En el Pasteur no habrá “bajas”, sino “contratos que expiran”

Seggiaro dijo que “en realidad, necesitaríamos incorporar a más gente, no dar de baja”

Luis Seggiaro salió a aclarar porque “se corrió un rumor de que iba a haber cuatro bajas” en el centro de salud. Se trata de personal que fue contratado a través de un programa “que cuando ingresó sabía que era por un plazo determinado”

Seggiaro dijo que “en realidad, necesitaríamos incorporar a más gente, no dar de baja”
Seggiaro dijo que “en realidad, necesitaríamos incorporar a más gente, no dar de baja”

“En su momento desde la Provincia me sugirieron que vea si había posibilidad de realizar algunas bajas. Desde el Pasteur estábamos convencidos de que acá no se podía prescindir de nadie y argumentamos por qué, y por eso sigo sosteniendo que no va a haber bajas”, sostuvo Luis Seggiaro, la máxima autoridad del Hospital.

El director del centro de salud se vio en la necesidad de convocar a los medios para realizar una aclaración, tras dos asambleas que realizaron los trabajadores la semana pasada.

Más allá de reiterar que no iban a producirse bajas en el Pasteur, las medidas de fuerza tuvieron lugar y Seggiaro apuntó que “se corrió el rumor por acá de que había habido cuatro bajas”.

En ese sentido, esclareció que “no son bajas”. “La Provincia tiene un programa que se llama Infecciones Respiratorias Agudas Básicas (IRAB) para sumar gente en los meses donde se dan casos pico de estas enfermedades y por eso se contrata”, explicó, y amplió: “Esos contratos expiran el 10 de septiembre, no son bajas, porque quien entra a trabajar por medio de ese programa ya sabe cuándo se va a ir. Es para reforzar”.

En el Hospital Pasteur hay cuatro profesionales en esas condiciones. “Hay otros planes con los que pasa algo similar, como cuando se les da licencia a las embarazadas también se llama gente para cubrir esa vacante o cuando se llama alguien por las vacaciones, en esos casos también saben que es por un plazo determinado”.

“Hay gente muy capaz que a uno le da lástima que no pueda seguir, pero podría decir que el 80% de los que actualmente están trabajando de los contratados hace tiempo, en algún momento ha pasado por esos programas. Es una puerta de entrada”, describió.

Seggiaro insistió con que “este ha sido el único hospital de los grandes que tiene la provincia en el que no hubo bajas y eso fue por gestiones de este director que no mandó ninguna lista con nombres para cesantear”.

De hecho, reconoce que “en realidad, necesitaríamos incorporar, no dar de baja”, porque “desde el 1 de enero a ahora hubo, por lo menos, 25 bajas de gente que se jubiló, falleció o renunció, entonces haría falta gente, logramos que, al menos, no nos saquen”.

Sin embargo, confió en que “el miedo entre ellos está, se ve que siempre hay gente que les impone miedo”. “Hace dos meses en una asamblea dije que no iba a haber ninguna baja y el ministro de Salud, Francisco Fortuna, lo ratificó”, recordó.

 

Print Friendly, PDF & Email