El mes próximo, más limitadores

Los limitadores fueron destruidos siete veces en tres meses desde que fueron colocados

El secretario de Prevención Comunitaria, se refirió también a los reiterados choques a los limitadores de altura en la rotonda de Seppey y Sarmiento

Los limitadores fueron destruidos siete veces en tres meses desde que fueron colocados
Los limitadores fueron destruidos siete veces en tres meses desde que fueron colocados

A mediados de junio se colocaron limitadores de altura para evitar que los camiones puedan ingresar a la rotonda de la intersección de avenida Porfirio Seppey y bulevar Sarmiento. Desde entonces, en estos tres meses que transcurrieron, ya fueron chocados y destruidos unas siete veces, según estimó Carlos De Falco, secretario de Prevención Comunitaria de la Municipalidad de Villa María.

El pasado fin de semana, de hecho, se dio que en apenas horas de diferencia, se llevaron puesto los limitadores de cada lado del ingreso a la rotonda. Al municipio, cada “descuido” de este tipo por parte de camiones o vehículos de gran porte que insisten en pasar por el lugar pese a superar el límite, le cuesta unos 5 mil pesos.

Este monto, debería ser abonado por aquel que comete la infracción, sin embargo, apenas tres de estos arreglos fueron costeados por quien causó el daño.

“Nosotros vamos a seguir insistiendo, porque están señalizados y se ve la altura inscripta en el limitador”, resaltó De Falco, quien no logra encontrar una explicación a que hayan sido chocados tantas veces: “Es como lo que sucede con el cruce de ferrocarril que une el barrio Rivadavia con el Santa Ana, todo el mundo lo conoce y todavía algunos se mandan con un vehículo que no pasa”.

Cuando dice que van a seguir insistiendo, hace referencia a los nuevos limitadores que se van a colocar. En junio, había anunciado que sería 13. “Los estamos terminando de construir y estamos esperando la llegada de una señal lumínica que queremos ponerle porque van a estar en lugares más aislados que la rotonda, pero se van a colocar, no sabemos exactamente la fecha pero estimo que el mes que viene ya tienen que empezar a ser colocados”, resaltó.

Sobre la cantidad de policías que hay en la rotonda desde que se inauguró, De Falco aclaró que “la idea es que de a poco se vayan quitando de ese lugar, no del todo, pero hacer un movimiento de personal de manera tal que sirva para ser más abarcativo y no solamente estar ahí, y para que operativamente nos rinda mucho más”.

Finalmente, enfatizó: “La gente se tiene que dar cuenta de que su vehículo no pasa por ahí, es un limitador, está bien demarcado, hay una altura determinada y se tiene que respetar”.

Cabe destacar que días atrás, el profesor universitario Hugo Traverso opinó en este medio que “la parte inferior del limitador debe ser un elemento colgante que oscile” para evitar que se rompan con facilidad.

Print Friendly, PDF & Email