Estrés calórico

Enfriamiento por duchas, una de las propuestas del especialista
Enfriamiento por duchas, una de las propuestas del especialista
Enfriamiento por duchas, una de las propuestas del especialista

El experto en manejo de calor en vacas lecheras, Israel Flamenbaum, estuvo en el Campus de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) brindando una conferencia. En el flamante Salón Auditorio explicó las ventajas productivas que implica facilitar a los animales un sistema de enfriamiento para combatir el estrés por calor y favorecer así la productividad.

El disertante, que trabajó durante más de 40 años en la temática en su país natal, Israel, explicó que las vacas de gran producción generan mucho calor. Esto no resulta un inconveniente en invierno, ya que lo disipan a través del propio ambiente. Sin embargo, al estar sometidas a altas temperaturas, las productoras ingieren menos cantidad de alimento para autorregularse, dando lugar a una merma en la cantidad de leche.

Por esto, y como primera indicación, Flamenbaum señaló que es un cuidado básico brindar sombra al animal para que no vuelva a absorber calor del ambiente tras recibir el tratamiento.

El experto presentó como el más efectivo un sistema de enfriamiento por duchas y ventilación forzada, que presenta las ventajas de ayudar a mejorar la producción, adaptándose a cualquier tamaño de establecimiento.

Flamenbaum, que proviene de una zona con veranos similares a los cordobeses, explicó que se trata de un sistema de gran efectividad y con bajo costo «que se paga en uno o dos años». Yendo a las cifras, indicó que utilizando estas herramientas que permiten que la vaca disipe las altas temperaturas de su cuerpo, se puede incrementar la producción en un cinco o diez por ciento, con una rentabilidad que va de los 100 a los 300 dólares más por animal.

Consultado sobre las características que debe tener una explotación tambera para poder contar con estos sistemas de enfriamiento, fue categórico al afirmar que son viables en establecimientos de cualquier tamaño.

«Las duchas se pueden dar en el corral de espera antes del ordeñe o en la pista de comida», ejemplificó, y los túneles de enfriamiento se adaptan en tamaño y cantidad de ventiladores a la magnitud del rodeo.

El evento, organizado por el Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas de la UNVM, el INTA y la firma Nutrefeed, congregó a una importante cantidad de profesionales de la Agronomía y de la Medicina Veterinaria, además de alumnos de ambas carreras de la casa de altos estudios.

 

Print Friendly, PDF & Email