó con tranquilidad un partido que en la previa prometía ser de alta intensidad. Se le puso enfrente una sola jugada para aprobar: el penal que cobró. Pedernera levantó por el aire a Fava dentro del área y marcó sin dudar aunque evitó la tarjeta cuando más de uno temió por un desenlace mucho más trágico.

Print Friendly, PDF & Email