Dos miradas sobre los candidatos

Lorenzati (izquierda) expresó la renovación que aportaría Macri. Baravalle habló de la capacidad y los beneficios de Scioli

De qué manera ven beneficiadas o complicadas las gestiones y el futuro de los municipios según se imponga Macri o Scioli en las urnas. Los intendentes de Etruria y de Ticino exponen

Lorenzati (izquierda) expresó la renovación que aportaría Macri. Baravalle habló de la capacidad y los beneficios de Scioli
Lorenzati (izquierda) expresó la renovación que aportaría Macri. Baravalle habló de la capacidad y los beneficios de Scioli

Escribe Franco Gazzoli
(de nuestra Redacción)

Dos miradas sobre los candidatos y el futuro de las localidades pequeñas del territorio argentino, en esta pampa cordobesa, municipios de la región que se verán afectados de diferentes maneras según las políticas y la óptica que se aplique desde la Casa Rosada a partir del 11 de diciembre, cuando la actual presidenta Cristina Fernández entregue su banda y el bastón a su sucesor: Daniel Scioli, por el Frente para la Victoria (FPV), y Mauricio Macri, por Cambiemos.

Anticipados a los que pueda suceder el balotaje del próximo domingo y el presidente que resulte electo. los intendentes de Ticino, el radical Renato Lorenzati, y de Etruria, el justicialista afín al oficialista FPV, Héctor Baravalle, aportan a los lectores de EL DIARIO sus opiniones.

 

Renovar estructuras

«Pensamos como alternativa de apoyar al candidato de Cambiemos a partir de la Unión Cívica Radical (UCR) y más allá de no compartir algunas decisiones tomadas en Buenos Aires», compartió Lorenzati. En ese sentido, manifestó que «para el interior es una necesidad de renovación de estructuras», ya que a su entender «a nivel nacional los municipios del interior no son beneficiados por estas estructuras».

En cuanto a gestión municipal, expresó que «urge tener mejor participación o poder llegar a los ministerios que se necesita llegar, sin padrinazgos como hasta hoy». «Siempre se tenía que estar acompañado con algún referente y terminamos al final trabajando con la provincia, solamente. Estamos apostando a que eso mejore», sintetizó el mandatario ticinense.

 

Cambios puntuales

El hombre, integrante además del Directorio del Grupo Lorenzati, dijo a este medio que «el país necesita de una reestructuración y el sector agropecuario ha sido de los más golpeados en los últimos años, además las economías regionales que son las que traccionan en las localidades como la nuestra y nutre nuestros circuitos económicos, son las que aparecen más complicadas».

«Todos los sectores van a acompañar desde donde puedan a aportar a la recuperación de las mismas», auguró.

Respecto a cambios puntuales que puedan favorecer a estas economías, para crecimiento o mejoramiento, Lorenzati esbozó: «Creo que es necesario apoyar al sector agropecuario, a las economías regionales, reducir algunas retenciones que no afecten la recaudación del Estado (hay productos a los que se les puede retirar) y generarían movimiento e ingreso mayor de divisas para hacer a la recomponer las reservas del Banco Central, por ejemplo».

 

La devaluación

Sobre el uso de la palabra devaluación del peso (moneda nacional) como «cuco» y generador de temores en la sociedad, dijo que «la devaluación no es una salida. No por si sola». «Tampoco veo que pueda haber una devaluación de envergadura en el corto plazo. Además, debe estar acompañada de una serie de medidas como son una concertación de precios, la unificación de paritarias, solicitar ayuda financiera (a organismos internacionales) para recomponer el ingreso de divisas. Pero todo esto no sirve si no se controla la inflación. Lo importante estará, estoy seguro, en la confianza y la credibilidad que pueda brindar un gobierno. Debe ser creíble. Hay mucho dinero frenado en las exportadoras…», aseguró.

Para Lorenzati, «cualquiera de los candidatos que acceda a la Presidencia, hoy tendrá que adoptar varias medidas».

«Creo que es una campaña de miedos y uno de los mayores temores es del salario. La clase media es la que hace al consumo y se debe sostener a buen ritmo. A ningún gobierno le daría resultado golpear a la masa asalariada», concluyó.

 

Para cada época

«Scioli es la continuidad del cambio», disparó el intendente Baravalle. En ese aspecto, subrayó sobre el candidato del FPV «la capacidad de que hay que saberse reinventar». «Una política puede ser muy buena para una época pero después se debe rediseñar», explicó.

Y puntualizó que «Scioli va por el no pago de ganancias (hasta los 30 mil pesos), el congelamiento del gasoil, lo que es muy bueno para el agro, propone la rebaja de las retenciones a la exportación de granos, mantener los planes sociales sin afectar otros sectores como el campo, que no la está pasando bien por estos momentos por la baja de los precios internacionales de las comodities, y sin perder estas conquistas sociales».

En cuanto a los municipios, Baravalle sostuvo que «un gobierno de Scioli apoya a estas localidades» como Etruria en «cuestiones trascendentes como la obra de cloacas y asfalto como lo viene haciendo o como lo que está pendiente, las viviendas y el parque industrial, para lo que ya estamos trabajando y apuntaremos la gestión que viene», dijo el reelecto intendente (gobernará hasta 2019).

 

No encasillarse

Insistió en «la continuidad para el cambio con políticas que se van modificando, pero siempre incluyendo a la gente y evitar los estallidos que se venían dando cada 10 ó 15 años. No se debe encasillar en una idea fija».

Sobre los salarios que se verían afectados por la devaluación de la moneda nacional, indicó que «los asalariados hacen al consumo» y vaticinó que «los riesgos están en la devaluación, cuando algunos piden un dólar a 15 pesos, porque lo primero que se pulveriza es el salario». De todas maneras, no descartó que «podría hacerse gradualmente» (la devaluación).

«Las obras de infraestructura, viviendas, asfalto, cloacas, iluminación, no pueden depender de un municipio, lo óptimo y lo que necesitamos es trabajar en conjunto con provincia y Nación, porque si no, no alcanza», precisó.

Para expresar esta idea, narró que «con Nación, a través del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enohsa) y el aporte de los vecinos acabamos de terminar segunda fase de la obra de cloacas, y con Scioli eso va a seguir».

 

Con empresarios

Consultado por las fuentes de empleos y la mirada de empresarios de la localidad, Baravalle señaló que «no hay muchas industrias, pero miran, en el caso de la manisera (Agrotransportes SA) la cuestión de las retenciones, porque con eso tendrían un alivio, no hay empresas exportadoras de granos y las metalmecánicas dependen de un consumo local. Si se han generado puestos de trabajo a partir de pequeñas industrias denominadas satélites, que generan partes o servicios para otras más grandes». Por último, el intendente etrusco admitió que «se sintió un fuerte retroceso con Agrotransportes», ya que entró en conflicto hace más de un año y se redujeron las fuentes de empleo de 90 a 12 aproximadamente, y mucho con trabajo a destajo, jornaleros.

 

Dicen lo que…

Para Baravalle, «Scioli dice los que va a hacer y Macri también, porque adelantó que va a devaluar, que habrá quita de subsidios… y creo que no están mintiendo. Scioli dice además que va a congelar el precio del gasoil, pero no se le dio trascendencia a eso, cuando es un punto muy importante para la producción».

«Cualquiera que gane le deseo lo mejor, porque se espera que a todos nos vaya bien. Igual creo que uno pone la gobernabilidad en riesgo (Macri) y el otro da garantía (hace entender que Scioli), porque cuando a la gente le metan la mano en el bolsillo, quitándole los subsidios a los servicios, puede ser complicado», cerró Baravalle.

 

Print Friendly, PDF & Email