Etruria ganó de nuevo, pero la corona es de Villa Nueva

Rocío Acosta se quedó con el título de soberana regional mientras que Etruria arrasó con el primer puesto en comparsa y batucada, como desde hace tres años. Después del paso de 10 comparsas, se entregaron los premios regionales de cada categoría

Rocío Acosta fue elegida entre ocho candidatas que aspiraban al título regional del reinado de Carnavales  anteanoche. El año pasado, la joven había sido coronada como reina local
Rocío Acosta fue elegida entre ocho candidatas que aspiraban al título regional del reinado de Carnavales anteanoche. El año pasado, la joven había sido coronada como reina local

Con un público que triplicó el presente en la primera noche de la trigésima edición de los Carnavales Gigantes, la segunda jornada estuvo marcada por la presencia regional. Este año, llegaron cinco comparsas de distintas localidades del interior provincial para competir por los premios regionales.

Sin embargo, en la noche del sábado también hubo dos invitados especiales que llegaron, una desde esta misma provincia y la otra desde Santa Fe.

Una vez que se dio la bienvenida oficial de apertura para la jornada más convocante -con un show de “pirotecnia fría” incluido-los primeros en hacer su pasada por la Carranza fueron los participantes de otras ciudades que mostraron, al público y al jurado, su baile y ritmo para que sean evaluados. Así, desfilaron por la avenida las comparsas de Bell Ville, Villa Carlos Paz, Las Perdices, Etruria y General Deheza. Para conocer a los ganadores, tuvieron que esperar hasta el final de la noche, que se dio por terminada pasadas las 4 de la madrugada.

 

La comparsa  y batucada de Etruria se llevó por tercer año consecutivo los primeros puestos en las categorías principales. Las Perdices, se quedó con el segundo puesto
La comparsa y batucada de Etruria se llevó por tercer año consecutivo los primeros puestos en las categorías principales. Las Perdices, se quedó con el segundo puesto

Las novedades para la edición aniversario

Así como durante el viernes se presentó la comparsa Mangueira, de Sunchales, en la noche del sábado llegó desde Santo Tomé la comparsa Emperatriz, con un show que incluyó bailarines, batucada y un camión que, con altavoces, fue alentando al público para que no se apague la chispa de alegría en la jornada carnestolenda.

Emperatriz fue la última comparsa en pasar, después que finalizara la etapa competitiva de los barrios villanovenses.

Asimismo, ya horas antes el público pudo disfrutar de un show que deslumbró: las bastoneras de Cosquín. Habilísimas, demostraron su destreza en el manejo de los bastones al ritmo de canciones, tanto instrumentales como de música pop. La novedad es que los bastones tenían, en cada extremo, luces led de colores, por lo cual el espectáculo se veía mucho más atractivo.

 

La comparsa Emperatriz fue invitada especialmente para participar en la noche del sábado. Con batucada, bailarines y un camión con altavoces, deleitaron al público presente
La comparsa Emperatriz fue invitada especialmente para participar en la noche del sábado. Con batucada, bailarines y un camión con altavoces, deleitaron al público presente

Los ganadores de la noche

Al finalizar, y antes de la actuación de la banda local “El Inicio” -que ya había subido al escenario en el comienzo de la jornada- se entregaron los premios en categorías de competencia regional.

La comparsa que llegó desde Etruria reivindicó su puesto, logrando quedarse con ese primer premio por tercer año consecutivo. Lo mismo ocurrió con su batucada.

En tanto, Las Perdices logró llevarse el segundo puesto, también en ambas categorías.

Más allá de los ganadores, se dieron menciones especiales a todas las comparsas participantes, también a las bastoneras y a Emperatriz, que no competían por los premios a nivel región.

 

Frossasco se animó al baile, invitado por las bailarinas de Los Olmos. Graglia y varios funcionarios municipales también se sumaron a “tirar unos pasos”
Frossasco se animó al baile, invitado por las bailarinas de Los Olmos. Graglia y varios funcionarios municipales también se sumaron a “tirar unos pasos”

Una soberana local que ahora es regional

A un día de entregar su corona como Reina de Carnavales -fue consagrada el año pasado- la joven Rocío Acosta fue nombrada como Reina Regional, un título al que se presentaron ocho candidatas de distintas ciudades cordobesas.

Antes de ser coronada Acosta, el jurado encargado de elegir a la nueva soberana, nombró como Miss Simpatía a Casandra Rodríguez, de Cosquín; Jennifer Carbajal, de Etruria, como Segunda Princesa, y a Romina Gauna, de Córdoba capital como Primera Princesa.

Al cierre de esta edición, se esperaba el resultado del jurado en cuanto a la nueva Reina local de los Carnavales Gigantes. Entre Rocío Royero (La Floresta), Camila Toriano (Sarmiento), Marianella Cañas (Los Olmos) y Sabrina Santi (San Antonio) se disputaba la corona para encontrarle una nueva dueña.

Asimismo, luego de la elección de la soberana, estaba prevista la premiación de comparsas y batucadas locales, que se repartirán entre los cuatro barrios participantes.

Además, como todos los años, estaban preparadas las menciones especiales que se otorgan a, por ejemplo, mejor pasista adulto e infantil, mejor traje, mejor pancarta, a los bailarines destacados, tanto chicos como grandes, hombres y mujeres.

En 2015, el primer puesto en comparsa se quedó en manos de Los Olmos, mientras que San Antonio se llevó el primero por el ritmo de su batucada.

 

“Esta fiesta ya no es sólo de la ciudad”

Poco antes del comienzo de la segunda jornada de Carnavales, llegó el exintendente Marcelo Frossasco al sector donde se ubicaron las autoridades invitadas al evento. Frossasco, un hombre clave del Gobierno provincial en este Departamento, comentó: “Siempre que pude, he venido al Carnaval. Si se valoraran las horas-hombre que se dedican desde los barrios, la entrada sería muy difícil de pagar. Esto es una fiesta popular, ya no sólo de Villa Nueva sino de toda la región. Y hay que agradecer a los centros vecinales que ponen tanto esfuerzo, no sólo ahora, también lo pusieron en épocas difíciles de país, y siempre los Carnavales se mantuvieron en pie”.

Acerca de su relación con el actual Gobierno municipal, Frossasco aseguró: “Siempre quise tener una buena relación. Nací, vivo y seguramente voy a pasar mucho tiempo más en esta ciudad. Estoy a disposición siempre para trabajar en ideas y proyectos”.

Más tarde, se saludaron con Natalio Graglia y hasta se animó a bailar con las chicas de la comparsa “Capricho de los dioses”, de barrio Los Olmos.

 

El cuidado del medio ambiente, a marzo

­­No todo fue brillo y alegría en las noches del carnaval villanovense. Por una parte, la basura. En varios puntos de la avenida Carranza, sobre todo en la intersección con otras calles -como Comercio o Italia- se pudo observar montones de residuos arrojados en calles y veredas: tarros de espuma loca, bolsas, vasos y jarras plásticas, servilletas, de papel. El detalle es que no hubo contenedores para tirar residuos y tampoco personal que mantenga limpio el sector durante el transcurso de la fiesta. Sí hubo limpieza de la zona en las horas siguientes a la finalización de cada jornada.

 

Con poco lugar para estacionar

La cuestión del tránsito también fue motivo de queja y reclamo de los asistentes. El tránsito vehicular estuvo complicado, aun cuando había agentes de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana controlando el paso de autos y motos. En especial, como la Belgrano o Lima, que se vieron por momentos “atascadas” por las calles colindantes que permanecían cortadas, sin permitir el paso.

Por otra parte, el estacionamiento es algo que cada año falta. En un espacio amplio ubicado en la esquina de Lima y Carranza, se podía estacionar, al igual que en el playón de la estación de servicio Oil, pero abonando 10 pesos.

 

Print Friendly, PDF & Email