El CEC defiende a sus afiliados del estacionamiento

La misiva dirigida al intendente lleva la firma del secretario general del CEC, Mario García

Carta presentada en Mesa de Entradas de la Municipalidad

En una misiva al intendente Martín Gill, aseguró que defenderá los puestos de trabajo “hasta las últimas consecuencias”

“…es por ello que el Centro Empleado de Comercio mantendrá una corta distancia entre las alternativas que se propongan y las resultantes de las mismas, no permitiendo el más mínimo acto de desventaja hacia nuestros representados y actuando hasta las últimas consecuencias”. Es el último párrafo de una carta enviada ayer desde el CEC al intendente Martín Gill, pero el más contundente.

En la misiva, el secretario general del gremio, Mario García, le dice a Gill que “en el carácter de representantes de los trabajadores del servicio de Estacionamiento Medido, hemos observado reiteradas intervenciones mediáticas por  usted o a través de sus funcionarios sobre el servicio en cuestión, valiéndose de distintas opiniones a las cuales no nos interesa remitir ni expresar sensación  alguna puesto que forman parte de  todo un dirimir que mantienen con otros actores, en donde cada uno trata de sacar el mayor beneficio político”.

 

“Detrás del tire y afloje… existe un grupo de trabajadores”

“Lo que sí queremos expresarle es que detrás de esa especie de compulsa de tire y afloje a la que a diario se  divide a la sociedad, existe un grupo de trabajadores que dignamente desempeñan sus tareas, y a los que el sistema relativiza, los políticos ignoran y los usuarios los tratan o destratan de acuerdo a su parecer”, agrega.

Y pide expresamente que “considere a los mismos (trabajadores) en cada una de las alternativas que evalúe, y  no solo en las palabras sino también en los hechos, haciéndolos partícipes de cada una de las decisiones que se pongan sobre la mesa, ya que usted más que nadie sabe de donde provienen, puesto que junto con nosotros formó parte de aquellos que los integró a la vida laboral en condiciones de dignidad tras varios años de abandono”.

“De más está decirle el  alto grado de pertenencia que mantienen con la actividad que desarrollan, y el respeto y la humildad con que lo hacen, pues habiendo pasado varias empresas concesionarias del sistema, y varios gobiernos de distinto color político  “los trabajadores siguen siendo los mismos”, agrega, para advertir finalmente con la frase citada al comienzo, en el sentido de que “es por ello que el Centro Empleado de Comercio mantendrá una corta distancia entre las alternativas que se propongan y las resultantes de las mismas, no permitiendo el más mínimo acto de desventaja hacia nuestros representados y actuando hasta las últimas consecuencias”.

Print Friendly, PDF & Email