El vidrio en la construcción

El vidrio es un material que en la construcción tiene diversos usos: encontramos ladrillos de vidrio y placas de vidrio (para muros), baldosas para pisos y cristales o vidrios planos, para aberturas. Hay distintos tipos de vidrio que se usan en construcción y que se obtienen a través de variados procesos de fabricación y agregando distintos materiales a la materia prima básica de todos los vidrios: arena de sílice, caliza y carbonato o sulfato de sodio

p14 f1Hay muchísimos tipos de láminas de vidrio. Cada uno ha recibido un tratamiento especial que cambia su composición, para un uso específico: entre otros, hay vidrios fotosensibles, que reaccionan a la luz; vidrio endotérmico, que absorbe rayos infrarrojos; vidrio templado o tensionado, de mayor resistencia a golpes, tensiones y cambios bruscos de temperatura y vidrio metálico (tiene una capa metálica en una de sus caras), que es usado especialmente en fachadas porque permite controlar la luz y la energía y es muy decorativo, señala Patricia Rossi en el blog “Ideas para Construir”.

 

Qué vidrio elegir

El tipo de vidrio a elegir dependerá de muchos aspectos constructivos: la superficie a cubrir, la seguridad requerida, la resistencia a la compresión, flexión; la tracción y la tensión, las condiciones de confort buscadas, el control de ruido, de la temperatura, de la iluminación, del ahorro energético, de la estética.

Como dijimos, hay vidrios metálicos, coloreados, vidrios cerámicos, vidrio láser, impreso, tintado, serigrafiado, etcétera.


Cristal de pavés o ladrillo de vidrio

El cristal de pavés o ladrillo de vidrio es usado, en general, para paredes interiores y exteriores (siempre que no se trate de muros portantes). Se trata de bloques de 20×20 cm (los más usuales) de vidrio translúcido, que puede ser coloreado o no, con o sin textura. Como el interior es hueco, resulta, a la vez, aislante acústico y térmico.

Para pisos

p13 f1Para los pisos se utilizan las baldosas o paneles de vidrio laminado (de alta resistencia) grueso y pesado.

El espesor y tamaño de las baldosas dependerá de la carga que deba soportar el piso, cálculo que debe ser realizado por un profesional (arquitecto o ingeniero).

El vidrio aporta muchas soluciones tanto para el interior como el exterior de una construcción. Incluso, se usa hace ya varios años combinado con acero o hierro en la estructura misma de grandes edificios.

Para graficar un poco lo expuesto hasta aquí, hemos seleccionado dos ejemplos bien diferentes que, entendemos, vienen como anillo al dedo (anillo de vidrio, claro) para dar una idea del alcance que puede tener en estos días el vidrio como material de construcción.

La mayoría de los constructores lo hacen con un puente o un corredor elevado que permita la comunicación entre ambas torres.

Pero un grupo de arquitectos ha ido más lejos: un proyecto residencial en Londres espera conectar dos edificios de 10 pisos con una impresionante piscina de 25 metros que se sostiene sobre el vacío.

Print Friendly, PDF & Email