Refuerzan recomendaciones ante el primer caso de dengue importado

La epidemióloga del Pasteur, Soledad Frola, confirmó que hubo un caso de dengue contraído en la provincia de Formosa. El paciente estuvo internado en la Clínica de la Familia y fue dado de alta

El paciente que contrajo dengue en Formosa estuvo tres días internado en la Clínica de la Familia y fue dado de alta con buena evolución
El paciente que contrajo dengue en Formosa estuvo tres días internado en la Clínica de la Familia y fue dado de alta con buena evolución

“Están dadas todas las condiciones; humedad, mucho calor y proliferación de mosquitos que hacen criaderos de larvas en nuestras casas”, dijo la epidemióloga Soledad Frola al referirse a la presencia de dengue en Villa María.

Confirmó, tal como adelantamos en nuestra edición de ayer, que se diagnosticó en Villa María el primer caso importado de dengue.

Se trata de un paciente que fue picado por el mosquito infectado en la provincia de Formosa. “Estuvo tres días internado en la Clínica de la Familia con muy buena evolución. Se le dio de alta con las recomendaciones del caso, que es estar en aislamiento por una semana y reforzar el uso del repelente”, indicó la profesional.

Frola insistió en la importancia de consultar al médico ante la aparición de los primeros síntomas. “Cuando llega un paciente con fiebre, dolores musculares, detrás de los ojos, lo primero que se hace es el estudio y en caso que se trate de dengue, se analiza la gravedad. Porque hay casos más serios que se presentan con diarreas y hemorragias”, planteó.

“Hay que prestar atención especialmente a las personas que tienen esos síntomas y acaban de regresar de viaje”, dijo.

Frente a la confirmación de ese caso, la profesional del Hospital Pasteur, insistió con las recomendaciones para prevenir.

 

Repelente

En primer lugar, habló de la importancia de utilizar repelentes para mosquitos. “Hay que tener presente que ese producto tiene una determinada duración, es decir, que hay que volver a ponerse cada tres horas y con más frecuencia si tiene alguna actividad que lo hace transpirar más o si está en el agua”, señaló.

 

Ropas adecuadas

Aunque el calor obligue a utilizar pantalones cortos y remeras sin mangas, la profesional de la salud recomendó estar cubierto en piernas y brazos. “Si va a cortar el césped o caminar por la costanera, es mejor tener pantalones largos y mangas largas”, para dificultar la picadura del mosquito.

 

Horario

Frola informó que el horario de mayor frecuencia de picaduras es “a la tardecita, alrededor de las 19” y a la mañana temprano. Sugiere redoblar la prevención con el uso de repelente en esos horarios.

 

Agua estancada

Hay que recordar que el mosquito deja las larvas en lugares donde se estanca el agua. Por eso insisten en no dejar líquido en recipientes que puedan servir de caldo de cultivo para reproducir la enfermedad.

 

Zika y la chikungunya

 

Al igual que el dengue, la zica y la chikungunya son transmitidos por los mosquitos de la familia Aedes.

De todas maneras, hay diferencias. El dengue presenta fiebre habitualmente más alta, así como dolores musculares más fuertes. Puede complicarse cuando cae la fiebre y se debe prestar atención a los signos de alarma, como el sangrado. La chikungunya, además de una fiebre alta, presenta un dolor en las articulaciones más intenso y afecta manos, pies, rodillas, espalda.

Puede llegar a incapacitar (doblar) a las personas para caminar y realizar acciones tan sencillas como abrir una botella de agua.

Finalmente, hay que señalar que la zika no presenta rasgos particularmente característicos, pero en la mayoría de los pacientes se observan erupciones en la piel y en algunos de ellos, conjuntivitis. Se inició en Africa y desde el año pasado ya se detectaron casos en América del Sur.

 

Los síntomas que hay que tener en cuenta

 

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad. El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna. Sin embargo, aunque es poco común, las mujeres embarazadas pueden contagiar a sus bebés durante el embarazo.

Los síntomas son:

-Fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, la cabeza, muscular y de articulaciones.

-Náuseas y vómitos.

-Cansancio intenso.

-Aparición de manchas en la piel, picazón y sangrado de nariz y encías.

Ante estos síntomas se debe acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado.

El Ministerio de Salud de la Nación indica que ante la presencia de esas señales es indispensable no automedicarse, ni siquiera con aspirinas, porque puede agravar el cuadro.

 

Print Friendly, PDF & Email