El legado más preciado

Horacio Moreno y Carlitos Fernández, una dupla que realizó un enroque que le resultó a Yrigoyen, que ganó en Arroyo Algodón y captó entusiasmo para lo que viene

LIGA VILLAMARIENSE – Apertura – 9na. fecha – Interzonal C-D

Con goles de los juveniles Mariano Fernández y Santiago Vicario, hijos de los históricos Carlos y Pablo, Yrigoyen venció 2-1 a Unión en Arroyo Algodón y se prende en la pelea por la clasificación, por el empate sin goles de Silvio Pellico en su visita a Unión Social. Además, Playosa le ganó por 3-1 a Juventud y mantuvo su liderazgo en soledad

A mitad de la década del 90, Carlitos Fernández deslumbraba con sus gambetas y enganches, y Pablo Vicario circulaba la pelota con toque corto y ubicación, en la zona media; ambos, dejaron su sello en el título de la liga local y en la irrupción de Yrigoyen en el plano nacional, en años inolvidables para le entidad de Tío Pujio.

De aquel tiempo a la actualidad pasaron casi dos décadas, y ayer, en Arroyo Algodón, volvieron a aparecer los apellidos Fernández y Vicario para darle alegrías al club de Tío Pujio.

Hablamos de los prometedores juveniles del elenco tiopujiense, Mariano Fernández y Santiago Vicario, hijos de Carlos y Pablo, respectivamente, quienes anotaron los goles con los que su equipo dio vuelta el marcador en Arroyo Algodón y venció por 2-1 a Unión, logrando tres puntos que entusiasma a los “Diablos Rojos” en esta recta final porque quedó a tres puntos del escolta Silvio Pellico, cuando quedan nueve en juego.

El cotejo, además, contó con un enroque entre los entrenadores de Yrigoyen. En primera, asumió Horacio Moreno, quien le dejó su lugar en reserva y cuarta división a Carlos Fernández. Y, ese refrán futbolístico que “técnico que debuta, gana”, quedó refrendado, en un cotejo que además contó con incidentes.

Todo empezó complicado para la visita porque Unión abrió el marcador en el primer tiempo con el tanto de Mayco Basualdo, de penal. Sin embargo, todo cambió en el complemento ya que los de Tío Pujio reaccionaron y dieron vuelta el marcador con los tantos de sus jóvenes atacantes.

Entremedio de los goles de la visita, ambos se quedaron con diez con una expulsión por bando por agresión mutua; y ya en la parte final, con el 2 a 1 instalado en el marcador, fue expulsado el arquero del local por incidentes con la hinchada visitante. Dicho suceso provocó que el partido estuviera detenido, pero igualmente el juego se reanudó y los de Tío Pujio confirmaron la victoria que lo sostiene con ambiciones de pelear la clasificación en la parte decisiva del torneo.

 

Se aleja el Albo

En su primera defensa como nuevo líder de la Zona D, Playosa ratificó su liderazgo, venció 3 a 1 en Silvio Pellico (donde hizo de local) a Juventud y tomó distancia de sus escoltas, aprovechando el empate de Argentino y la caída de Unión de Arroyo Algodón.

El elenco de Paulo Velasco abrió el marcador con una acción desafortunada de un volante rival que, en su afán de impedir el tanto del local, terminó anotando en contra de su arco luego de una acción que nació de un remate de Dino Gagliese que se desvío en un adversario e impactó en el travesaño.

La Juve, de igual modo, reaccionó oportunamente y logró rápidamente el empate; sin embargo, otra vez apareció el propio Gagliese para Playosa y anotó el 2 a 1 que volvió a darle la ventaja parcial a su equipo, cortando además una mini-racha sin convertir en los últimos partidos.

Ya en el segundo tiempo, el volante Rubén Beltramo, otro de los refuerzos de Playosa para este campeonato, sentenció la historia anotando el 3 a 1 que le permitió al Albo celebrar la quinta victoria en el torneo y en una fecha clave ya que se alejó a cinco unidades del tercero (Unión) y tres del segundo (Argentino), previo a una recta final definitoria.

 

Clásico sin gol

En un clásico aburrido, Unión Social le impidió a Silvio Pellico subir al tope de las posiciones de la Zona C al igualar sin goles en Alto Alegre.

Dicho partido, que cerró la novena fecha del Apertura, careció de emociones y más allá de la búsqueda de ambos equipos para lograr la victoria, no pudieron herirse y todo finalizó en un reparto de puntos que le permitió al Canario afianzarse en zona de clasificación, más allá de la oportunidad perdida frente a un rival que continúa sin conocer el triunfo en el certamen doméstico.

Print Friendly, PDF & Email