Docentes que creen que “todos pueden aprender” se reunirán en nuestra ciudad

Cornatosky, Vadori, Padilla y Luna, durante la conferencia de prensa en el Hotel Le Parc
Cornatosky, Vadori, Padilla y Luna, durante la conferencia de prensa en el Hotel Le Parc
Cornatosky, Vadori, Padilla y Luna, durante la conferencia de prensa en el Hotel Le Parc

Mañana y el sábado se realizarán las «Primeras jornadas nacionales para la transformación de la formación docente en comunidades de aprendizaje», a la que concurrirán 650 educadores.

La actividad, que superó las expectativas de los promotores, es organizada por la Universidad de Villa María junto a la red argentina en la temática y el Ministerio de Educación de la provincia.

Las exposiciones tendrán lugar en el Teatro Verdi, en tanto que las mesas de trabajo se desarrollarán en la Escuela José Ingenieros, donde se presentarán 70 proyectos, con temáticas que van de experiencias de voluntariado en alfabetización, a expresión plástica o musical de obras poéticas.

El encuentro apunta a “contribuir en la construcción de una comunidad académica, científica e intercultural que fortalezca la evolución del docente en los diferentes campos de conocimiento: por otra parte, buscarán desarrollar proyectos de acción pedagógica e investigativa tendientes al mejoramiento de la enseñanza y aprendizaje en comunidades de estudio”.

Las conferencias del primer día serán dictadas por Horacio Ferreyra, funcionario de la cartera educativa provincial, y el investigador del Conicet y de Flacso, Carlos Skliar. El sábado disertarán la especialista en el área de Lengua, María del Pilar Gaspar, la docente colombiana Yaneth Cháves y el creativo publicitario villamariense Augusto Manzano.

Ayer, en conferencia de prensa, se informó que la red tiene 20 años de existencia en el mundo, y que fue creada en Francia. En nuestro país, es coordinada por Gloria Vadori, quien definió a la entidad como “un movimiento que recoge los avances teóricos en educación, pero también lo que pasa en las aulas”.

La decana de Ciencias Humanas agregó que “en la red hay ejes que no se negocian”, entre los cuales destacó que “todos los alumnos pueden aprender”, tras lo cual resaltó que “hay algunos docentes y padres que desconfían de la educabilidad”. Otro de los ejes es “la confianza en el esfuerzo, las tareas tienen que ser complejas, deben ser un desafío para el estudiante, de otro modo la mente no trabaja”. Asimismo, abogó por “ir a la escuela a gozar del aprendizaje, no considerar a los chicos ni buenos ni malos, y no tenerle miedo al voto de los alumnos”.

Se procura “generar mecanismos de intercambio, socialización y discusión de proyectos entre los colectivos docentes e investigadores del país y propiciar la circulación de conocimiento e innovación pedagógica destinada a docentes de todos los niveles y modalidad de gestión estatal y privada”.

El grupo de funcionarios educativos presente en la rueda de prensa consideró que “no existe un corsé del sistema para que el docente se vea limitado en su creatividad”. En particular, el inspector Sergio Cornatosky opinó que “los diseños curriculares son más democráticos, y si hay un corsé, es autoimpuesto”.

No obstante, ante la pregunta de EL DIARIO, declinaron responder si estos lineamientos proseguirán durante la actual administración nacional. Sólo el inspector Enrique Luna hizo mención a la decisión de la provincia bonaerense de volver a aplicar aplazos, medida que consideró que “es retroceder siglos, porque es como discutir sobre el termómetro y no sobre la fiebre”.

En cuanto a la reciente declaración de inconstitucionalidad del ingreso irrestricto a las universidades, Vadori afirmó que “hay una relación entre calidad y cantidad, y superado cierto límite de alumnos, se termina haciendo inclusión con exclusión. Si la educación no es de calidad, no hay inclusión social”.

Finalmente, y ante otra pregunta de nuestro cronista, los funcionarios se expresaron sobre la resistencia de padres de alumnos de la Escuela Arturo M. Bas, a permitir el pase de un chico de otra escuela, que habría sido protagonista de un hecho de índole sexual.

El inspector general Nilver Padilla dijo que “prefiero accionar y no comunicar a los medios de difusión” y agregó que “en ese conflicto todos son víctimas, y yo estoy en desacuerdo con criminalizar a la infancia”. También opinó Cornatosky, quien subrayó que “a veces los padres, con la mejor de las intenciones, revictimizan a los niños” y aseguró que “el problema se va a solucionar cuando ya no se hable más públicamente del tema”.

Print Friendly, PDF & Email