El teatro local apuesta a eventos y estrenos en tiempos de crisis

El Elenco de Teatro Independiente reestrenó “Felices fiestas” en su sala Mística

Informe – En las últimas semanas, varios elencos presentaron nuevas piezas yse llevó a cabo un Festival de Invierno de cuatro días con varias obras

El ETI reestrenó una puesta, mientras que Teatro Uno y Desatanudos plasmaron nuevas producciones. Este fin de semana se estrenará “Persona” en El Globo Rojo

El Teatro Uno presentó “La cena”, cuya última función se brindará el domingo en el Club Sarmiento

Días atrás, el Elenco de Teatro Independiente (ETI) había reestrenado “Felices fiestas”, una obra escrita por su director, Walter Stäuble, en la sala Mística.

La pieza, interpretada por Gabriel Robbone, Andrea Quinteros, Javier Fernández, Vanina Le Roux y Abigail Giovanini, había tenido su primera versión en 2007 en el Club Sarmiento con otros actores intervinientes (Alexis Pineda, Leonardo Negro, Carla Mercadal, Laura Argüello y Mariana Britos).

En escena se apreciaba uno de los tantos casos de familias fracturadas por la más lacerante crisis social y económica de los últimos tiempos en Argentina, ocurrida entre fines de 2001 y comienzos de 2002. Con marcadas reminiscencias a “Made in Lanús”, se disponía el reencuentro, en el marco de un fin de año, del hermano que escapó a probar suerte a España con su par de sangre, quien se había quedado a “lucharla” en el medio de la debacle y la escasez de recursos.

 

Walter Stäuble:  “Esto ya lo sufrimos”

No fue azarosa la reposición de la puesta, según dejó entrever el propio Stäuble. “Lo que está pasando ahora en la actualidad ya lo vivimos, ya lo sufrimos”, comentó el director a los espectadores al final de la primera función que contara en la introducción con filmaciones y audios alusivos a aquel diciembre trágico (corralito, estado de sitio, represión policial, muertes en Plaza de Mayo).

Al mismo tiempo, Walter subrayó el valor del teatro independiente como apuesta en el marco de dicha coyuntura adversa. “Todo lo hacemos a pulmón. Esto que ven, las sillas, los muebles, son de nosotros y de los actores. Está bueno ir a ver teatro comercial, pero también hay que apoyar a estas propuestas, que las hacemos con lo nuestro y con valores locales”, acotó.

 

Eliana Rojas: “No escapamos a la realidad que se vive”

A pesar de lo explicitado, la escena teatral villamariense ha programado en las últimas semanas una serie de estrenos y la realización del reciente Festival de Teatro de Invierno, organizado por la Unión de Teatristas de Villa María y la región (UNITE).

Por ello, EL DIARIO lanzó a los responsables de dichos elencos locales esta pregunta: ¿Creen que se puede apostar al arte aun en estas circunstancias?

El elenco Desatanudos alumbró “El mundo es tan sor… tan prendente” en La Salamandra

Eliana Rojas, del Teatro Uno, señaló: “Está complicado. Creo que nosotros no escapamos de esta realidad que se está viviendo. Seguimos apostando porque como actores, para muchos de nosotros, es una manera de vivir y muchos queremos vivir de esto y dedicarnos a esto. Pero nos damos cuenta que tenemos un termómetro para medir la cantidad de funciones y si conviene mantenerla en cartel por los costos. Los que tienen sala deben mantenerla y los que no cuentan con sala propia, como en nuestro caso, debemos pagar el 30% y los actores cobran y los técnicos también; por ende se hace muy difícil. Pero seguiré apostando como aquel que abre una verdulería o se dedica a otra cosa. Estrenamos una nueva obra en octubre y ya solicité los derechos de otra pieza. Nos manejamos muchas veces con fondos propios y siempre autogestionándonos”.

Cabe recordar que el Teatro Uno había estrenado la obra “La cena” en el Club Sarmiento.

La pieza escrita por el actor, director y dramaturgo Franco Gabriel Verdoia es interpretada por Eliana Rojas, Mario Molina, Juan Pablo Torres, Julieta Arce y Tomás Mauro y dirigida por Stéfano “Tato” López.

Ultima función. El domingo a las 21 se realizará la última función de esta pieza en el Club Sarmiento (Buenos Aires 1150).

 

Marisabel Demonte:  “Ni en dictadura el arte se detuvo”

En tanto, Marisabel Demonte, directora del elenco Desatanudos, subrayó lo siguiente: “Si fuera por el panorama económico o, mejor dicho, si de esos panoramas dependiera estrenar o no, jamás llegaría el estreno, porque todo es a cortísimo plazo acá. Nunca sabés si habrá cortes de ruta o paro de trasportes o corrida bancaria. Estrené un monólogo en diciembre de 2001 y con sala llena. Hacía un año que trabajaba en ese proyecto. Los estrenos no son de hoy para mañana y no pueden atarse a esos ‘panoramas’. El arte es necesario para la vida, de los artistas y de los espectadores, sean tiempos de bonanza o de crisis. Total, acá todo va y viene cíclicamente. Soy artista independiente. Independiente inclusive de los caprichos y vaivenes de los que tienen el poder. Cuando soplan vientos a favor del arte canto contenta y cuando no es así, canto más fuerte. Y ya. Mirá si por una crisis vamos a detener la marcha. No habríamos dado más que dos o tres paso entonces, porque salimos de una y entramos en otra. No. Ni en tiempos de guerra o dictaduras el arte se detuvo. ¡Eso jamás!”.

Demonte había presentado en La Salamandra “El mundo es tan sor… tan prendente” con la actuación de Antonella Turletti, Silvina Méndez, Brunella Demarchi Cazaubón, Natalia Otero, Fernando Méndez, Emmanuel Sachetto y Alexis Scarponi. Se trataba de una creación colectiva en base a consignas e interrogantes que se derivaban hacia el absurdo o el juego lúdico de asociaciones libres.

 

Karina Costabello, de UNITE – Festival: “A pesar del declive económico, tuvimos una cantidad de público aceptable”

“Como parte de la organización del segundo Festival de Teatro de Invierno podemos decir que este año cumplimos con las expectativas y muchos de los objetivos planteados, pudimos avanzar en un montón de aspectos. A pesar del declive económico, tuvimos una cantidad de público aceptable. Es bueno saber que la población de la ciudad sigue apostando al arte local y apoya este proyecto que llevamos con tanto amor y esfuerzo”, señaló a este medio Karina Costabello, quien desarrolló el evento junto a Rocío Orozco, Leticia Soria y Rebeca Giarola.

“Este año implementamos la opción de abonos, que a decir verdad ayudó a llegar a la cantidad de público que tuvimos, que si bien fue menor que la edición anterior, también entendemos que el ajuste se nos metió a todos en el bolsillo”.

 

Crecimiento del proyecto

“Estamos contentas, ya que este año crecimos en cantidad de obras y salas participantes. Lo que habla de un crecimiento como proyecto. Si bien algunas quedaron afuera por cuestión de formato o requisitos, la idea siempre es seguir sumando. En ese aspecto nos sentimos mimadas por decirlo de alguna manera, ya que ellos también al sumarse apuestan, afianzan y confían en este festival, que desde un inicio es por y para el público y ambiente teatral independiente local. Además sumamos un seminario de entrenamiento teatral (a cargo de Andrés Brarda). Estaba dentro de nuestros objetivos ofrecer capacitación y se nos acercó Andrés a ofrecernos su taller. Así que, por donde lo mires, fue mucho más completo que el de la edición anterior, a pesar del viento en contra de la situación económica”.

“Como hacedoras del arte, decir que no apostamos a hacer arte en este panorama sería hipócrita. Hacer y sostener el teatro independiente no es fácil en ninguna época, porque tenés que remarla desde todos lados. Si bien es cierto que hoy en día se complica más con el tiempo, ya que uno le dedica más al trabajo, que lo ayuda a sobrevivir económicamente. Pero no bajamos los brazos y apostar a su supervivencia es lo que hace que emerja el movimiento y no desaparezca, de alguna manera es nuestra herramienta de resistencia y lucha. Sentimos que estamos en estado de emergencia cultural, pero no creativa. Hay recortes en todos los niveles de la cultura, pero no por eso se puede dejar de crear, de alguna manera siempre salimos adelante, nos la ingeniamos para subir al escenario a pesar de las vicisitudes. El fuego nunca se debe apagar. Obviamente siempre hay cosas para mejorar, pero estamos totalmente conformes y con muchas ideas para encarar la próxima edición, cómo así también por empezar a generar políticas de fortalecimiento del arte independiente, a fin de seguir mejorando como artistas y enaltecer el teatro villamariense”.

 

“Hacer y sostener el teatro independiente no es fácil en ninguna época porque tenés que remarla desde todos lados”.

Print Friendly, PDF & Email