Estafas: para qué sirve firmar un contrato ante escribano público

El documento firmado ante escribano “sirve para saber que el hecho ocurrió, da certeza al hecho, ya no se tienen que poner a discutir si ocurrió o no, si la persona estuvo o no estuvo, si la firma es auténtica o no lo es”

Es un documento probatorio clave a la hora de acudir a la Justicia por resultar damnificado por una de las partes. El disparador de la consulta es el caso de vecinas afectadas por Matías Omar Caffaratti 

El documento firmado ante escribano “sirve para saber que el hecho ocurrió, da certeza al hecho, ya no se tienen que poner a discutir si ocurrió o no, si la persona estuvo o no estuvo, si la firma es auténtica o no lo es”
El documento firmado ante escribano “sirve para saber que el hecho ocurrió, da certeza al hecho, ya no se tienen que poner a discutir si ocurrió o no, si la persona estuvo o no estuvo, si la firma es auténtica o no lo es”

La firma de un contrato ante escribano público es una prueba clave a la hora de accionar judicialmente por una estafa. Así lo confirmó la titular de la delegación local del Colegio de Escribanos de la Provincia, Alcira Spila, ante la pregunta de EL DIARIO.

La consulta de este matutino vino a colación de presuntos hechos de estafa que sufrieron vecinos que firmaron acuerdos con Matías Omar Caffaratti, un hombre que se comprometió a construir viviendas y desapareció, dejando varios damnificados. El caso saltó el 19 de julio pasado, cuando la villanovense Anita Vega lo denunció públicamente.

La mujer había reunido con mucho sacrificio la mitad del dinero que le pidió Caffaratti para levantar dos habitaciones en su casa, pero éste no volvió a aparecer y se quedó con 25 mil pesos.

El hombre le comentó que construía casas y que pertenecía a la firma San Agustín.

El trabajo costaba 45.500 pesos. Cuando pudo reunir plata, con mucho sacrificio, Anita le entregó los primeros 25.500. Firmaron un contrato en una conocida escribanía, pero todo terminó en una estafa. “Vino, colocó cuatro postes, unas placas de Durlock, pusieron la cerámica, trabajaban dos o tres horas y al poco tiempo desaparecieron”, contó Vega en julio a este matutino. Cuatro días después de esa nota, denunció lo mismo Ana María Aguirre, de La Playosa, que dijo que perdió 100 mil pesos por este ardid. Y hay más casos.

Como algunos de los afectados relativizaron la firma del contrato ante escribano como prueba, este medio consultó a la titular del Colegio para obtener una explicación técnica, sin entrar en el caso en particular, sino en términos generales.

¿Para qué sirve ese documento firmado ante escribano público? Spila indicó que “sirve para saber que el hecho ocurrió, da certeza al hecho, ya no se tienen que poner a discutir si ocurrió o no, si la persona estuvo o no estuvo, si la firma es auténtica o no lo es”.

¿Entonces es clave a la hora de las pruebas? “Sin dudas que sí. Y si el documento está hecho por un escribano, doy casi la certeza de que el profesional va a tomar todos los recaudos para que el contenido sea a derecho. Uno prevé lo mejor, pero esto no quita la mala fe de las partes”, explicó la profesional.

“El escribano da fe de la identidad, de la convergencia de voluntades, de que leyeron el contrato, de que estuvieron ahí presentes”, detalló.

Por su lado, la escribana Graciela Sgro, también consultada por este medio, aclaró que si el contrato no fue realizado por el profesional, no se certifica el contenido ni el cumplimiento, sino la autenticidad de las firmas.

Ante esto, Spila advirtió que más allá de esa circunstancia, el acto “debe ser lícito, ajustado a derecho”.

¿El contrato firmado ante escribano obliga a las partes a cumplir? “Sí. No puede decir yo no estuve, no escuché, pero uno no puede tomarle la mano y llevarlo para que cumpla”, apuntó Spila. “Para eso existe la tercera rama del derecho, el Poder Judicial. Cuando el derecho ya es controvertido, vamos al Poder Judicial, que es el que resuelve el litigio. Nosotros damos fe de la convergencia, no de la divergencia. Cuando se produce la divergencia, pasa al Poder Judicial”, describió la escribana.

¿Al escribano le cabe alguna responsabilidad ante el incumplimiento de las partes? “Ninguna, porque no estás en el acto volitivo del otro”, indicó Spila.

Anita Vega denunció a Matías Caffaratti en Tribunales – El caso está en manos del fiscal Atienza

Anita Vega es una de las que denunció públicamente haber sido estafada por Matías Omar Caffaratti.

Cuando decidió exponer el caso ante EL DIARIO, surgieron otros hechos similares, sobre varios de los cuales no se había presentado la denuncia en sede judicial.

Ayer, consultada por este medio, la villanovense Anita Vega reveló que radicó la denuncia en los Tribunales de Villa María, en la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno, a cargo de Gustavo Atienza.

Cabe destacar que este matutino buscó sin suerte la palabra de Caffaratti. Su perfil de Facebook fue cerrado, nunca atendió los llamados telefónicos y en su domilicio no pudimos encontrarlo.

En la primera nota, la de julio, habíamos evitado dar su nombre.

Print Friendly, PDF & Email