“En el 96 la entrada VIP costaba $20”

Natalia (a la derecha) junto a Paula Piedra, otra fan integrante del club “Juntos por un sentimiento”

Volverá a verlo en el Anfi después de veinte años y recordó anécdotas de su primer recital

Natalia (a la derecha) junto a Paula Piedra, otra fan integrante del club “Juntos por un sentimiento”
Natalia (a la derecha) junto a Paula Piedra, otra fan integrante del club “Juntos por un sentimiento”

Esta noche será especial para miles de fanáticas que llegan desde diferentes puntos del país para ver y disfrutar del show de Ricky Martin en la quinta y última noche del Festival Internacional de Peñas.

Y entre ellas, estará Natalia Lorenzatti, quien forma parte del club de fans “Juntos por un sentimiento”.

Pero además del show, también asistirá a la prueba de sonido. Sobre esto, contó: “Desde la producción de Ricky venden entradas para asistir tanto a la prueba de sonido como a un meet&greet que se hace después de eso”. Esto consiste en una reunión-encuentro con el cantante para saludarlo y estar más cerca de él. Claro que no es gratis. Para asistir a cualquiera de las dos opciones, las fanáticas tienen que desembolsar unos cuantos dólares. Para la prueba de sonido, el costo es de 400 billetes verdes, mientras que el meet&greet cuesta 700.

Cuando Natalia habló con EL DIARIO, minutos antes había recibido un correo electrónico que le anunciaba el horario de la prueba en el Anfiteatro municipal. “Es a las 15, pero nos avisaron que nos tenemos que presentar una hora y media antes de ese horario para ingresar”.

 

Recuerdos

“Estaba con el pelo rubio y cortito. Ya no era su época de pelo largo”, dijo Natalia entre risas, al recordar el espectáculo de su ídolo musical en el año 1996, cuando llegó al “Anfi” por primera vez.

Sobre el show en esa ocasión, rememoró: “Era el momento de ‘María’, me acuerdo que lo cantó todo el Anfiteatro”.

Ella también se acordó de las inclemencias del tiempo, que “llovió muchísimo” pero también hacía “un calor terrible”.

Natalia, por ese entonces, tenía 15 años y era la primera vez que iba a un show de su cantante preferido. Veinte años después, y mientras se prepara para un nuevo encuentro en el coloso de cemento villamariense con el cantante puertorriqueño, comentó que “tengo recortes de El Diario sobre ese show y me acuerdo también de que la entrada VIP costaba $20 y la tribuna $8”.

De ese febrero de 1996, al igual que ahora, las fanáticas se reunían en la puerta del hotel, que en ese momento era el República, para esperar a Ricky. “El salió al balcón y nos saludó”.

 

Desde todos lados

“El sábado a la mañana llegaron las chicas desde Buenos Aires”, contó Natalia. Y también comentó que algunos grupos hacían “guardia” en el aeropuerto, otros en el Hotel Amerian.

“Juntos por un sentimiento, el club al que pertenezco, tiene sedes por todo el mundo”, explicó la chica y consultada acerca de si venían desde otros países al show, comentó: “Ricky está haciendo una gira que incluye países limítrofes, por eso no vienen. Pero sí están llegando desde distintas provincias”.

Así como otras fanáticas llegan para el recital del cantante en Villa María, ella -como muchas más- viajará a Neuquén en las próximas semanas, para asistir al show de Ricky en esa ciudad, el 23 de febrero.

Print Friendly, PDF & Email