Ediles conformarán una mesa de trabajo

Los representantes de la Fábrica Militar de Villa María habían solicitado una audiencia el viernes pasado

Tras escuchar nuevamente la preocupación de los trabajadores, también se comprometieron a aprobar un proyecto declarando el apoyo y fortalecimiento de la Fábrica Militar

Los representantes de la Fábrica Militar de Villa María habían solicitado una audiencia el viernes pasado
Los representantes de la Fábrica Militar de Villa María habían solicitado una audiencia el viernes pasado

Concejales de los bloques Juntos por Villa María y Villa María para la Victoria recibieron ayer a representantes de fábricas militares de todo el país y referentes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) local.

En una reunión que se desarrolló en el auditorio Eva Perón, los trabajadores abordaron temas referidos a la situación actual de las fábricas militares, tal como lo habían hecho el 30 de abril pasado. Tras asegurar que se encuentran en pleno plan de lucha, denunciaron lo que consideran “una política de vaciamiento” y la falta de inversión del Gobierno nacional, a la vez que reclamaron la defensa de las fuentes laborales.

Los ediles se comprometieron a conformar una mesa de trabajo y a aprobar un proyecto de declaración de apoyo y fortalecimiento a las plantas fabriles.

“Invitamos a representantes de la Fábrica Militar de Villa María al Concejo porque nos habían pedido una audiencia el viernes pasado, pero aprovechando que estaban en la ciudad, recibimos junto a ellos a delegados de Fabricaciones Militares de Azul, Fray Luis Beltrán, Jachal y Río Tercero”, precisó el presidente del Concejo Deliberante, José Carignano.

“Nos contaron sobre la situación actual en las fábricas y la preocupación que tienen porque no son escuchados por la autoridad interventora de Fabricaciones Militares. Dijeron que no tienen los insumos suficientes para producir en toda la capacidad que tienen las plantas, no tienen elementos de seguridad, hay deudas con proveedores y otras cuestiones que los lleva a pensar que se puede estar dando una especie de vaciamiento”, señaló.

“Ellos tienen contratos hasta fin de año, pero de seguir esta situación, tienen temor por la continuidad laboral, porque se puede llegar a argumentar dentro de unos meses que no se justifica tener ese personal si la planta no produce lo que da su potencial”, indicó el edil.

“Ambas bancadas valoramos dos cosas, por un lado la continuidad laboral, que consideramos prioritaria, y por otro lado el efecto económico multiplicador que produce la Fábrica de Pólvora en Villa María, porque suma más de 17 millones de pesos al circuito económico de la ciudad, entre trabajadores y proveedores. Además, es una empresa estratégica para la defensa del país ”, puntualizó.

 

Acompañamiento político

“Acordamos que trataremos de elaborar una declaración de interés de mantener y fortalecer el funcionamiento de la Fábrica, porque lo único que podemos hacer es el acompañamiento político, y abrir una mesa de trabajo. A partir de una serie de datos que nos van a proporcionar desde la Fábrica de Villa María, como cuánto produce, cuál es el potencial de la empresa, cuántos trabajadores hay, cuál es el flujo de dinero que la Nación remite mensualmente, a esa mesa de trabajo se podría incorporar a distintos sectores de la ciudad que se verían afectados si la Fábrica dejara de funcionar o si despidiera personal, para brindar un apoyo institucional “, afirmó Carignano.

“La idea es poner al tanto de la situación y dar a conocer la problemática de la Fábrica para que la sociedad en su conjunto acompañe y defienda su sostenimiento, porque no se puede defender lo que no se conoce. Lo que buscamos que todos los sectores aporten ideas o iniciativas para hacerle conocer al Gobierno nacional que las fábricas militares son estratégicas no sólo para el país en lo que hace a defensa, sino también para el desarrollo de las comunidades donde están radicadas”, remarcó el presidente del Concejo.

“De la reunión se fueron conformes, nos agradecieron que los hayamos recibido. Vamos a estar acompañando con una expresión política e institucional tratando de aprobar una declaración. No buscamos sacar rédito de ninguna manera, sino ayudar a que la planta permanezca, trabaje, aporte a la ciudad y al país y que los trabajadores puedan estar tranquilos de que va a continuar su fuente laboral”, concluyó.

BRUNOBruno: “Vamos a acompañar lo que haga falta”

La edil PRO de Juntos por Villa María Karina Bruno aseguró al salir de la audiencia que la reunión fue interesante.

“Ellos plantearon una situación global de Fabricaciones Militares y no se limitaron a la incertidumbre porque la producción está parada, tienen la inquietud de que el Gobierno nacional pueda poner sobre la mesa cuál es el plan de producción. Los contratos son hasta el 31 de diciembre por lo que las fuentes de trabajo están garantizadas en ese sentido, pero quieren que las autoridades expongan para que quede claro que no hay intenciones de cerrar Fabricaciones Militares. Hoy, como en tantos otros órdenes, el Gobierno nacional lo que está haciendo es poner las cosas en orden, porque hay mucha deuda atrasada con proveedores, y eso hace que la tarea principal, que es abocarse a la producción, esté un poco distraída hasta ordenar el tema financiero”, explicó Bruno.

“Por otro lado dijeron algo que vienen sosteniendo hace años, que a la Fábrica no se la ve como un real proceso productivo, que no se ha modernizado, y que es importante la voz del trabajador que conoce como nadie lo que pueden aportar a la industria. Esa es una cuestión muy válida, y vamos a tratar de avanzar en ese aspecto, para darle el mayor impulso posible”, remarcó.

“Este es un proceso de largo tiempo, hay contratados de 13 años, hay una precarización laboral tremenda que no es de ahora sino que viene de arrastre de hace mucho tiempo, por lo que vamos a acompañar lo que haga falta”, aseguró.

“La reunión fue buena porque tuvimos una visión amplia de los trabajadores. Este es un proceso de años y lo que plantean ahora es el parate de la producción, es válido que pidan claridad sobre su trabajo, no cuestionamos eso, aparte que las fuentes de trabajo que defienden son legítimas, no son ‘ñoquis’. Fueron críticos de todos los procesos gubernamentales de 30 años para acá, porque como dije nunca se los reconoció como una fuente real de producción, no se los modernizó y hoy no pueden competir con fábricas del mundo, y no se los tuvo en cuenta para proveer a las fuerzas de seguridad nacional, que nunca les compraron los proyectiles”, reiteró la edil.

“Nos pusimos a disposición y el legislador del PRO Darío Capitani ya se reunió varias veces con ellos, vamos a tratar de que este reclamo de falta de diálogo se pueda concretar”, sostuvo Bruno.

Print Friendly, PDF & Email