En foco

P69-f2Orgullo y felicidad. Esto es lo que sienten hoy los dirigentes del Club Rivadavia mientras todavía resuena el acto inaugural de sus remodeladas canchas de bochas, una de las cuales es sintética. Tuvieron que pasar cuatro años de trabajo para que los bochófilos de ese lugar histórico de calle 25 de Mayo al 1000 pudieran disfrutar de este logro. Por eso lo sucedido este fin de semana parece convertirse en una bisagra para el deporte de las “chantas” en ese sector de la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email