Elevan la preocupación a sus legisladores

El encuentro en la sede partidaria reunió a autoridades y militantes de la UCR con un centenar de trabajadores

Desde la UCR aseguraron que se comunicó a sus representantes en el Congreso la situación, para que se propongan medidas que eviten la pérdida de fuentes laborales

El encuentro en la sede partidaria reunió a autoridades y militantes de la UCR con un centenar de trabajadores

Las autoridades del comité de la UCR local elevaron a sus representantes en el Congreso nacional las preocupaciones transmitidas por los dirigentes de ATE Villa María en torno a la posible reducción de personal en la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos.

La decisión se tomó luego de la reunión mantenida en la sede partidaria con los dirigentes locales de esa central obrera y un centenar de trabajadores de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Villa María, en la que se planteó la inquietud que surgió después del encuentro mantenido en Buenos Aires con el actual interventor de Fabricaciones Militares, Luis Riva.

Según manifestaron los trabajadores, Riva les transmitió la necesidad de reducir en un 20% el número de contratados jerárquicos y que se habría tomado la decisión de no ejecutar las inversiones previstas en el Presupuesto nacional, de unos 80 millones de pesos para la modernización de la planta.

Desde el comité que preside Marcelo Barotto aseguraron que inmediatamente se comunicó la situación a sus representantes en el Congreso nacional para que la evalúen y se propongan medidas para evitar la pérdida de fuentes de trabajos de nuestra ciudad.

“Para nuestro comité la situación es preocupante y venimos haciendo un seguimiento, porque creemos que la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Villa María es un emblema para la ciudad y la región. Lamentablemente las políticas pendulares de nuestro país han hecho que vaya perdiendo preponderancia. La falta de planes estratégicos y operativos hace que se desaprovechen las potencialidades que tiene una industria de estas características”, expresaron a través de un comunicado.

“La comunidad debe tomar conciencia de la importancia de contar con una industria de este tipo en nuestra ciudad, por su importancia estratégica, por el agregado de valor, por la especialización de sus recursos humanos, por la infraestructura disponible, por la articulación con los sectores educativos, industriales y de servicios, es mucho lo que tenemos para perder si no somos capaces de defenderla”, agregaron.

“Fabricaciones Militares pudo sobrevivir a la ola privatista de la década del 90 del Gobierno menemista y a los 12 años de reducción presupuestaria para Defensa del Gobierno kirchnerista, pero no podemos hacerles cargo a los trabajadores de las malas políticas implementadas durante tantos años y tampoco hacer una caza de brujas por la militancia partidaria de algunos. Además, al suspenderse las inversiones previstas en la modernización de la planta de pólvoras y en la construcción de una nueva planta de propulsantes compuestos, hace que se genere un marco de incertidumbre sobre el futuro de la fábrica”, señalaron.

“Es menester para los villamarienses saber si se está cumpliendo con los estándares de seguridad que requiere una planta de estas características, porque nos hemos acostumbrado a escuchar de accidentes que ocurren en nuestras fuerzas armadas por falta de presupuesto y no queremos lamentar ningún tipo de sorpresas en cuanto a la seguridad de quienes trabajan en la planta y de los vecinos. Los que vivimos en el interior del interior debemos asumir el compromiso de manifestar nuestra problemática, para que aquellos que toman decisiones dentro de cuatro paredes, en las oficinas de Capital Federal, nos escuchen, sepan que existimos y que vamos a defender nuestros recursos que tanto esfuerzo y sacrificio ha costado durante tanto años”, concluye el texto de la UCR Villa María.

Print Friendly, PDF & Email