El humo alarmó a los vecinos que llamaron a los bomberos

P56-f1Tres unidades del Cuerpo de Bomberos Voluntarios convergieron durante la mañana de ayer en bulevar Italia y Catamarca, donde se encuentra un edificio del IPV (foto), en uno de cuyos departamentos salía humo indudablemente provocado por un incendio.

Los servidores subieron hasta el departamento “D” del octavo piso del mencionado edificio, donde encontraron que la humareda era producto de foco ígneo que se inició en la cocina del lugar.

Pudo establecerse después que algún integrante de la familia Ledesma, residente en ese espacio, lo había dejado circunstancialmente sin percatarse de que la cocina quedó encendida.

El ulular de la sirena mayor del cuartel de bomberos y la inquietud generada entre los mismos residentes del edificio provocó alarma y curiosidad en el vecindario, aunque la situación fue rápidamente controlada por los voluntarios que incluso movilizaron al lugar un autobomba con escalera por tratarse de un siniestro en altura.

Print Friendly, PDF & Email