“Es algo para hacer toda la vida”

Un mundo de colores. Las flores de los cactus muestran el momento cúspide de un proceso natural

La muestra se realiza en el Salón de Viviendas de la Cooperativa de barrio Parque Norte. Un espacio para el aprendizaje y el conocimiento sobre el coleccionismo y la relación con seres vivos. Finaliza esta tarde-noche

Contentos. Los organizadores de la ExpoCactus, muestran algunos de los ejemplares más exóticos
Contentos. Los organizadores de la ExpoCactus, muestran algunos de los ejemplares más exóticos

Durante este fin de semana Villa María vuelve a reeditar una edición de la ExpoCactus, una muestra en la que se exhiben más de 200 ejemplares y 100 especies de cactus y crasas (plantas carnosas).

La actividad se desarrolla desde ayer en el Salón Cooperativa de Viviendas del Barrio Parque Norte, ubicado en Juárez Celman 2054 y se extenderá hasta mañana a las 20 horas.

En ese sentido EL DIARIO dialogó con Diego Diez, profesor de matemáticas, amante de las plantas y uno de los organizadores, quien brindó precisiones sobre el evento: “Desde el año 2010 que venimos realizando esta exposición en diferentes espacios de la ciudad. La idea es poder mostrar la diversidad de cactus y crasas que tenemos, como así también la variedad de especies. Contamos con más de 200 ejemplares y 100 especies diferentes. Hay de Argentina, de Centro América, de Brasil, Uruguay, y Paraguay. Es ese el punto interesante, porque no solo pueden verse plantas de acá, sino que también podemos permitirnos comparar, y por sobre todo aprender sobre las especies que son originarias de otro lugar”.

En cuanto a cómo surgió esta iniciativa, Diez contó que “todo se inició hace 6 años junto a Fernando Gallego, que es un amigo y tenemos esta pasión. La idea comenzó con mostrar las plantas que tenemos en nuestros patios y se fue expandiendo con gente empezó a sumarse y a participar con sus cactus. Si bien no somos más de 10 personas, entre todos podemos armar esta exposición con las variedades de las cuales estamos orgullosos. Es muy importante para el grupo poder realizar la exposición desde hace seis temporadas y generar una movida en la gente de la ciudad que siempre se acerca y responde”.

 

Un mundo de colores. Las flores de los cactus muestran el momento cúspide de un proceso natural
Un mundo de colores. Las flores de los cactus muestran el momento cúspide de un proceso natural

Charla informativa y capacitación

La jornada de ayer tuvo horario extendido hasta la noche, y en la ocasión el biólogo y organizador Fernando Gallego disertó sobre el sustrato, es decir el suelo donde viven los cactus y crasas. Puntualmente, una explicación sobre cómo hay que preparar el terreno y cuáles son las condiciones más favorables. Hoy se abrirán las puertas a las 10 y la programación se extenderá hasta las 20. Durante la tarde, aproximadamente a las 17.30, “el horario de mayor concentración de público”, el licenciado Damián Pedraza brindará información y conocimiento sobre los cactus piedra o Lithops, originales de Africa, que si bien no son extraídos de su hábitat natural, pueden reproducirlas y hacerlos crecer a través de las semillas.

 

Espacio de venta

Vale aclarar que la exposición también está destinada más allá de la muestra de las variedades, también a la venta. Hay diferentes valores en cuanto al tamaño, edad y especies.

 

Invitación abierta para exponer

Desde la organización comentaron que aquellos interesados en querer exponer los cactus o crasas que tengan, pueden hacerlo, poniéndose en contacto con el grupo que coordina este evento anual. La comunicación se realiza a través de cuenta de Facebook “Frazada de Cactus”.

 

Un mundo de seres vivos

Muchos tamaños, colores, flores, injertos, siluetas, esponjosos, espinosos, espirales, rugosos, con forma de corales o plantas marinas, con pelos, duros, blandos, pequeños jardines… un mundo de vida. Los cactus y crasas son realmente una invitación a navegar en la variedad de posibilidades. Todo un acontecimiento, verlo crecer, hasta que una vez al año (en la mayoría de los casos) florece, siendo el momento cúspide un proceso que día a día nos enseña sobre el valor de la vida y el sabor de vivir. “Todo arranca con algunos ejemplares, y luego el viaje viene solo”, indicó uno de los asistentes a la exposición.

 

Un viaje de ida

Todo parece indicar que el ser coleccionista de algo, dota a las personas de cierta particularidad. Pero específicamente ser coleccionista de cactus y crasas tiene algunas cuestiones especiales, ya que se trata de seres vivos, que día a día muestran madurez, desarrollo, crecimiento y sobre todo información, para seguir aprendiendo sobre ellos en este viaje de ida. “En la Expo hay de todo, gente que conoce, gente que no, quienes se dejan llevar por los ojos, quienes analizan más la elección, quienes sólo miran, quienes se llevan muchos cactus… lo concreto es que despierta en las personas mucha curiosidad, hasta llegar a la pasión, en casos como los nuestros. Hay gente enloquecida y enamorada de los cactus y continuamente está aprendiendo. Yo creo que cuando entraste en el mundo de los cactus, es algo para toda la vida, porque te relacionás constantemente con un ser vivo, lo ves crecer y hasta poder disfrutar de su período de floración una vez al año, aunque sólo dure una noche. Es muy especial, y queremos compartirlo”, contó Diego Diez, en la parte final del diálogo.

Print Friendly, PDF & Email