El joven Russo fue dado de alta y empezará la rehabilitación

Russo ya está con su familia. Desde la Unidad de Terapia Intensiva, habían asegurado que el buen estado físico del joven fue clave para su pronta recuperación

Su padre, Adolfo, adelantó que los próximos 15 días serán de reposo en una cama ortopédica. Luego, el arquitecto comenzará a rehabilitar las partes dañadas de su cuerpo. La rodilla fue la zona más comprometida en el accidente ocurrido el pasado 13 de enero

Russo ya está con su familia. Desde la Unidad de Terapia Intensiva, habían asegurado que el buen estado  físico del joven fue clave para su pronta recuperación
Russo ya está con su familia. Desde la Unidad de Terapia Intensiva, habían asegurado que el buen estado físico del joven fue clave para su pronta recuperación

Hace poco más de una semana, el joven arquitecto Luis Russo, de 26 años, cayó de un quinto piso mientras supervisaba una obra en construcción ubicada sobre calle Marcos Juárez, en Villa Nueva.

Desde ese momento, Russo estuvo internado en la Clínica San Martín y salió de la Unidad de Terapia Intensiva el pasado jueves 21. El viernes, el médico a cargo de esta Unidad, Edgar Mamani, adelantó que “faltaban pocas horas” para que el joven fuera dado de alta.

Y así sucedió en horas del mediodía de ayer, cuando Russo se fue acompañado de su familia desde la clínica a su casa.

Ya en el hogar, su padre, Adolfo Russo, dialogó con EL DIARIO y explicó: “Luis tiene que estar durante los próximos quince días en reposo total, no puede siquiera moverse”. Además, Russo padre, comentó que “está en una cama ortopédica y después de ese tiempo de reposo, comenzará la rehabilitación”.

Sobre esto, adelantó que no tienen precisiones acerca de cuánto tiempo tomará la rehabilitación del chico, pero que esto será para “soldar los huesos” y que, aparentemente, “por el momento no hay que hacer ninguna cirugía”.

Consultado acerca de cuáles eran las posibles intervenciones quirúrgicas que se podrían hacer, Adolfo dijo: “No hay huesos desplazados, pero tuvo muy comprometida la rodilla”.

Sin embargo, en pocos días, el joven logró recuperarse de un accidente que Mamani, el médico de UTI, calificó ante nuestro medio como “una desgracia con suerte”.

 

Un mérito en conjunto

Mamani había declarado que el buen estado del paciente había sido clave para su buena y rápida recuperación ante el accidente, pero también el padre destacó “la labor de los médicos y las enfermeras, porque es mérito de ellos”. Asimismo, Russo agradeció a todo el personal bajo el cual estuvo al cuidado su hijo y también a la obra social OSDE, “que cubrió el 100% de las prestaciones”.

 

Cronología

13 de enero: Luis Russo cae desde el hueco del ascensor desde una altura equivalente a cinco pisos en el edificio en construcción Malbo. El hecho ocurrió alrededor de las 15.30 y fue trasladado al Hospital Pasteur por una dotación de Bomberos de Villa Nueva, quienes aseguraron que el joven estaba consciente.

15 de enero: Adolfo, padre de Luis, informó que el estado de su hijo era crítico y debían esperar seis o siete días para estabilizarlo.

16 de enero: el joven había presentado mejorías: no tenía hemorragias y habían parado los sangrados.

21 de enero: Luis sale de la Unidad de Terapia Intensiva y es trasladado a una sala común.

22 de enero: Mamani, a cargo de la UTI, había adelantado que faltaban pocas horas para que Luis Russo fuera dado de alta.

23 de enero: al mediodía, el paciente es dado de alta y en las próximas semanas empezará la rehabilitación.

Después de los 15 días de reposo, Luis comenzará el proceso de rehabilitación”

Print Friendly, PDF & Email