El viernes habrá operativo de donación de sangre y médula en el Instituto del Rosario

Los alumnos siguieron con atención la charla y el video, luego hicieron preguntas
Los alumnos siguieron con atención la charla y el video, luego hicieron preguntas

La comisión local de la Fundación para la Ablación y el Trasplante (Fundayt) promovió ayer entre los alumnos primarios y secundarios del Instituto del Rosario el operativo de donación de sangre y médula que se concretará este viernes en dicho local escolar.

En el salón de actos de la escuela ubicada en la primera cuadra del bulevar Alvear, Edgar Borri y Rubén Aguiar, proyectaron un video alusivo y dieron detalles del operativo, al cual invitaron a sumarse a los familiares de los estudiantes.

La extracción de sangre se iniciará el día 14 a las 7.30 y continuará hasta las 14, con la colaboración de la Fundación del Banco Central de Sangre de la ciudad de Córdoba.

Cabe mencionar que la negativa a donar órganos es la primera causa evitable en materia de trasplantes, ya que muchos pacientes en lista de espera mueren antes de recibir el nuevo órgano. Al poner énfasis en la necesidad de donar, Aguiar dijo que “para dar dudamos, pero para recibir no”.

Por su parte Borri, que vive desde hace 16 años con un riñón trasplantado, dijo a los escolares que “cuando morimos, en una semana a los órganos ya se los han comido los bichos, ¿por qué desperdiciarlos?”.

Según datos de las últimas horas, en la Argentina hay 7.913 personas en espera de algún órgano.

Los miembros de la Fundación también explicaron el proceso de donación de sangre, resaltando que se extraen 400 centímetros cúbicos del fluido, que debido al progreso tecnológico no necesariamente se transfunde en su totalidad, sino que se puede separar en plasma, glóbulos y precipitados.

La extracción en nuestra ciudad, evita que en una urgencia, se deban trasladar muchas personas a Córdoba para donar sangre en el momento. Es común que no todas las personas puedan efectivamente donar, y además el traslado es costoso por varios motivos.

Fundayt Villa María consiguió desde octubre de 2011 unas cinco mil donaciones de sangre y médula de personas de la ciudad y de varias localidades de la región.

Aguiar aclaró que la donación de médula es un procedimiento que se inicia también con la extracción de una pequeña cantidad de sangre, la que es analizada en el Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), y registrada según sus características.

Llegado el caso, el donante es convocado para una extracción mayor, procurando filtrar de su sangre las células hematopoyéticas, para lo cual se le colocan cinco vacunas que estimulan la producción de dichas células.

Otra variante, es extraer una pequeña porción de médula de un hueso de la cadera, que el cuerpo restituye a las 48 horas.

En diálogo con EL DIARIO, la vicedirectora del Instituto, Gimena Rodríguez, recordó que algunas divisiones vienen trabajando el tema de la donación de órganos, incluso con la participación de los padres.

 

¿Quiénes pueden ser donantes de órganos?

La donación depende de las características del fallecimiento. Llegado el momento, los médicos determinan cuáles son los órganos y/o tejidos aptos para trasplante. Para poder donar órganos, la persona debe morir en la Terapia Intensiva de un hospital. Sólo así puede mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento del fallecimiento hasta que se produce la extracción de los órganos. En el caso de los tejidos, no es necesario que la muerte se produzca en una Terapia Intensiva.

Luego del fallecimiento de una persona la familia puede informar sobre su voluntad de ser donante. Esta información es de gran importancia, sobre todo en el caso de la donación de córneas, que pueden extraerse a las personas fallecidas en su domicilio hasta varias horas después del deceso. El familiar debe comunicarse directamente con el Incucai o con el organismo jurisdiccional correspondiente.

“¿La donación de órganos modifica la apariencia de la persona fallecida?” fue una de las inquietudes de los alumnos rosarinos. La respuesta fue que los órganos se extraen mediante un procedimiento quirúrgico que no altera el aspecto externo del cuerpo, “que es tratado con suma consideración y profundo respeto”.

Existe una lista de espera única en todo el país para cada tipo de órgano, controlada y fiscalizada por el Incucai. La asignación se hace exclusivamente en base a criterios médicos objetivos: la urgencia según la gravedad del paciente, la compatibilidad entre donante y receptor, la oportunidad del trasplante, el tiempo en lista de espera y demás criterios médicos aceptados. Este sistema asegura la equidad y transparencia en la distribución.

Print Friendly, PDF & Email