El Tribunal de Conducta investiga el accionar de un policía que verificaba los automotores

Además de realizar los controles en su lugar de trabajo habría concurrido “a domicilio”, para lo cual cobraba un plus por verificar “fuera de hora”, incluso cuando estuvo de licencia

Uno de los dos efectivos de la Unidad Departamental San Martín encargado de la verificación vehicular en el puesto situado en barrio Bello Horizonte, en Villa María, fue trasladado del lugar donde habitualmente cumplía sus funciones a otra dependencia al ser detectada su participación en una presunta actividad, por la que percibía un plus que quedaba en su bolsillo, que sería ajena a sus responsabilidades reglamentarias.

Al respecto, la presidenta del Tribunal de Conducta de la Policía de la Provincia de Córdoba, la abogada Ana Becerra, informó ayer a EL DIARIO que sobre el caso no hay ninguna denuncia, pero que al tomar conocimiento del supuesto accionar del efectivo de la Departamental San Martín “envié un escrito a la Jefatura de Villa María para que se informe acerca de lo ocurrido, por lo que mañana (por hoy) ya tendré el mismo”.

“Lo que puedo decir hoy es que estamos investigando”, señaló Becerra, quien agregó que “mandé a averiguar el caso y lo que conozco es que ha sido trasladado para que cumpla otra función, pero no se encuentra en situación pasiva”.

De acuerdo a la información recogida por EL DIARIO en el ámbito de la Policía local, se explicó que el policía cambiado de funciones realizaba las verificaciones durante su turno de trabajo, aunque también lo hacía fuera del lugar establecido para efectuar los controles, por lo cual cobraba un plus porque realizaba la tarea fuera de hora.

El “servicio” de este suboficial de policía, que no estaba ajeno al conocimiento de varias concesionarias de automóviles y motos existentes en Villa María, habría generado algún conflicto con la empresa contratada por el Estado provincial para que realice el grabado de los cristales, toda vez que lo que el policía verificaba afuera de su puesto quedaba al margen de los ingresos de la aludida empresa.

Las verificaciones “a domicilio”, también se supo, quedaron expuesta durante las últimas semanas cuando aparecieron recibos y constancias con firma y sello oficial, pese a que el efectivo se encontraba de licencia.

Ante esta situación, se decidió desplazar al agente verificador, aunque no se dio a conocer cuáles son sus nuevas funciones.

 

Hay varios uniformados involucrados

Asoma el fallo sobre adicionales “truchos”

Es inminente la resolución sobre la causa que involucra a varios efectivos de la Unidad Departamental San Martín que presuntamente cobraron servicios adicionales que no cumplieron, informó ayer a EL DIARIO la titular del Tribunal de Conducta de la Policía, Ana Becerra.

La funcionaria precisó que el caso “está a fallo” (próximo a dictarse una sentencia), toda vez que consideró que “estaría todo listo, se receptaron las testimoniales, se recogieron las pruebas, aunque sólo faltaría la de uno de ellos”.

Por otro lado, Becerra apuntó que no se generaron novedades en relación al policía de la Departamental San Martín que está acusado de masturbarse en un baño al mismo tiempo que registraba su accionar, imágenes que luego trascendieron el espacio íntimo.

Sobre este caso, la presidenta del Tribunal de Conducta dijo que “se trata de un hecho gravísimo”, a la vez que instaló la causa en el tramo de la investigación.

“Tenemos varios elementos, entre ellos el video, pero aún falta para cerrar la investigación”, dijo Becerra, quien recordó que el efectivo vinculado al episodio “sigue en pasiva”.

Por otro lado, también se encuentran en la etapa de averiguaciones y recolección de pruebas otras de las causas que involucran a efectivos policiales de la Unidad Departamental San Martín, como es el funcionamiento de agencias de seguridad regenteadas por policías que aún prestan servicio activo.

Print Friendly, PDF & Email