“Esto no es para poner palos en la rueda”

Navarro recibió a los trabajadores de Sepriv en el auditorio Eva Perón del Concejo Deliberante

Verónica Navarro recibió a integrantes de Sepriv – Los trabajadores solicitaron la reunión

La edil dijo que se  ofreció a mediar entre los trabajadores y los responsables de Sepriv y también a llevar el caso a la Auditoría General, con el fin de ayudar a preservar las fuentes de trabajo

La edil Verónica Navarro recibió ayer a un grupo de trabajadores de Sepriv, la empresa de seguridad privada registrada a nombre de Rosana Mariela Cacciavillani, esposa del excomisario Claudio Quiroga.

“Los recibí porque me pidieron una reunión a raíz de la situación laboral por la que están atravesando, para ver si los podía ayudar”, contó la edil ante EL DIARIO.

“La reunión fue muy fructífera, asistieron unas 12 personas de la empresa, en la que se desempeñan alrededor de 20, y pude conocer la real situación laboral que están viviendo, tanto la anterior, como la presente y la incertidumbre del futuro que tienen”, agregó.

“Son personas que trabajaban en negro, que empezaron a pedir su regularización por parte de la empresa, pero hoy por hoy no tienen certeza de su trabajo y eso los preocupa mucho. Entonces fueron para pedir ayuda y asesoramiento”, indicó.

“La ayuda que puedo ofrecer es tratar de intervenir o controlar que en el municipio se exija el cumplimiento de todos los requisitos para contratar a esa empresa. Puedo ayudarlos de esa manera, pero también me puse a disposición para intentar mediar con los responsables de la compañía”, afirmó la edil.

“Además, me ofrecí a llevarle el planteo a la auditora General, Alicia Peressutti, para entre todos intentar mediar en este conflicto con el objetivo de tratar de encontrar una salida para que estas personas no se queden sin su fuente laboral”, puntualizó.

“Pensamos generar acciones desde lo propositivo, siempre intentando preservar el trabajo porque en definitiva es beneficioso para la ciudad”, añadió.

 

En contra de nadie

“Me intereso en este tema porque esta empresa presta servicios de seguridad, entre otros, a la Municipalidad de Villa María. Como concejal puedo pedir información acerca de determinadas cuestiones que tienen que ver con la contratación, porque como funcionaria pública busco resguardar el control de la legalidad y el cumplimiento de las normas”, aseguró.

“En este caso, por lo que los trabajadores manifiestan, se estarían vulnerando sus derechos laborales por parte de la empresa, pero como el municipio es empleador de esa empresa -y para contratar sus servicios es necesario el cumplimiento de determinadas normas y habilitaciones para su prestación- si Sepriv dejara en situación de calle o incertidumbre a los trabajadores, el municipio podría llegar a ser considerado responsable solidario por esta situación, según los trabajadores”, afirmó Navarro.

“No quiero que esto se entienda como que es un impedimento para que el municipio contrate, ni estoy diciendo a quién no se tiene que contratar. No quiero que se lea que este trabajo es para poner palos en la rueda o para juzgar la labor que hace el Tribunal de Cuentas o alguna otra dependencia que tenga que realizar controles o efectuar las contrataciones, sino que como funcionarios públicos tenemos que resguardar el bien de los ciudadanos villamarienses considerando que uno de los clientes de Sepriv es la Municipalidad”, subrayó.

“Mi rol es ser concejal y escuchar a todos los ciudadanos que tengan un inconveniente o demanda y tratar de legislar sobre esa inquietud, esa es mi responsabilidad, y no que todo lo que hago o digo es en contra de alguien”, enfatizó.

“Estoy a favor de preservar la fuente de empleo, más en este momento difícil, son 18 familias que hoy están con una incertidumbre que no saben qué va a pasar, porque ya enviaron un telegrama de despido, por eso están pidiendo ayuda, acompañamiento y asesoramiento”, precisó la edil.

Finalmente, Navarro se refirió al cruce que tuvo con la tribuna de Cuentas de la oposición, Patricia Gómez, por la falta de controles, y aclaró que Caciavillani es proveedora de esta gestión municipal -no de la anterior- y que “los controles deben hacerse en los proveedores actuales”.

“Los controles no se hicieron porque si no la gente no estaría en negro, pero la polémica no suma para resolver los problemas de la gente, no es mi rol pelearme con los funcionarios ni cuestionar, pero tenemos una responsabilidad en esto y es bueno que ayudemos a esta gente para que no se quede sin trabajo”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email